Emprendedores-Pymes

Vibbo: "El producto usado se percibe como un bien de peor calidad"

  • Telefonía móvil y artículos de hogar, lo más demandado en el portal
Enrique Collado, director general de Vibbo. Imagen de Nacho Martín

La evolución natural de muchas empresas obliga a cambiar de formato: de la oficina a la web y, de ahí, al móvil. Sin embargo, las estrategias digitales van mucho más allá en algunos casos, e incluso supone modificar el nombre de la compañía para adaptarlo al mercado.

Este es el caso de vibbo, nombre con el que Schibsted Spain -propietaria de los portales InfoJobs, Fotocasa, coches.net y Milanuncios- sustituye al famoso portal de anuncios clasificados Segundamano.es. Ahora, el encargado de liderar este cambio de imagen es Enrique Collado.

En noviembre de 2015, 'Segundamano.es' pasó a llamarse vibbo, ¿a qué se debe este cambio?

Segundamano.es es una marca a la que debemos mucho, pero tiene unas asociaciones muy fuertes a las categorías tradicionales de compra-venta motor e inmobiliaria. Cuando nacen los clasificados en Internet aparececen nuevas tipologías. Así, al cambiar a la marca vibbo apostamos por reforzar otras categorías y por asociaciones más emocionales.

En su nuevo cargo como director general, uno de sus retos es posicionar la nueva marca...

En España existe todavía un crecimiento importante, ya que estamos algo por detrás en este tipo de comercio entre particulares.

¿Por qué está más atrasado el mercado de segunda mano en España?

Más que atrasados, en nuestro país lo que ocurre es que se tiene una percepción de peor calidad de los productos usados, que no se corresponde con la realidad. Es necesario trabajar en un cambio cultural, en el cual se pierda ese matiz del producto usado y se vea más como una compra inteligente.

Esa percepción de producto de baja calidad, ¿puede estar relacionada con posibles fraudes?

No. En Internet se tienen que tomar las mismas precauciones que en la vida real. Algo curioso de este mercado es que la gente que lo prueba se engancha y le gusta, pero cuesta romper esa barrera.

Por otro lado, la competencia está creciendo de forma rápida gracias a Internet y al soporte móvil...

Los competidores están apostando por las apps, pero nuestro tráfico móvil va más allá de las aplicaciones. Además, la variedad de los productos es otro de nuestros elementos diferenciadores. Asimismo, la seguridad es importante en vibbo, ya que trabajamos para que la primera experiencia del usuario sea positiva. Así, todos los anuncios publicados pasan un filtro tecnológico y luego uno humano.

Sin embargo, el perfil de compradores y vendedores es más jóven dentro del sector...

En vibbo, más que cambiar de perfil lo que hacemos es ampliarlo. Ahora tenemos categorías donde tradicionalmente somos fuertes y también nos estamos abriendo más a un usuario de edad media. Se trata de que la comunicación acompañe a la realidad, y no al revés.

En la actualidad, ¿cuántos usuarios alberga el portal?

Tenemos 10 millones de usuarios únicos al mes, lo que se traduce en un 30 o 40 por ciento de la población de Internet de España. De ahí, que exista todavía un margen de crecimiento. En 2015, se vendieron objetos de segunda mano entre particulares por valor de 930 millones de euros.

En este sentido, ¿les ha favorecido la crisis?

No nos ha beneficiado, pero ha ayudado al cambio de percepción de las personas y a eliminar la connotación negativa.

¿Qué productos son los más demandados?

Las categorías más potentes son telefonía móvil, artículos del hogar y otros elementos de electrónica, como televisiones o electrodomésticos. No obstante, vemos una tendencia de desarrollo en la categoría moda. Asimismo, cabe destacar que seis de cada diez productos se están vendiendo en menos de siete días, lo que es buen indicador de la calidad de los artículos.

¿Cuál es el gasto medio?

De media, los españoles nos gastamos 165 euros en la compra de objetos de segunda mano.

En cuanto a las previsiones de crecimiento, ¿qué cifras barajan?

En vibbo tenemos 3 millones de anuncios activos, en Francia son 27 millones. Por ello, calculamos que podemos multiplicar por cinco o por seis el crecimiento de la web. Al final, nuestro objetivo es facilitar las transacciones entre comprador y vendedor.

La compañía pasó del formato web a la app, ¿qué es lo próximo que veremos?

No tengo una bola de cristal, pero al final se trata de facilitar el acceso a la información que el usuario desea, independientemente de donde esté y del formato que use.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

lumbreras
A Favor
En Contra

Publireportaje de un director general que llega tardisimo a un negocio que se lo ha comido Wallapop. Menudo lumbreras

Puntuación 4
#1