Economía

El congreso rechaza modificar la ley que regula los horarios comerciales

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó este martes la proposición no de ley de Compromís, defendida por la parlamentaria de esa formación Marta Sorlí, para modificar la ley que regula los horarios comerciales.

La propuesta de Compromís se rechazó por 160 votos en contra, 77 a favor y 82 abstenciones. Durante su intervención, Sorlí demandó que los gobiernos autonómicos "vuelvan a decidir cómo organizar su comercio". En este sentido, acusó al Gobierno central de haber usado la crisis "para decidir desde Madrid lo que le conviene a cada territorio".

Sorlí indicó que si los comercios abrieran los domingos, "serían los pequeños negocios los primeros que se verían afectados, ya que se ven en clara desventajas con las grandes empresas con grandes plantillas".

Por ello, pidió que se legisle "pensando en los derechos y el descanso". "Debemos racionalizar los horarios en todos los sentidos, porque cada pueblo y cada autonomía es un mundo", concluyó.

Por su parte, la diputada de Unidos Podemos Rita Gertrudis Bosaho, reclamó una legislación que concilie la vida familiar y laboral "con el apoyo de todos los grupos de cara al futuro". "Apostamos por ello decididamente y apoyaremos la proposición no de ley para la liberalización de horarios comerciales para mejorar la conciliación laboral y familiar", recalcó.

Ana María Botella, del Grupo Socialista, indicó que "hay que solucionar los problemas, no volver a leyes de hace 13 años". En este sentido, apuntó que la ley original "era respetuosa con las competencias de las comunidades, pero las modificaciones del PP la han cambiado".

Su apuesta ha sido por trabajar por un mercado único digital en Europa "para adaptarnos al comercio electrónico". Por ello, "nuestra enmienda mira al futuro, no a leyes que se solucionan con medidas del pasado", remarcó.

En cuanto al parlamentario del PNV Idoia Sagastizabal, comentó que en la proposición "se obvia la capacidad de cada comunidad para diseñar una política comercial acorde a cada territorio".

El diputado de Ciudadanos Fernando Navarro lamentó que "lo único que han dicho es que los domingos no son para comprar". Además, apuntó que "si limitan el horario, favorecerán el comercio digital, por lo que su propuesta perjudica a los trabajadores e impide que crezcan los salarios reales", apuntó.

Por último, Manuel Blasco, del PP, preguntó a las diputadas de Compromís y de Podemos que en qué mundo viven. Blasco comentó en tono irónico que dirá a su mujer, que es enfermera, o a policías o camareros que no trabajen un domingo.

"Los que viven en zonas turísticas tendrán que trabajar cuando vengan millones de personas y tengan clientela, no pueden permitirse el lujo de cerrar un domingo", señaló antes de concluir que "la mejor forma de conciliación laboral es tener empleo, porque si llevan dinero a casa no hay problema".

(SERVIMEDIA)

10-OCT-17

DSB/gja

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint