Economía

Recesión en 'L': el PIB se contraerá un 3% en 2009 y el paro llegará al 20%

La economía española se contraerá un 3% en el presente ejercicio, mientras que la tasa de paro se disparará hasta el 20% superando así la barrera de los cuatro millones de desempleados, según el último informe económico realizado por la escuela de negocios Esade y patrocinado por la firma de servicios profesionales KPMG. El Nobel Paul Krugman lo tiene claro: el euro podría estar perjudicando a España.

Así lo puso de manifiesto el profesor y director del departamento de Economía de Esade, Fernando Ballabriga, en una rueda de prensa para presentar el informe, donde celebró que a día de hoy ya nadie dude de la llegada de la recesión, incluido el Gobierno.

Ballabriga aseguró que la recesión perdurará más en España que en otros lugares, ya que habrá dificultades para iniciar una recuperación que no llegará hasta bien entrado el 2010, por lo que la actividad se estancará tras la fuerte caída del crecimiento, dando lugar a una situación en forma de 'L', mientras Europa se recuperará lentamente y EE.UU. conseguirá una recuperación más o menos rápida.

Más pesimistas que Solbes

Estas previsiones son mucho más pesimistas que las que anunció el vicepresidente económico, Pedro Solbes, el pasado viernes durante la presentación del nuevo Programa de Estabilidad Presupuestaria, donde apuntó a una caída del 1,6% en el presente ejercicio y confió en recuperar tasas de crecimiento positivas en 2010.

Ballabriga explicó que las previsiones del Ejecutivo, pese a suponer una corrección drástica en comparación con las anteriores, dibujan "el mejor de los peores escenarios posibles" y fallan en las estimaciones en cuanto a la inversión, que caerá un 16% en 2009 y no un 9% como prevé el Gobierno, debido al ajuste "muy drástico" de la construcción. "En 2008 hemos salvado los trastos, en 2009 la desaceleración será más fuerte", aventuró.

Explicó que el sector de la inversión residencial se puede llegar a contraer hasta el 50% en comparación con 2008, con la construcción de unas 250.000 ó 300.000 viviendas al año, mientras que el sector de la construcción se contraerá un 23% y la inversión en bienes de equipo un 10,6%. El conjunto de estos tres componentes arrojará una caída del 16% en la inversión, según Ballabriga.

Morosidad hasta el 9%

Las nuevas previsiones de Esade arrojan también un incremento de la morosidad que puede alcanzar incluso el 9%, ya que las deudas y la restricción de crédito aumentarán los impagos. En este escenario, las empresas solventes tendrán que recurrir a la venta forzada de activos para sobrevivir, por lo que en el primer trimestre del año se incrementarán las quiebras, los aplazamientos de pagos y la liquidación de stocks.

Asimismo, disparan además el déficit público hasta el 7%, como consecuencia del incremento del gasto público y de la puesta en marcha de algunas medidas que resultaron "erráticas y poco eficientes", como los 400 euros o las ayudas al nacimiento, que "han dilapidado" la estabilidad de las cuentas públicas.

Sin embargo, Ballabriga consideró que el plan para el estímulo de la economía es "bueno" a pesar de podría haber sido "más agresivo" en el impulso de algunos sectores, como el de las telecomunicaciones. "El plan va adelante", señaló, tras apostar por acometer alguna reforma más, como la de la educación, y subrayar que habría sido bueno que el Gobierno hubiese frenado el endeudamiento del sistema financiero para evitar el actual coste del crédito. "Se echaba leña al fuego a pesar de que el ritmo de endeudamiento no era sostenible", indicó.

Recuperación para 2010

Además, Ballabriga se planteó hasta qué punto hay que "pecar de exceso" en la puesta en marcha de políticas sociales ante la crisis, ya que si no se ajustan los salarios y los precios, empeorará el empleo. En este sentido, consideró que no hay disposición a aceptar peores condiciones laborales, y apostó por un "pacto claro" para que tanto los precios como los salarios vayan en la línea de la contención. "Habría que ser capaces incluso de perder poder adquisitivo en algunos sectores", señaló.

Con todo, Esade cree que el 2009 será un año "difícil" para España y que la recuperación de la actividad y la generación de empleo se aplazarán hasta finales del 2010 debido a la ruptura del anterior modelo de crecimiento español muy basado en la construcción y con un déficit exterior muy alto.

De hecho, la escuela de negocios cree que el sector de la construcción será de los últimos en salir de la crisis y no empezará a repuntar hasta dentro de tres o cuatro años, mientras que el turismo se muestra cada vez más débil y la industria está muy concentrada en sectores que también "están tocados", como el del automóvil. "Estos elementos hacen difícil ver fuentes de crecimiento para la economía española a corto y medio plazo", señaló.

Restructuración de las empresas

Por su parte, el socio responsable de Advisory de KPMG, Hilario Albarracín, planteó la problemática de las empresas en una situación de crisis, y consideró que hoy en día las empresas tienen que preguntase si su modelo es válido a pesar de la situación económica, o si tienen que plantearse alianzas, adquisiciones o ventas de determinadas áreas de negocios.

Aseguró que hoy en día son pocas las empresas que gozan de una situación robusta, ya que la gran mayoría de ellas tiene que llevar a cabo numerosos procesos de reestructuración estratégica y revisar y revaluar sus costes debido a la crisis económica que atraviesa el país.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud