Economía

Ya es oficial: la economía española entra en recesión

El Banco de España estima que la economía entró en recesión en el cuarto trimestre de 2008, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) bajó un un 1,1% en tasa intertrimestral. De esta manera, encadena su segunda contracción consecutiva en medio del desplome de la demanda nacional y con un crecimiento por debajo de las recientes proyecciones del Gobierno para el conjunto de 2008.

En su informe mensual sobre la economía española, el Banco de España indica que entre los meses de octubre y diciembre de 2008 el PIB podría haber registrado una tasa negativa del 1,1% frente al trimestre anterior, a la vez que la tasa interanual habría caído un 0,8% frente a un crecimiento del 0,9% en el tercer trimestre del año.

"Con este cierre del año, la tasa de crecimiento del PIB en el conjunto del 2008 se habría situado en el 1,1%, cifra que representa una sustancial desaceleración con respecto a la tasa de avance del año previo del 3,7%", dijo el Banco de España.

La cifra dada para el conjunto del año es inferior a la que planteó el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, este mismo mes cuando presentó el nuevo Programa de Estabilidad Presupuestaria y anunció un incrementó del PIB del 1,2% en el conjunto de 2008 y una contracción del 1,6% en 2009.

Razones del desplome

Según el informe, el "pronunciado declive" del ritmo de crecimiento a lo largo del año pasado fue debido a la intensa ralentización de la demanda nacional, que registró una tasa de avance promedio del 0,4%, frente al 4,2% de 2007.

El Banco de España también destaca la fuerte corrección de la inversión residencial, cuya tasa de variación bajó en el promedio del año cerca de un 10%, así como el rápido ajuste del consumo, que en la segunda mitad del año experimentó crecimientos casi nulos o negativos.

Según el organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el parón del gasto privado se ha transmitido a todas las áreas de la oferta arrojando un desfavorable resultado para todas las áreas productivas. "El frenazo del gasto repercutió en todas las ramas productivas, aunque en mayor medida en las ramas industriales y en la construcción, así como en el ritmo de generación de empleo, que registró un acusado deterioro", indicó.

Así, tanto la construcción residencial como el empleo y la industria intensificaron su deterioro en el último trimestre del 2008.

Sombras internacionales

El banco central mantiene que el panorama financiero internacional continúa definido por las tensiones, pese a las medidas adoptadas por los Gobiernos y por los bancos centrales, y continúa proyectando sombras sobre los crecimientos futuros.

"En estas circunstancias se produjo un nuevo y sustancial empeoramiento de la actividad económica mundial en los últimos meses de 2008, de carácter generalizado, y un deterioro de las perspectivas de crecimiento para los próximos trimestres", dijo.

Inflación

En cuanto a los precios, el Banco de España recuerda que la tasa media se situó en el conjunto del año en el 4,1%, por encima del valor medio del año anterior (2,8%), a pesar de que en la segunda parte del año mostró un perfil de "rápida desaceleración", hasta alcanzar en diciembre el 1,4% en tasa interanual, la cifra más baja desde 1998 y de que el diferencial con la UE fue negativo.

De cara al futuro, asegura que la tendencia previsible de la inflación para los próximos meses augura crecimientos más moderados de los precios hasta los meses centrales del 2009 cuando se deshagan los efectos base de las alzas de los precios del petróleo de la primera mitad de 2008, aunque dentro de una trayectoria más general de contención de precios, apoyada por la propia atonía de la demanda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud