Empleo

"La cultura del presentismo y los horarios irracionales hacen inviable la conciliación"

  • "La conciliación sale a cuenta, está demostrado", asegura Carmen Plaza
Imagen de Thinkstock.

La directora general de Igualdad de Oportunidades y directora asimismo del Instituto de la Mujer, Carmen Plaza, considera que la extendida "cultura del presentismo y los horarios absolutamente irracionales" de trabajo son las principales trabas para alcanzar en España la conciliación de la vida personal y la familiar.

En una entrevista con Europa Press, Plaza se explicaba así en ciernes de la conmemoración, el 8 de marzo, del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, para apuntar que son "varias las cuestiones que hay que abordar pero que es complicado" de cara a conseguir que todos los ciudadanos y no sólo las mujeres, puedan conciliar vida y trabajo.

"Una de ellas es la cultura del presentismo, donde parece que la implicación de una persona se mide por las horas que está en la oficina y no por los resultados que obtiene para la empresa. Eso incide en que los horarios en este país acaben siendo absolutamente irracionales, sobre todo comparados con países de nuestro entorno, y eso dificulta notablemente la conciliación", ha señalado.

Plaza destaca la importancia de apostar por modelos "donde se fomente la conciliación tanto de mujeres como de hombres" porque repercuten "en beneficio de toda la sociedad", en ellas por "sus especiales dificultades para conciliar, ya que dedican prácticamente el doble que los hombres a tareas domésticas y de cuidados y para ellos, "porque les permite disfrutar del hogar y compartir responsabilidades con el cuidado de las personas".

Preguntada por la conveniencia o no de ampliar los permisos parentales para equiparar los de padres y madres, Plaza ha apuntado que si bien "son una forma de ir fomentando la corresponsabilidad", no es la prioridad porque "lo primero que hay que hacer es tener un empleo que conciliar con la vida familiar". "En la situación de crisis dramática, la prioridad es reequilibrar lo que es la situación económica del país, que es el primer paso para tener empleo. Tenerlo, es el primer paso para conciliar", ha añadido.

Mientras ese momento llega, apuesta por trabajar por cambiar la "filosofía empresarial que no valora el talento y lo que aporta una persona con independencia del sexo y de determinadas condiciones y que no facilita la conciliación" por otra que apueste por "la gestión del talento y la diversidad". "La conciliación sale a cuenta, está demostrado que lo que hace es incrementar o favorecer el compromiso de las personas que trabajan para esa empresa", asegura.

Igualdad en el desempleo

La directora del Instituto de la Mujer considera que "una cuestión que es fundamental para avanzar en la igualdad real entre mujeres y hombres es tener igualdad real en el acceso, las condiciones y la permanencia en el empleo", ya que en la incorporación de las mujeres al mercado laboral, pese al incremento del paro o la destrucción de más de 900.000 puestos de trabajo durante la crisis, "la evolución natural de la sociedad española es que se vaya incrementando la tasa de ocupación" femenina.

"Cada vez es más impensable para cualquier niña o adolescente no desarrollar una faceta laboral. Esto tiene su fundamento en todos los logros que hemos alcanzado en materia de igualdad desde la Constitución española. No hay marcha atrás", ha asegurado.

Según explica, "la crisis lamentablemente ha igualado" a mujeres y hombres en uno de los aspectos del empleo: el paro. "Ciertamente la tasa de paro femenina se sigue situando ligeramente por encima, pero en 2005 era del 12,16 frente a una tasa masculina del 7,4%. El INE sitúa la tasa de paro de hombres en un 25,79% y la de paro de la mujer en un 27,02%. Se ha acortado muchísimo", ha señalado.

Persiste la brecha salarial

Otro de los 'frentes abiertos' en la consecución de la igualdad real y efectiva es la erradicación de la brecha salarial, fijada actualmente en 16,3% por hora trabajada. "Estamos un poco en la media de la UE, no es ningún consuelo, pero es un tema complicado y persistente que se da en todo el mundo", apunta la directora del Instituto de la Mujer.

Plaza destaca que se trata de "un fenómeno muy complejo en el que incide no sólo el factor de discriminación salarial, que está prohibida por ley y que se persigue de una forma muy activa, sino que hay otros elementos que entran en juego como por ejemplo la segregación horizontal y la segregación vertical del mercado de trabajo", que hacen que sectores feminizados estén peor remunerados que sectores masculinizados aunque ambos desarrollen un trabajo de igual valor.

"La brecha salarial se combate con sensibilización, con conocimiento del fenómeno y con educación, para que no haya prejuicios a la hora de elegir itinerarios formativos, que no siga habiendo menos del 30% de mujeres que hacen ingenierías o arquitectura, por ejemplo. Hay que facilitar que desde pequeños, niños y niñas desplieguen todo su potencial y cultivar sus mejores habilidades y que los límites sean los que se pongan ellos", explica la responsable de igualdad.

Estas son algunas de las cuestiones a las que persigue poner coto el Plan Estratégico de Igualdad 2014/2016 aprobado este viernes en el Consejo de Ministros y que, conforme señala Plaza, establece los mecanismos para "fortalecer el cumplimiento de la Ley de Igualdad" con "planes específicos que apuntan a problemas concretos y especialmente graves afinando aún más la batería de medidas y fórmulas de coordinación que sean pertinentes".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

sara
A Favor
En Contra

Ayer vi una tienda de frutería en Madrid con el siguiente horario "De 10 a 3 y de 6 a 9". En España todo se hace tarde, el fútbol a las 10 de la noche, cenar a las 10, cerrar las tiendas a las 10, las películas de tv a las 10. La víspera de reyes los comercios cierran a las 12 de la noche. Increible.

Puntuación 2
#1