Emprendedores-Pymes

Cuatro razones para que las pymes externalicen servicios

  • La externalización permite controlar y reducir los costes
Foto: archivo

Generar una excelente experiencia de cliente mara una sólida diferencia para las empresas, contribuyendo a fortalecer la fidelidad de los consumidores, y al mismo mejorando su retención y las ventas, en un mercado cada vez más competitivo, según señala Transcom, expertos en atención al cliente.

En este sentido, Gartner ha publicado un informe sobre los 30 principales países a la hora de proporcionar servicios offshore a las empresas, y España figura en el puesto 13. En un año marcado por la confirmación del crecimiento de la externalización de servicios, Transcom destaca cuatro ventajas de las que se pueden beneficiar las compañías que recurren a este sistema.

1. Control y reducción de costes

Recurrir a los servicios externos (o outsourcing, en inglés) es uno de los principales caminos para sortear la crisis y controlar los costes. Un estudio reciente de KPMG indica que el 87% de los responsables se plantea recurrir al outsourcing, esperando así conseguir una reducción de los costes operacionales. Con una asignación más racional y eficiente de los recursos, el ahorro puede ser significativo. Apostar por los servicios externos permite movilizar buena parte de los costes fijos y variables, y permite compartir el riesgo con la empresa subcontratada.

2. Optimiza la gestión de tiempo

Una gestión eficiente del tiempo y los recursos en una empresa es sinónimo de beneficios. El recurso de la externalización no solo asegura un mejor control del rendimiento, sino también una mayor flexibilidad para adaptarse a los flujos de trabajo y nuevos procesos abiertos. De esta manera, el equipo directivo se libera de tareas menores y se puede centrar en la actividad principal de su negocio.

3. Mejor experiencia de cliente

La externalización funciona como una extensión de la propia empresa, y permiten la posibilidad de disponer de expertos y especialistas totalmente centrados en las actividades requeridas, garantizando mejores resultados. Además, facilita el acceso a tecnologías muy especializadas, y la entrada a mercados y nuevas industrias que de otra forma sería muy costosas para las compañías. Asimismo, se traduce en un incremento de la productividad.

4. Satisfacción del cliente

El estudio de KPMG asegura que el 81% de las empresas indican la flexibilidad como una de las principales razones para recurrir al outsourcing. La prestación de un servicio especializado, realizado por expertos, libera a la estructura directiva de las empresas, y de esta manera pueden centrarse en como ofrecer la mejor experiencia al cliente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Usuario validado en elEconomista.es
Obis
A Favor
En Contra

¿Y por qué no se dicen los peligros? La externalización muchas veces implica peor servicio, o menos controlado por la empresa, con lo cual se suele dar mala imagen al cliente. Y lo de reducción de costes, no siempre es así. Además, no me creo que el cliente de una empresa de saltos de alegría cuando detecte que los servicios que se le están prestando (y por los que contrató a la empresa), estén siendo prestados por un tercero externalizado. A mi en principio no me haría gracia. Y por último, la externalización, NO, NO FUNCIONA COMO UNA EXTENSIÓN DE LA PROPIA EMPRESA.

Puntuación 1
#1