Economía

La empresa familiar afirma que es el momento de que españa se ponga en marcha y pide acuerdos que "garanticen la estabilidad"

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Francisco J. Riberas, afirmó este jueves que "ha llegado el momento de que empecemos como país a ponernos en marcha" y abogó por acuerdos políticos que "garanticen la estabilidad".

Así lo dijo Riberas, también presidente ejecutivo de Gestamp, en su intervención en la jornada 'Formación de calidad para un empleo de calidad' organizada por el Instituto de la Empresa Familiar.

El máximo responsable de esta organización aludió a la actualidad reseñando que "llevamos ya bastantes meses donde las batallas políticas están monopolizando completamente los debates de la sociedad" y "solamente estamos hablando de pactos" de gobierno y muy poco de asuntos de largo plazo, entre los que citó las políticas educativas.

"Ha llegado el momento de que empecemos como país a ponernos en marcha", subrayó Riberas, quién acto seguido recordó la conmemoración de los 40 años de la Constitución Española. En este punto, quiso incidir en que los éxitos que se han logrado en el periodo democrático se debieron al "trabajo de todos" y "a un espíritu de consenso y de hacer grandes cosas".

"Este es el espíritu que tenemos que rescatar de forma urgente" porque si no, "España corre el riesgo serio de quedarse atrás", según advirtió Riberas. Este empresario apeló a los partidos políticos a alcanzar acuerdos que "garanticen la estabilidad", teniendo en cuenta que "ya no vamos a tener un claro bipartidismo", y a enfocarse en dar solución al "bajo nivel de nuestro sistema educativo" y a la elevada tasa de desempleo.

Riberas dijo que, aunque España está experimentando un crecimiento económico mayor que el resto de economías europeas, presenta unos niveles de paro de los más altos y "no estamos preparados y no lo estamos si en algún momento nos enfrentamos a un proceso de desaceleración económica, que llegará".

Por ello, manifestó que "ha llegado el momento de cambiar" y consideró que "España no puede ser solamente un país de servicios o de turismo, tenemos que tener algo más, una industria competitiva e innovadora".

Para ello, abogó por una "necesaria reforma" del sistema educativo y de formación, con planes de estudios "mucho más flexibles" y enfocados a la práctica. Apostó por "revitalizar" la formación profesional y lamentó que "lo que no puede ser es que la formación profesional sea considerada hoy en día en España como una opción de segunda categoría, por debajo de la universitaria".

Según los datos citados en el encuentro, en el cuarto 2017-2018 participaron en la formación profesional casi 740.000 alumnos, mientras que las universidades españolas acogieron a 1.291.000 personas.

Riberas pidió abrir un debate amplio en el que participen políticos, agentes sociales, expertos en educación y las empresas, con el fin de "generar un plan a largo plazo que sea estable, fruto de un amplio consenso social".

(SERVIMEDIA)

20-JUN-19

MMR/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin