Editoriales

Editorial: Un buque de guerra para salvar a Navantia

Balón de oxígeno para Navantia. El Gobierno ha encargado a la naviera la construcción de un barco de guerra por 350 millones. Tal y como anunció Cristóbal Montoro (y esta vez no se equivocó), la financiación se realizará a través del Ministerio de Industria, que no descarta la posibilidad de venderlo en el mercado internacional. La medida permitirá a la compañía recuperar su carga de trabajo. Encargos que se ampliarán si se confirma que la empresa es definitivamente la adjudicataria de la construcción del quinto gasero de Gas Natural. No obstante, Navantia tienen que navegar sola. La inyección de dinero público tiene mucho tufo electoral en un momento en el que a todos los ciudadanos se les piden severos ajustes.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud