Emprendedores-Pymes

Redes sociales: fuente de oportunidades que las empresas aún no saben explotar

  • Hay quien emplea estar herramientas para mantener conversaciones privadas
  • Las empresas prefieren a aquellos que son activos en el mundo digital

El mundo es un pañuelo. Eso debió pensar el escritor húngaro, Frigyes Kartinthy, cuando en su cuento Chains propuso el germen de la teoría de los Seis Grados de Separación, mediante la cual afirmaba que cualquier persona del planeta está conectada a otra a través de una cadena de conocidos de no más de cinco eslabones o puntos de unión. Según esta teoría, sólo seis niveles nos separan de cualquier persona del planeta. Seis pasos. Seis grados.

Actualmente, y con el enorme desarrollo de las redes sociales, esta teoría quizá se ha quedado obsoleta, ya que estas herramientas permiten estar conectados con miles de personas en el mundo y son una potente arma de comunicación que cada día utiliza más y más gente.

Según el informe anual de 2014 de IAB Spain Research, la corporación representante y promotora del sector de la publicidad y el marketing digital en España, en 2013, el 79% de la población utilizaba las redes sociales habitualmente, un dato que ha ido creciendo de forma espectacular ya que en el año 2009 sólo lo hacía el 51%, siendo en mayor proporción estos usuarios gente joven o público femenino. Sin embargo, según este documento, los actuales usuarios de redes sociales las suelen utilizar como simples espectadores, para intercambiar mensajes privados o para chatear.

Sacar partido

Un uso primario mediante el cual no se saca todo el partido posible a estas herramientas. Según el experto en comunicación digital, Juan Merodio, "cada vez estamos aprendiendo a manejar mejor estas herramientas pero como todo se trata de algo nuevo y necesitamos un proceso de aprendizaje que se basa en la prueba y el error. Tenemos que ir equivocándonos para ir dándonos cuenta del mejor uso que se puede dar a las redes".

Pero, ¿qué se necesita para crear contenidos que ejerzan influencia y generen beneficios en el ámbito empresarial?

1. Conocer las utilidades

No todas las herramientas de comunicación aportan la misma información, ni están destinadas al mismo público. Como explica Juan Merodio, las redes sociales pueden ofrecer multitud de oportunidades: "Desde buscar empleo, trabajar la marca personal como profesional, hacer nuevos contactos de negocios, clientes?" Tal y como muestra la infografía de la pirámide de Maslow, cada una de las herramientas digitales cumple una serie de necesidades básicas de los seres humanos. Por ello, para estar en contacto con amigos, lo más recomendable es utilizar Facebook o Tuenti, si se desea información, Twitter; para buscar trabajo, Linkedin o si se pretende crear contenidos propios, Wordpress o Blogging. Además, hay que recordar que cada herramienta requiere un estilo de lenguaje diferente. Por ejemplo en Facebook es más coloquial que en Twitter, donde se debe cuidar la expresión.

2. Crear una comunidad

Una vez elegida la red social que más nos conviene, es importante crear un círculo de interés propio relacionado con los gustos, aficiones o con la propia profesión de cada uno para así poder hacer un filtro de la información que queremos conocer. En Twitter, por ejemplo esto se puede crear a través de listas en las que se pueden incluir a personas o empresas con las que se desee estar en contacto. Esto también se puede llevar a la práctica en Facebook o Linkedin. Una tarea que es especialmente importante en esta última ya que pone en contacto directo a las empresas con los usuarios.

3. Generar interés

Pero no sólo es relevante elegir qué información queremos conocer, también hay que tener en cuenta la importancia de generar contenido que susciten el interés de los propios seguidores o incluso de las empresas, que pueden observar estas herramientas para evaluar a los candidatos en un proceso de selección. Una buena opción es publicar contenidos propios que demuestren nuestros conocimientos, aunque hay que tener cuidado con lo que se publica, como Juan Merodio explica: "Las redes sociales deben utilizarse con sentido común, siempre digo que es como una plaza de un pueblo, ¿a que nunca dirías ciertas cosas en público en esta plaza? Entonces, ¿por qué lo hacemos en las redes sociales?"

4. También en el mercado laboral

Además, a día de hoy, las redes sociales están muy presentes en el mercado laboral. Por eso, como explicaba Merodio, es necesario utilizarlas con sentido común. También es importante ser activos en las redes sociales para que aumenten nuestras posibilidades de ser contratados. Según el Estudio Infoempleo y Adecco sobre redes sociales y mercado de trabajo, el 64% de los profesionales de recursos humanos en España considera que un candidato activo en redes sociales tiene más oportunidades laborales. De hecho, en 2013, seis de cada diez empresas, es decir un 57%, utilizaron este medio para reclutar candidatos, cifra que nos hace vislumbrar la influencia de estas herramientas en el el mercado de trabajo.

El mundo de la comunicación cambia a pasos agigantados, y el continuo desarrollo de las redes sociales es una buena prueba de ello. En la actualidad, la amplia variedad de estas nos obliga a conocer bien su funcionamiento y beneficios. Usarlas de manera correcta se ha convertido, por tanto, en una necesidad que no debemos obviar si queremos sacar su máximo partido.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

san fermin
A Favor
En Contra

El caso es calentar la olla. Las RRSS son un bluff y para las empresas no sirve de nada. ¿Hay qu eestar?, pues depende de la actividad de la empresa, pero a priori una empresa consolidada no tiene ningún sentido estar en RRSS.

Puntuación -4
#1
vayaarticulo
A Favor
En Contra

COmo gowex no?

-HOY ES VIERNES Y ME VOY A CORRER (JENARO DIXIT)

Puntuación 1
#2
ccc
A Favor
En Contra

Lo que dice el artículo es viejo. Y muchas empresas se han metido la hostia en la red, porque salvo determinados ámbitos muy concretos y ya explotados, la inmensa mayoría de la gente que se mete en la red, NO GASTA UN DURO, se limita a hacer click y a husmear, leer, indagar, merodear, PERO NO GASTAN UN CÉNTIMO. Salvo determinadas empresas, determinados mercados muy determinados, la red tiene una función publicitaria, mucho click, mucho visitar sitios, pero poco movimiento de dinero. Y repito: las hostias empresariales en red han sido de meter miedo. La mayoría de empresas serias ya están escamadas hacerse ilusiones y luego llevarse un palo.

Puntuación -2
#3