Economía

El 'ave low cost' madrid-barcelona costará de media unos 65 euros por trayecto

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

Renfe invertirá entre 3 y 4 millones en el EVA, la nueva línea de alta velocidad a bajo coste entre Madrid y Barcelona que estrenará a comienzos de 2019, y que tendrá un precio medio por trayecto de 60-65 euros, un 25% más barato que el AVE.

El presidente de Renfe, Juan Alfaro, ofreció una rueda de prensa en Madrid para explicar pormenores de la nueva línea que este lunes anunció en Barcelona el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. En los cerca de 4 millones de euros que costará de partida el EVA, la mitad se la llevará la remodelación de El Prat de Llobregat.

La tarifa promediará los 60-65 euros, un 25% menos que los 85 euros que cuesta de media el AVE entre la capital y la Ciudad Condal. El desembolso final será para el usuario más predecible que el del AVE, que está más sujeto a descuentos. Habrá rebajas para grupos según su tamaño y también en función de la periodicidad de su uso, así como suplementos por equipaje especial, grandes mascotas o la elección del asiento por sentido de la marcha.

El objetivo en cuanto a tarifas es "evolucionar a la tarifa plana, igual que están haciendo otros países como Alemania", y no solo en el caso del EVA, sino en el resto de la oferta ferroviaria, según explicó Alfaro.

'VENDING' Y PIANO

El EVA comenzará su funcionamiento en pruebas en torno a febrero de 2019 y prestará un servicio inicial diario de cinco servicios por sentido con tres trenes de la serie 102. Son trenes ya propiedad de Renfe que serán remodelados para ser adaptados a la oferta específica que prestará la línea: no tendrá servicio de restauración, sino máquinas 'vending'; contará con mesas de hasta ocho viajeros; espacio para equipajes especiales y para mascotas, y tambien dispondrá de áreas de diversión para niños que incluirán un luminoso con teclas de piano que se proyectarán sobre el suelo.

El EVA tendrá al comienzo una sola parada en Camp de Tarragona (aprovechando su proximidad costera y a una zona de ocio como Port Aventura), pero en el futuro podrá tener más estaciones.

El presidente de Renfe dijo que el EVA nace como un "laboratorio de pruebas" que podrá extenderse a otras comunidades autónomas. Ahora empieza por el corredor Madrid-Barcelona porque es el que más demanda tiene.

Renfe no espera que el EVA, que pretende que tenga un millón de viajeros al año, quite muchos clientes al AVE. "Ahora estamos dejando en tierra a viajeros que se quedan sin billetes, y aligerar un poco la demanda no es problema", comentó Alfaro.

Sobre el público al que irá dirigido el nuevo servicio, el responsable de Renfe dijo que el primer objetivo a captar es el usuario del coche compartido, que en España se emplea mucho para trayectos largos. Otros 'targets' preferentes serán los grupos y las familias.

Preguntado si Renfe se está preparando con el EVA para la liberalización del servicio ferroviario en 2020, afirmó que estamos en la preparación para una "batalla", que no será solo de precios, sino de costes operativos y de las prestaciones que se ofrecen.

Respecto al ejercicio 2017 del AVE, Alfaro lo calificó como "fantástico". No quiso hablar de resultados económicos, porque aún no están cerrados. Sí de viajeros de la alta velocidad en España, que han aumentado un 3,5%. En el caso concreto del AVE Madrid-Barcelona, los clientes han subido un 7,6%, hasta los 4,2 millones.

(SERVIMEDIA)

07-FEB-18

JRN/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin