Economía

El gobierno ampliará hasta el 31 de diciembre el plazo para renovar el bono social, que incluirá automáticamente la nueva ayuda para la calefacción

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

El Gobierno aprobará previsiblemente este viernes un real decreto-ley en materia energética que introduce cambios en el bono social eléctrico, ampliando el plazo para renovarlo hasta el 31 de diciembre de este año, y crea el bono social térmico, que incluye los combustibles de calefacción (gas natural, gas butano, gasóleo, pellets, etc.), según informaron a Servimedia fuentes conocedoras de la medida.

En el bono social eléctrico vigente, el creado en 2017, se amplían los grupos sociales que tienen un mejor tratamiento (aumento) en niveles de renta para que les pueda ser aplicado el beneficio. Entran como nuevos subsectores familias monoparentales y personas en situación de dependencia, grados III y II (no grado I).

La discapacidad se mantiene como estaba; ya era considerada desde 2017 en esta posición reforzada (igual o superior al 33%). En cuanto a familias numerosas, también se mantiene. En este supuesto hay que recordar que no está sujeto a nivel de renta y entran en el beneficio todas las familias numerosas, con independencia de su capacidad de renta.

Por otro lado, se modificarán al alza los consumos eléctricos que entran en el bono social eléctrico y se permitirá una mayor flexibilidad en el reparto del consumo entre meses, ya que se tendrá en cuenta el total anual.

En cuanto al nuevo bono social térmico (calefacción), a diferencia del eléctrico que es sufragado por las compañías, será a cargo del Estado. Se abonará a modo de 'cheque' directo que el Estado hará llegar a las personas y familias beneficiarias.

La cantidad no está fijada y dependerá, entre otros factores, de la zona climática de España en que esté situada la vivienda (habrá distintas intensidades de ayuda en función de si la zona climática es más fría o cálida o templada).

Tendrán derecho al bono social térmico, automáticamente, todas las personas con derecho al bono social eléctrico. Son por tanto acumulables y la vía para llegar al térmico es ser reconocido como beneficiario del eléctrico. La ayuda del bono social térmico se devengará -se genera derecho al ahorro- a partir del 1 de enero de 2019.

Pese al nuevo plazo para renovar el bono social, no habrá plazo de solicitud para las nuevas situaciones y aquellas personas y familias que no tuvieran reconocido el bono social eléctrico podrán pedirlo y darse de alta ante su compañía distribuidora de referencia en cualquier momento una vez entiendan cumplen los requisitos sociales y de renta exigidos.

Disfrutar del bono social térmico (calefacción) pasa por tener reconocido el eléctrico. En este caso será automático, por lo que la puerta de entrada es siempre solicitar el bono social eléctrico, en sus plazos y siguiendo los procedimientos establecidos.

Según las mismas fuentes, entre las principales novedades sociales de esta nueva regulación figura también la aprobación, en el plazo de seis meses desde la promulgación del real decreto-ley, de una Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética, que establecerá con carácter integral todas las medidas y actuaciones para reducir y aliviar la pobreza energética.

En la elaboración de esta estrategia se dialogará con los distintos sectores sociales implicados, incluido el de la discapacidad.

(SERVIMEDIA)

03-OCT-18

JBM/caa

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint