Economía

¿Qué hago con mi hipoteca multidivisas?

Mi intención hoy lunes era hablarles del comportamiento de la renta variable donde, después de una pausa de poco más de semana y media, la tendencia bajista volvió a reanudarse ...

Mi intención hoy lunes era hablarles del comportamiento de la renta variable donde, después de una pausa de poco más de semana y media, la tendencia bajista volvió a reanudarse, pero en la medida que no hay nada nuevo en el horizonte, más que el alcance por parte de los primeros índices de la escena internacional de objetivos que manejábamos en los mínimos de 2002 - 2003, como el Nikkei, el Mibtel italiano o el índice de semiconductores de Filadelfia, me centraré en tocar un tema que muchos ahorradores nos preguntan cada semana; la situación de las divisas y concretamente del yen y del franco suizo.

Obviamente su preocupación no está de repente en cómo les anda a los japoneses o a los suizos, sino en qué pueden esperar del pecado cometido cuando decidieron contratar una hipoteca multidivisas ya fuere en yenes o, como les recomendaron en su banco si su perfil era más conservador, en francos suizos. En efecto, esto último es de juzgado de guardia y es lo que nos cuentan la mayoría de inversores. Los más valientes eran enviados desde su oficina bancaria a especular a Japón mientras que los más conservadores los mandaban a Suiza, aprovechando que eran presa fácil ya que venían calientes porque a su vecino, cuñado o masajista le había ido genial con ese tipo de hipoteca.

Riesgos a tener presentes

Atraídos por los bajos tipos japoneses o suizos olvidaron que el riesgo no solamente era que pudiera haber una subida de tipos en estos países sino que el más importante era el de apreciamiento de la moneda. Muchos debieron olvidar, desconocían o fueron mal informados desde esa oficina bancaria de su plena confianza, que lo que estaban haciendo era contratar una hipoteca en moneda extranjera y, a no ser que su sueldo lo cobrasen en yenes o francos, nadie les salvaba del riesgo del tipo de cambio.

Al hacer una hipoteca multidivisas es probable que les dijeran que esquivaban las posibles subidas del tipo de interés, lo cual es cierto, ya que tienen la opción de cambiar de moneda, eso sí, pagando comisiones altísimas, pero y si había una fuerte apreciación, como ha sido el caso. Eso no interesaba decirlo o si se hacía se hablaba también de lo bueno que sería que hubiera una depreciación. En el primer caso la deuda aumenta y en el segundo disminuye.

Pues bien, nos encontramos con el primer caso. Durante las últimas semanas hemos asistido a un cambio de tendencia tanto en el euro / yen como en el euro / franco suizo. Tanto el yen como el franco suizo se están apreciando fuertemente y eso está ahogando a muchas familias que ven aumentada su deuda y, por tanto, su cuota, de ahí que no paremos de recibir consultas sobre que hacer.

¿Puede seguir creciendo esa deuda?

Pues si atendemos a los dos gráficos llegamos a la conclusión de que no es sólo probable, sino lo más razonable en una visión de medio plazo. Por tanto, nuestra recomendación es clara: aprovechen un próximo rebote, que lo habrá, no se dejen iluminar por la subida y salgan de ese embrollo. En caso contrario podrían arrepentirse toda la vida.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin