Economía

Dos expresidentes de adif no responden al ser preguntados si el accidente de santiago se hubiera producido con el ertms activo

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

El presidente de Adif cuando se produjo el accidente del Alvia de Santiago de Compostela, Gonzalo Ferre, y el que ocupaba el puesto cuando se puso en servicio la línea, Antonio González, no respondieron este miércoles en el Congreso de los Diputados a la pregunta de si se hubiera producido dicho accidente si tanto la vía como el tren hubieran tenido activado el sistema de señalización Ertms.

Esta situación se produjo en la comisión de investigación sobre el accidente del Alvia de la Cámara Baja, en ambos casos tras preguntas planteadas por la portavoz de En Marea en dicha comisión, Alexandra Fernández.

En concreto, Fernández pidió a los dos expresidentes que contestaran si el accidente se podía haber producido con un sistema que frena automáticamente el tren cuando se produce un exceso de velocidad como el que experimentó el tren siniestrado en la curva de Angrois.

La reacción de Ferre fue negarse a contestar argumentando que responder a esa pregunta es cómo hacerlo a la pregunta de si se hubiera producido el accidente si el tren no hubiera salido de Ourense. De hecho, la diputada la repitió hasta en tres ocasiones, hasta que el presidente de la comisión, Ferran Bell, le pidió que dejara de repetirla, ya que el compareciente había demostrado que no quería contestarla.

Además, recordó que dicha decisión de desconectar el sistema Ertms del tren se produjo antes de que ocupara la presidencia de Adif, en concreto durante el mandato de su predecesor, Enrique Verdeguer.

Por otro lado, Ferre negó que se tratara de un accidente de alta velocidad, ya que "no concurrían" los tres elementos necesarios para que lo fuera: que fuera una infraestructura de alta velocidad, con un material móvil y un sistema de seguridad de alta velocidad.

Por su parte, González defendió que se trató de una decisión de los técnicos sobrevenida de otra decisión, la de que la línea tuviera ancho ibérico y no ancho internacional. En cuanto a su opinión sobre si se hubiera producido o no el accidente, defendió que no posee suficientes conocimientos técnicos para contestarla.

En todo caso, explicó que la línea fue concebida para contar con Ertms, al igual que el resto de líneas de alta velocidad desarrolladas desde el año 2003 aunque no era algo obligatorio.

En relación con la decisión de construir la línea finalmente con ancho ibérico, defendió que se produjo porque de haber seguido con el proyecto de hacerla en ancho internacional habría complicado sobremanera la gestión de la red interior de Galicia y negó que tuviera impacto en la seguridad o que se tomara por las prisas para concluir la obra antes de las elecciones generales.

"Por encima de la seguridad no había ni puede haber nada", aseguró González, quien afirmó que la decisión sobre el ancho "no viene en modo alguno a reducir un ápice la seguridad de la línea".

Estas comparecencias se producen después de que el juzgado de instrucción de Santiago de Compostela haya concluido la investigación con la imputación del exdirector de Seguridad de Adif Andrés Cortabitarte, que se suma así al maquinista como únicos imputados por la tragedia en la que murieron 80 personas y 144 resultaron heridas.

(SERVIMEDIA)

05-DIC-18

JBM/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin