Empleo

La desconexión digital es un 12% menor tras la pandemia

  • El 40% de los empleados pide que se regule el derecho a no atender llamadas fuera del horario
Madrid

Muchos trabajadores no son capaces de dejar de lado sus funciones laborales tras completar su horario o en vacaciones y el modelo de teletrabajo ha incrementado esta tendencia.

La pandemia de la Covid-19 y el confinamiento convirtieron el hogar de muchos trabajadores en su nueva oficina, lo cual tuvo ventajas a la hora de ahorrar tiempo en transporte o ganar comodidad. Sin embargo, también ha multiplicado las cifras de personas que se ven incapaces de desconectar de los asuntos profesionales una vez concluida su jornada.

Concretamente, según el último Informe sobre Desconexión Digital de InfoJobs, el 75% de los encuestados no dejan completamente sus funciones fuera de su horario, puesto que siguen respondiendo llamadas o emails. Se trata de una cifra que puede parecer alarmante, pero es de destacar que se ha producido una mejora respecto al año anterior, cuando el porcentaje ascendía al 82%. Aun así, seguimos lejos de los datos prepandémicos, que en 2020 eran del 63%, y mucho más de los recomendados según las buenas prácticas.

Asimismo, en función a lo registrado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los españoles dedican de media 1.700 horas al trabajo, una cantidad muy superior a las cifras del resto de países de Europa.

"La desconexión digital del mundo laboral, pese a que ha mejorado un poco respecto al año pasado, sigue alcanzando niveles preocupantes en nuestro país", declaró Mónica Pérez, directora de Comunicación y Estudios de InfoJobs. "Debemos empezar a concebir la desconexión como un derecho y, las empresas que se preocupen por la salud de sus empleados, deben tratarlo como un factor importante a tener en cuenta. Más allá de la implementación de medidas como un control horario más estricto o un sistema de guardias remuneradas, las compañías han de fomentar la formación y concienciación de los empleados para construir organizaciones más productivas que favorezcan el bienestar ya que, desconectar laboralmente, no solo repercute directamente en la salud y el bienestar del trabajador, sino que también implica una mayor productividad y una mejora del ambiente", añadió.

Efectivamente, la desconexión digital es un derecho de los trabajadores, tal y como se recoge en el artículo 88 de la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD), en el artículo 18 de la Ley 10/2021 de teletrabajo y trabajo a distancia y en la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público.

Regulación de los horarios

En el mismo informe, se mencionan algunas de las medidas que los encuestados percibían como de utilidad para promover la separación entre el entorno personal y el relacionado con el empleo.

Una de las más mencionadas, en concreto con un 40% de popularidad, fue la de regular por convenio el derecho a no atender llamadas laborales ni correos electrónicos.

Otras propuestas señaladas fueron, por el 30%, la creación de un sistema de guardias con remuneración en época de vacaciones y fines de semana y, por el 28%, la de establecer un control horario más estricto que, en caso de tener que ampliarse o de que sea necesario interrumpir el tiempo de descanso, se considere como horas extra.

Es de destacar que, a pesar de todo, la flexibilidad horaria es uno de los aspectos más valorados por los trabajadores españoles, según un estudio realizado por la consultora Crecimiento Sustentante, puesto que facilita la conciliación entre la vida laboral y la personal. En datos, según la investigación de Expectativas Laborales de empleados y empresas 2022 de Enred y BTS, el 76% de los empleados reclama una mayor flexibilidad horaria para favorecer la conciliación y mejorar el compromiso con la empresa. Asimismo, los empleados valoran un modelo de híbrido que combine teletrabajo y presencialidad. El informe arrojó que nueve de cada diez empleados prefieren trabajar en remoto. De estos, el 36% se decanta por la modalidad híbrida al 50% y hasta un 30% se inclinan por mantenerlo toda la semana.

"La flexibilidad horaria responde a la confianza depositada por las empresas para que el empleado trabaje en remoto, pudiendo compaginar ciertas responsabilidades personales, como llevar a sus hijos al colegio, y que decida en el modelo de trabajo híbrido sin imposiciones cuáles son los días que trabaja de manera presencial en la oficina", apuntó Manuel Asla, director de Marketing y Producto de Edenred España.

Sin embargo, para que estas medidas realmente sirvan para la conciliación, los propios trabajadores deben establecer límites y confiar en la efectividad de las leyes para proteger su derecho a la desconexión digital.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin