Economía

Dificultades en el transporte durante el paro impulsado por los sindicatos en Argentina

Buenos Aires, 30 abr (EFE).- La huelga convocada por varios sindicatos argentinos contra las políticas del Gobierno encabezado por Mauricio Macri comenzó este martes con el cese de actividad en varios sectores como el transporte y la educación.

Los servicios de transporte subterráneo se encuentran suspendidos en su totalidad en Buenos Aires aunque si operan varias líneas de autobús, a excepción de unas 80 que sí adhirieron al paro, y de tren, que opera casi con total normalidad.

En cuanto al transporte aéreo, tanto la aerolínea Latam como la estatal Aerolíneas Argentinas anunciaron la suspensión de todos sus vuelos programados para hoy.

Tampoco se están llevando a cabo clases, tanto en institutos públicos como en universidad, y los bancos se encuentran cerrados, mientras que los hospitales operan con servicios mínimos.

Desde primera hora los sindicatos realizaron cortes en varias vías de las principales vías de acceso a Buenos Aires, como la ruta de Puente La Noria, donde los manifestantes cortaron el paso a automóviles y autobuses con hogueras que provocaron el desplazamiento de las fuerzas de seguridad.

El paro está convocado por varios sindicatos del país, como las dos vertientes de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), aunque no cuenta con el respaldo de la principal agrupación sindical del país, la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT).

Uno de los sindicatos que la suscriben es el de camioneros, cuyo secretario adjunto, Pablo Moyano, afirmó hoy martes que se trata de una jornada "histórica" y adelantó, en declaraciones a El Destape Radio, que la agrupación de trabajadores "volverá a reunirse para evaluar nuevas medidas de protesta".

Por su parte, el Ejecutivo se mostró crítico con el paro y el presidente Mauricio Macri destacó en un acto en la provincia de Buenos Aires que los sindicatos "en momentos difíciles para el país, deciden parar".

La jornada tendrá como punto álgido una movilización en el centro de Buenos Aires hacia la emblemática Plaza de Mayo a través de unas calles que hoy amanecieron empapeladas con carteles contrarios a un Gobierno que vive sus horas más bajas, donde la inflación supera el 50 % interanual, la prima de riesgo alcanza valores récord y la divisa continúa en un clima de volatilidad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin