Economía

(Ampl.) González-Páramo defiende que la actuación de las autoridades ante la crisis financiera fue "decidida"

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo de BBVA y miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) entre los años 2004 y 2012, ha defendido este miércoles que la actuación de las autoridades españolas y europeas ante la crisis financiera fue "decidida y enfocada a los problemas reales del sector", particularmente a partir de 2012.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Durante su intervención en la comisión parlamentaria que investiga la crisis financiera, la quiebra de las cajas de ahorro y el recate bancario, ha reconocido que las medidas adoptadas en España antes de la crisis resultaron "insuficientes" y ha destacado la actuación del Banco Central Europeo (BCE) fue importante para recuperar la confianza de los mercados en el Viejo Continente a través de sus programas de compra de activos y sus subastas de liquidez.

Para González-Páramo, "el germen" de la crisis financiera en España se encuentra en la entrada del euro, pues a pesar de resultar "muy positivo" en algunos aspectos, resultó en unas condiciones de financiación "muy laxas" que dispararon el crédito, en especial sobre el sector inmobiliario.

González-Páramo, que también desempeñó cargos de responsabilidad en el Banco de España antes de su paso por el BCE, ha criticado el modelo de gobernanza de las cajas, que se mantenía alejado de los criterios de beneficio y presentaba "ineficiencias" en la disciplina de mercado. "Las cajas de ahorro fueron el ingrediente fundamental y e inexcusable de esta crisis", ha apuntado.

En cualquier caso, para el economista la respuesta de las autoridades españolas fue "de menos a más", pues antes de la crisis se adoptan medidas, como las provisiones contracíclicas, que se creían suficientes para atajar una crisis "normal", para posteriormente elevar la cobertura del fondo de garantía de depósitos, la potenciar de los Sistemas Institucionales de Protección (SIP) o incrementar las provisiones bancarias, entre otras medidas.

"Todas estas medidas resultaron insuficientes para restaurar la confianza en el sistema financiero español y en la capacidad de la economía española para hacer frente a los problemas, lo que dio pie al rescate bancario", ha reconocido el consejero de BBVA.

Además, ha señalado que las autoridades internacionales de contabilidad, así como las entidades financieras se opusieron a las provisiones contracíclicas del Banco de España, una "filosofía" que actualmente se incluye en los requerimientos de capital a las entidades.

No obstante, ha defendido que la actuación de las autoridades españoles y europeas, sobre todo a partir de 2012, fue "decidida y enfocada a los problemas reales del sector", en referencia a la reestructuración del sistema bancario, a la creación de la Sareb y a la reforma del marco jurídico de las cajas de ahorro.

En el ámbito europeo, González-Páramo ha ensalzado la respuesta del BCE, la única institución que fue capaz de devolver la confianza a los mercados y la decisión de la Comisión Europea en junio de 2012 de crear la Unión Bancaria.

"La perspectiva de un acuerdo político para crear la Unión Bancaria y el papel del BCE es lo que nos ha ayudado a restaurar la fungibilidad del sistema", ha aseverado el economista, que considera que estos dos aspectos son "importantes" para abaratar las condiciones de financiación y favorecer la recuperación actual.

JUSTIFICA LAS SUBIDAS DE TIPOS DEL BCE

González-Páramo, ha justificado la subida de tipos que acometió en Banco Central Europeo (BCE) en 2008 porque "nadie podía pensar" que Estados Unidos dejaría caer a Lehman Brothers tras el rescate de Bear Sterns, y, en relación a la de 2011, ha señalado que no pudieron prever la reacción del mercado tras el acuerdo alcanzado para sanear la deuda griega.

"A un banco central se le puede pedir que tenga competencias técnicas y justifique sus decisiones, pero no que tenga una bola de cristal", ha sostenido.

En relación al la resolución de Banco Popular, ha cuestionado la capacidad del sistema para solventar una crisis semejante sin que haya un posible comprador para la entidad intervenida. "El rescate de Popular es modélico, pero planteemos un escenario alternativo en el que no hubiera habido ningún postor", ha asegurado González-Páramo, que ha subrayado que hay aspectos que se deben solucionar.

En relación a una nueva fase concentración bancaria, González-Páramo cree que no encarecería el crédito, pues, en su opinión, "lo importante" no es el número de entidades, sino la "contestabilidad" de su negocio y cómo lo van a rentabilizar.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin