Economía

(AMP) Olivas dice que Bankia salió a Bolsa "con todos los beneplácitos del mundo" y niega cualquier "estafa"

Asegura que Bancaja superaba las exigencias de solvencia en un 52% y Caja Madrid en un 34% para formar Bankia

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El que fuera presidente de Banco de Valencia, Bancaja y vicepresidente de BANKIA (BKIA.MC) José Luis Olivas, ha defendido este martes en el Congreso que Bankia salió a BOLSA (BIMBOA.MX)"con todos los beneplácitos del mundo", lo que le ha llevado a rechazar las acusaciones por las que se encuentra investigado por la Audiencia Nacional: "Aquí no hay ninguna estafa, con todos mis respetos", ha dicho.

Así, durante su comparecencia ante la Comisión que investiga la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorros, Olivas ha asegurado que "no había realmente dudas sobre la salida a Bolsa".

"Si nos hemos equivocado, nos hemos equivocado muchísimos", ha dicho, enumerando a las agencias de calificación, bancos de inversión, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los informes de auditoría, las autoridades europeas, y el Banco de España, que acordó no oponerse a la ampliación de capital que conllevaba esta operación.

Olivas ha señalado que el informe de seguimiento de la inspección del Banco de España, realizado dos semanas después de la operación, consideraba cubierto el posible deterioro de sus activos crediticios e inmobiliarios, y que el propio supervisor informó, ante requerimientos judiciales, que Bankia había realizado un ajuste mayor a las pérdidas esperadas: 9.207 millones frente a 8.040 millones. "No sólo se cubrió lo que decía el Banco de España, sino que se cubrió por exceso", ha dicho.

Por último, ha recordado que la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), publicó cinco días antes los resultados del 'test de estrés' realizado a 25 entidades españoles --"Bankia cumplía ampliamente los requisitos exigidos"-- y que la CNMV entendió que "no había motivos para entender que la emisión atentaría contra el interés de los inversores", tal y como aseguró en diciembre de 2016 el Consejo de Estado.

EL CONTROL DEL BANCO DE ESPAÑA

También ha destacado el control que ejercía el supervisor bancario sobre esta entidad rescatada, asegurando que Bankia "no actuaba por su cuenta sin el conocimiento del Banco de España" y que su salida a Bolsa fue "un proceso monitorizado y controlado absolutamente por el Banco de España".

En este sentido, ha asegurado que el supervisor contaban con unos 15 o 20 inspectores "permanentemente siguiendo a Bankia" y que se celebraban reuniones semanales con altos ejecutivos para controlar aspectos como la liquidez, el riesgo de mercado o las dotaciones de la entidad.

PREFERENTES Y PÉRDIDAS CONTRA RESERVAS

Durante su intervención, Olivas ha atribuido al Banco de España la responsabilidad de la emisión de preferentes como el hecho de que BFA-Bankia pudiera cargar las pérdidas de sus préstamos contra las reservas de cada una de las cajas que constituyeron el SIP (sistema institucional de protección o 'fusión fría'), y no contra la cuenta de resultados.

Referido a esta cuestión, ha asegurado que esta decisión "no fue una ocurrencia de la dirección de Bankia", sino que "hubo una autorización de la Dirección General de Regulación (del Banco de España) de que se hiciera con cargo contra reservas".

"Y así se hizo con todos los SIP que se constituyeron. Exactamente así. Lo dijo el Banco de España y es al que teníamos que hacer caso. Imagínese que nos hubiera dicho eso y hubiéramos cargado contra beneficios", ha dicho, ante la protesta del portavoz de Ciudadanos en la Comisión, Francisco de la Torre, que ha alegado que lo que hizo el Banco de España fue autorizar dicha operación.

Respecto a las participaciones preferentes, el exvicepresidente de Bankia ha subrayado que "era el Banco de España el que controlaba la emisión de preferentes, el límite, los requisitos de las entidades que las emitían y hasta el precio". "Y las supervisaba también la CNMV", ha apostillado.

SOLVENCIA Y ALTERNATIVAS AL INTEGRARSE EN UN SIP

Durante su intervención, Olivas ha insistido también en la viabilidad, tanto de Caja Madrid como de Bancaja, entidad que también presidía, para poder integrar la 'fusión fría' de BFA-Bankia, subrayando que Bancaja superaba en un 52% los mínimos de solvencia exigidos y que Caja Madrid hacía lo propio en un 34%.

"El propio exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha reconocido públicamente que Bancaja era una entidad que era sólida y solvente. No era una entidad que estuviera en quiebra, ni muchísimo menos", ha insistido.

Olivas también ha reconocido que, a la hora de afrontar los procesos de fusión, Bancaja estudió la más posibilidades de integración, entre ellas la de una unión con la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), operación para la que se hizo "un estudio profundo" pero que finalmente resultó "inviable" por el "solapamiento de oficinas y clientes" que originaría, al compartir territorio.

SE ARREPIENTE DE PRESIDIR BANCAJA

Por último, preguntado por un posible arrepentimiento por determinadas acciones o comportamientos, Olivas ha dicho que, de arrepentirse, se arrepiente de haber aceptado la presidencia de Bancaja, al abandonar la presidencia de la Generalitat valenciana.

"No habría sufrido lo que he sufrido, ni lo que estoy sufriendo ahora. De haberlo sabido, probablemente no lo habría aceptado y me hubiera dedicado a cualquier otra cosa", ha confesado Olivas, para el que la Fiscalía pide cuatro años de cárcel por una presunta estafa a los inversores en la investigación de la Audiencia Nacional por la salida a Bolsa de Bankia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin