Emprendedores-Pymes

Diez consejos para sacar el máximo partido a su negocio en verano

  • La época estival puede servir para cambiar el color del negocio

Aunque agosto quiere decir vacaciones para casi todos, esto no significa que por ello se deje de consumir. El cambio de actitud que trae el verano supone un momento perfecto para darle un aire nuevo a nuestra estrategia de negocio y a nuestro local.

1. La imagen de marca

El verano puede ser una buena época para meditar acerca de la percepción que tiene el cliente de su negocio. Para ello existen agencias de comunicación que estudian qué características deben destacarse a través de su marca y las necesidades que presenta su público. En este sentido, la agencia Pravda se preocupa también por aspectos como pueden ser el logo o la imagen gráfica de su empresa.

2. Medio ambiente

Los planes veraniegos traen consigo actividades que implican contacto con la naturaleza, lo cual hace reflexionar acerca de la importancia que el medio ambiente tiene también en los negocios. En este sentido, la Unión Europea inició el Green Action Plan con la intención de fomentar la actividad sostenible en las pymes. En el Flashbarometer 381 de la UE se recoge que "más de dos tercios de las pymes que han invertido en el uso eficiente de recursos están satisfechas con su rendimiento, en concreto, un 68% de ellas".

3. A domicilio

En verano, esta solución ha llegado pisando fuerte. Según la fundación Fifede en su Prospectiva de Diseño de Ocupaciones y Perfiles en Sectores Emergentes, este sector abarca actividades como la limpieza o la comida a domicilio, el cual según esta organización, tiene un alto potencial de creación de empleo en zonas de costa, como las Islas Canarias.

4. Atención al cliente

En un negocio, la atención y el servicio al cliente no deben descuidarse. Los meses estivales acarrean casi siempre una reducción de sus empleados y como consecuencia, atender todos los aspectos del negocio con menos personal dificulta la eficiencia. Sin embargo, las llamadas telefónicas de clientes potenciales, emails y la atención a la página web deben ser asuntos que hay que priorizar, ya que relegarlos a un segundo plano puede suponer la pérdida de compradores y con ello, una bajada de las ventas. Como demuestra un estudio llevado a cabo por Sarenza, una tienda online de calzado, la mitad de los consumidores europeos aprovechan la época de rebajas para comprar a través de Internet, dato que resalta la importancia de seguir vivos en la Red durante el verano.

5. Dele color

Nunca hubiera pensado cuánto puede hacer el color por su empresa, hasta ahora. Dependiendo del negocio y acorde con sus características, debe valorar si utilizar un color más claro, uno más agresivo, otro que rezume vitalidad, etc. Le damos algunas pistas extraídas de un estudio de Jack Fleitman, Color en la publicidad, para explotar al máximo las posibilidades de su local: los colores como el naranja o el rojo transmiten acción, energía, optimismo y estimulan el apetito; son de los más usados. Por otra parte, si prefiere utilizar colores más claros, como el azul o el verde, su cliente o trabajador se sentirá embriagado por una atmósfera de confidencia y reposo.

6. Explota los sentidos

"Cuantos más sentidos puedan recibir los impactos de una marca, más completa es esa experiencia", expone Nancy Villanueva, directora general de Interbrand España -consultora de marcas líder-. Captamos todo lo que nos rodea a través de los sentidos, y de ésto se puede sacar partido en el mundo empresarial. Villanueva introduce los conceptos de sonic branding y aroma branding: la música o el olor que emita su local pueden resultar un gancho para captar y fidelizar clientes, así como para que sus trabajadores estén más a gusto.

7. Área de descanso

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo hace una mención sobre "la necesaria interrelación del descanso con la creatividad, en una sociedad en la que el tiempo para el análisis crítico de lo que hacemos y de lo que podríamos hacer es mínimo". Las jornadas laborales son largas y en verano lo parecen aún más, por ello el descanso no es sólo imprescindible sino también recomendable, ya que fomenta y acrecenta la creatividad entre los trabajadores.

8. 'Speak it'

Vivimos en un mundo globalizado y, por lo tanto, el idioma no tendría que ser ningún problema para comunicarse. El conocimiento del inglés ya casi se da por hecho a la hora de contratar a alguien y cada vez más la gente se apremia a añadir a sus currículos el francés, el alemán, etc. Hay que invertir en idiomas, sobre todo en verano, cuando nuestro país se ve invadido por oleadas de turistas que agradecen que al entrar a un local se les atienda en su lengua materna. Este verano, contar con empleados políglotas constituirá una inversión.

9. Reclamos económicos

No es ningún secreto que entre el chiringuito, la playa, la gasolina y los viajes, el sueldo parece que se esfuma. Ofrecer descuentos, ofertas especiales en productos clave o suculentas promociones pondrán a su negocio en el punto de mira. Según Víctor Molero Ayala y María Puelles Gallo, profesores de Marketing y pertenecientes al Departamento de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad Complutense de Madrid, "las rebajas están entre estas estrategias de comercialización, con las que los comercios se dirigen a los consumidores para conseguir una respuesta favorable a la oferta. Otras estrategias son la liquidación, promoción y saldos".

10. Jornadas para empleados

Actividades como pueden ser un partido de fútbol, una sesión de cine al aire libre o una cena de empresa informal pueden contribuir a favorecer las relaciones entre trabajadores, algo que repercutirá en el ámbito y modo de trabajo. Según Prodeporte, compañía especializada en organizar planes deportivos para empresas, estas actividades desarrollan un sentido de compañerismo que repercute en el clima laboral y por tanto, en su productividad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud