Economía

La cnmc pide el fin de la 'reserva de bandera' en los puertos españoles

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha pedido al Gobierno que deje de aplicarse en los puertos españoles la denominada 'reserva de bandera', una limitación por la que solo buques registrados en España pueden acceder a determinados servicios como remolque y amarre.

En un informe a una consulta realizada por el Instituto Nacional de Marina, el organismo regulador señala que la 'reserva de bandera' es "una medida proteccionista que se utilizó en el pasado como reacción a la competencia internacional", y "se ha comprobado que este tipo de medidas acaban siendo ineficaces y generan conflictividad en las relaciones comerciales internacionales".

Competencia cree que la gestión de los servicios técnico-náuticos presenta en España "un amplio margen de mejora", ya que "habitualmente se encarga de ella empresas monopolísticas, que cobran tarifas excesivas y fijadas de forma poco eficiente, según reconoce Puertos del Estado".

En su informe, la CNMC sostiene que limitar la prestación de los servicios portuarios a buques con bandera española supone fuertes restricciones a la competencia, y puede acarrear trabas a la entrada de nuevas empresas, al prohibir el acceso de buques extranjeros que podrían introducir eficiencia e innovación en el sector, así como reforzar el poder de las empresas que ya están en el mercado, generalmente en régimen de monopolio. "De esta forma, aumenta el riesgo de mayores precios y peor calidad del servicio", agrega la CNMC.

"CAPTURA DEL REGULADOR"

Para la comisión, "el hecho de que la reserva de bandera se esté solicitando por la patronal de empresas instaladas y que coincida con la amenaza de entrada de empresas internacionales (en especial en el sector de remolcadores) aumenta el riesgo de 'captura del regulador". Es decir, de que la medida responda únicamente al beneficio de las empresas que están instaladas en el mercado y no al interés general". La CNMC recuerda que la UE autoriza la reserva de bandera de forma muy excepcional y bajo condiciones muy estrictas.

En conclusión, Competencia considera "que no existen dichas condiciones ni se trata de una medida que se ajuste a los principios de buena regulación (necesidad y proporcionalidad)", y "por lo tanto, parece más razonable avanzar en la liberalización de los servicios portuarios para conseguir un aumento de la competencia, eficiencia, innovación y bienestar de los ciudadanos".

(SERVIMEDIA)

28-DIC-18

JRN/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin