Economía

Podo suscribe un acuerdo con Galp, que se hace con el 25% de la empresa, para entrar en el negocio del gas

Galdón y Coronado mantendrán el 75% de la compañía, en cuyo accionariado ya no está Juan Béjar, otro de sus fundadores

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Podo ha suscrito un acuerdo estratégico con Galp para su entrada en el negocio del gas, a través del cual la petrolera portuguesa tomará una participación del 25% en la comercializadora eléctrica, informó la compañía.

La comercializadora señaló que el hecho de que el negocio del gas requiera escala y un acceso competitivo a la compra de materia prima le ha llevado a firmar un contrato de suministro a largo plazo con un operador directo como Galp.

La gestión de la comercializadora se mantendrá independiente, con Eugenio Galdón y Joaquín Coronado, dos de sus fundadores junto a Juan Béjar, que ya no cuenta con participación en la compañía, como tenedores del 75%.

El consejero delegado de Podo, Joaquín Coronado, consideró que ofrecer un producto combinado de electricidad y gas "es un paso natural" en el plan de negocio de la compañía que les permitirá seguir creciendo mediante el acceso a una mayor base de clientes potenciales y una oferta más completa para dar más cobertura a las diferentes necesidades de hogares y pymes".

Además, destacó que el acuerdo con Galp permite a la compañía tener un aprovisionamiento de gas a largo plazo a precios competitivos, "así como tener un socio permanente con el que buscar otras oportunidades comerciales que añadan valor a nuestros clientes".

PAQUETE COMBINADO DE LUZ Y GAS.

La comercializadora lanzará un paquete combinado de luz y gas dirigido a los clientes residenciales y pymes. Podo integra dos tipos de tarifas bajo el nombre FLEXI Gas, por el que se factura mensualmente según según el gas consumido a precio de coste: 4,99 céntimos por kWh para los clientes de bajo consumo, los que no tienen calefacción a gas; y 3,99 céntimos por kWh para los clientes de alto consumo.

La primera tarifa (FLEXI Gas 3.1) está orientada a consumos inferiores a 5.000 kWh anuales como, por ejemplo, viviendas o segundas residencias que disponen de una cocina de gas. La segunda (FLEXI Gas 3.2) se orienta a consumos entre 5.000 kWh y 50.000 kWh anuales y está muy dirigida a los hogares con calefacción de caldera a gas.

La comercializadora cuenta con una cartera de más de 15.000 clientes de electricidad y su objetivo es que, al menos, un 30%, de sus clientes sean duales.

En 2016, Podo se lanzó como comercializadora eléctrica de la mano de los empresarios Eugenio Galdón, fundador y expresidente de Ono, Juan Béjar, exconsejero delegado de FCC, y Joaquín Coronado, exdirector general de Ono y que tiene una trayectoria empresarial en el sector eléctrico, donde ha sido consejero delegado de Hidrocantábrico o vicepresidente de Naturgas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin