Economía

Economía/Turismo.- La mitad de los viajeros rurales redujo su estancia en verano y un 40% gastó menos por la crisis

La cifra de negocio de este sector se situará a final de año en los 4.500 millones

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La crisis está afectando al comportamiento del viajero rural de forma que el 50% gasta menos y un 40% reduce su estancia, pese a que el número de turistas rurales alcanzó los 5 millones de personas hasta septiembre frente a los 4,5 millones del mismo periodo de 2007, lo que supone un crecimiento medio de la demanda del 2%, según se desprende del estudio 'Radiografía del viajero rural 2008' de Toprural presentado hoy.

Según los datos de este estudio, uno de cada dos turistas rurales ha modificado sus hábitos de forma que el 40% de los viajeros consultados admite haber reducido su estancia a menos días, un 36% ha elegido un alojamiento más económico y un 17% ha optado por un destino más cercano.

"Estos datos demuestran que el turismo rural sigue creciendo en 2008 en torno al 11%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y que, con un crecimiento de la demanda del 2% frente al 4% del ejercicio anterior, el turismo rural resiste mejor la crisis que otros sectores aunque también se ve afectado", destacó el consejero delegado de Toprural, François Derbaix.

No obstante, apuntó que el desequilibrio entre la oferta actual y la demanda existente influirá a largo plazo y provocará un descenso de la ocupación. "La tasa de ocupación va a bajar a largo plazo, aunque dependerá de la rapidez de crecimiento del sector y de lo que dure la crisis", señaló Derbaix, quién subrayó que 2009 será "un año complicado". "Se seguirá creciendo, pero menos", reconoció.

"Los propietarios que estén al límite de la rentabilidad cerrarán pero en general se mantiene la perspectiva de crecimiento en España a largo plazo, ya que una vez realizada la mayor inversión en cuanto a la renovación del alojamiento se refiere, muchos propietarios aguantarán con la casa abierta hasta cubrir los costes variables", añadió.

A corto plazo, indicó que la llegada de la nieve podría beneficiar a los alojamientos próximos a las estaciones de esquí ante la mala previsión de cara a la falta de puentes que afectará a las reservas en los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Entre los retos que debe afrontar el sector, Derbaix destacó la poca afluencia de turistas extranjeros --un 10%-- ante la "falta de canales de distribución de confianza para atraer a este tipo de turistas". Un público que calificó de "muy interesante" para el turismo rural español que contribuiría a mejorar las estancias largas en cualquier época del año.

El estudio realizado por TopRural --basado en una muestra de 2.258 entrevistas-- pone de relieve que casi el 87% de los viajeros españoles que no acude a alojamientos rurales prevé hacerlo en el futuro, lo que supone un incremento de 4 puntos porcentuales respecto a 2007.

4.500 MILLONES DE FACTURACION

Derbaix estimó que el sector del turismo rural facturará en España 4.500 millones de euros este año, frente a los 3.300 millones de euros del ejercicio anterior, y cerrará el año con más de 15.000 alojamientos rurales en los que trabajarán unas 20.000 personas. Del total de la facturación, el 50% de la inversión "repercutirá directamente en la zona" en la que se ubica el establecimiento, destacó Derbaix.

El gasto medio por fin de semana de cada turista se sitúa en 165,8 euros y repercute directamente en el gasto destinado a actividades complementarias a las que se destinan 83,7 euros del gasto total.

Por otra parte, el precio se ha convertido en un factor decisivo a la hora de escoger alojamiento, por detrás de variables como la limpieza del establecimiento. Así, el 55% de los turistas estima que "el turismo rural es caro", frente al 45% que lo considera barato.

Lo que más valora el turista rural es, además de la relación calidad-precio, el trato recibido por el propietario (98%,6%), la limpieza (95,9%) y el equipamiento (94%).

PERFIL: MUJER, JOVEN, DE ESCAPADA

Según los datos del informe, el 55% de los turistas rurales son mujeres, frente al 45% de los hombres, con edades comprendidas entre los 25 y los 45 años. Fundamentalmente, son turistas que provienen de grandes ciudades --Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia-- que realizan escapadas principalmente los fines de semana, el 78%, aunque este segmento ha disminuido un 3%. Por el contrario, el 56% ratifica que lo practica en puentes y el 33% se decanta por el turismo rural para sus vacaciones de verano.

El turista rural español viaja en torno a tres veces al año, dato que no varía con respecto al año pasado, y crece la estancia media que se sitúa en 3,7 días por viaje, frente a los tres días en 2007.

El informe desvela un descenso del 3% en los viajes realizados en familia (37%), mientras que en la misma proporción aumentan las escapadas rurales realizadas en grupos de amigos que suponen el 48% del total.

En cuanto al método para realizar la reserva, el 73% de los turistas prefiere realizarla por teléfono y el tiempo medio de reserva es de 26 días, frente a los 30 días de antelación del anterior estudio. El método de búsqueda más empleado es Internet (con el 93% de las consultas), frente al 44% de los que eligen en función de las recomendaciones de familiares y amigos y el 39% que realizan sus reservas utilizando guías especializadas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin