Economía

El gobierno ampliará el plazo de privatización de bankia a 2021 ante su baja valoración

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El Gobierno ya ha decidido ganar dos años adicionales de tiempo en BANKIA (BKIA.MC)y ampliar su plazo de privatización hasta el ejercicio 2021 para intentar maximizar la recuperación de ayudas y evitar malvender a tenor del castigo que hoy recoge la cotización, como el conjunto del parqué.

Fuentes gubernamentales admitieron a Servimedia que el cambio de normativa para hacerlo posible podría ir mañana a la reunión que el Consejo de Ministros celebra el Barcelona, pero reiteraron que el Ejecutivo mantiene el compromiso de desinversión adquirido con Bruselas.

El Estado ha comprometido 24.069 millones de euros en el Grupo Bankia a través de tres inyecciones de capital. La primera se originó cuando se conformó el banco con la fusión de las siete cajas lideradas por Caja Madrid y Bancaja y la última para ayudar a BMN, integrada en el grupo el pasado año, pero el grueso entró en 2012 cuando se nacionalizó el banco con un desembolso milmillonario para evitar su colapso y que, con él, desestabilizase al sector financiero y la economía.

Desde entonces el Estado habría recuperado apenas unos 3.000 millones de euros: 2.118 millones en la colocación de dos paquetes de acciones equivalentes al 7,5% del capital en febrero de 2014 y otro del 7% en diciembre de 2017; junto a los dividendos pagados por el banco.

Sin embargo, dicha cuantía no ha llegado a las arcas públicas, sino que se ha elevado a su matriz BFA, controlada al 100 por cien por el Frob y que ha hecho uso de los recursos para encargar provisiones por litigios en la entidad.

El Frob decidió fusionar BMN, también nacionalizada, en Bankia para elevar su atractivo de cara a una desinversión, aunque las incertidumbres internacionales han pasado factura y el grupo íntegro se deja más de un tercio del valor solo en lo que va de 2018.

El Estado controla un 61,34% del capital de un banco que a su cotización de hoy alcanzar un valor bursátil de 8.132 millones de euros. La cuota del Frob supone alrededor de 4.988 millones de esa cuantía total, muy alejado del importe comprometido en su día.

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, dejó entrever la posibilidad de la prórroga en una reciente comparecencia, donde asumió que estaban abiertas todas las opciones, incluida la venta de una participación significativa a fondos.

La ministra alejó cualquier desinversión de forma clara en el tiempo asegurando que no era el momento por la baja valoración y el castigo de los mercados, algo que reconocería días después el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, si bien mostró su deseo de que "poco a poco" el Estado vaya desinvirtiendo.

El Gobierno baraja la prórroga, que podrá ejecutar con solo cambiar la ley española que fijó el plazo para salir, cuando Podemos viene reclamando una banca pública, algo a lo que, sin embargo, el Ejecutivo se ha opuesto.

También lo aborda después de que el Banco de España tasase en hasta 14.212 millones el dinero que podría no recuperarse en el Grupo Bankia y considerara como recuperable solo 9.857 millones.

El supervisor efectuó estos cálculos con la estimaciones del Frob, en un informe donde estima en 42.017 millones las ayudas que se podrán perder de los 64.349 millones inyectados en la banca.

El Estado solo tiene dos palancas para recuperar el capital: la citada inversión en Bankia y la Sareb o banco malo, donde sus propias proyecciones dan pocas opciones a recuperar las ayudas.

(SERVIMEDIA)

20-DIC-18

ECR/PAI/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin