Economía

Montoro contempla que la recaudación crezca tres veces más que la economía

  • El ministro garantiza que cumplirá con Bruselas y vigilará el déficit
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, en el Senado.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, confía en un aumento de los ingresos tributarios tres veces superior al del crecimiento previsto para 2017. Así se desprende de los documentos internos que él mismo maneja y que ayer desgranó ante la Comisión del ramo en el Senado. Mientras el PIB aumentará, según todas las previsiones, entre un 2,3% y un 2,5%, la recaudación lo hará un 7,8%, superando en total los 202.000 millones y batiendo incluso la marca del histórico año 2007. Editorial | Unas previsiones fiscales cuestionables

Según el documento que Montoro exhibió, la recaudación prevista en concepto de IRPF ascenderá este año a 78.100 millones de euros, con un aumento del 7,5% (5.500 millones) respecto al cierre de 2016, año en el que se habrían ingresado 72.662 millones. Incremento similar -y más lógico teniendo en cuenta el endurecimiento incluido en el Decreto Tributario de diciembre- experimentará Sociedades, que dejará en las arcas 25.000 millones, un 7,8% más. Y otro avance: después de un ejercicio histórico en el que se recaudaron 62.500 millones por IVA, el Gobierno espera que en 2017 se ingresen casi 6.000 millones más, hasta 68.280 millones. La recaudación crecería por este impuesto casi un 10%.

Todas esas partidas, junto a la de los Impuestos Especiales, que aumentaría el 4%, arrojarían, según Hacienda, un incremento recaudatorio del 7,8%. Montoro aspira a captar 14.500 millones más por impuestos respecto al año pasado, casi la cantidad en la que debe reducirse todo el déficit. El problema reside en que el Ejecutivo del PP no ha cumplido ni un solo año sus previsiones de ingresos y 2017 podría no ser una excepción. En este sentido, cabe recordar que en 2016 el crecimiento del PIB fue superior, del 3,3%, y la recaudación total apenas se elevó en 6.000 millones.

El déficit, en juego

España se ha comprometido con Bruselas a reducir el déficit público desde el 4,6% al 3,1%, aunque la Comisión hizo saber el miércoles que augura un desvío de 2.000 millones y un desfase final del 3,3% (el panel de Funcas augura un 3,5%). Teniendo en cuenta los problemas que pueden aparecer en los ingresos, la meta fiscal parece complicada. Y así pareció reconocerlo el ministro, cuando auguró que "habrá que estar vigilantes" con los números, tal y como ha pedido la Unión Europea, por si fuera necesario adoptar más medidas.

Montoro, pese a todo, presumió de haber hecho lo que tenía que hacer, esto es, "reducir el déficit sin perjudicar el crecimiento". "¿Se podría haber bajado más rápido sin afectar al PIB? No", aseguró el ministro, que también aprovechó su comparecencia para reconocer que la rebaja fiscal de los últimos dos años le ha costado al erario público casi 11.500 millones, 2.000 millones más de lo estimado.

El titular de Hacienda, sin embargo, sacó pecho: desde 2012, España ha reducido el déficit a la mitad, y todo ello logrando un avance del PIB superior al 3% y una creación significativa de empleo. "Y lo hemos hecho aumentado la protección social", aseguró Montoro, destacando que en 2017 se dedicarán 500 millones más a Sanidad; 230 millones más a Educación; y 3.500 millones más a todos los servicios básicos.

"Hay que desterrar la idea que venden algunos de que en España se están haciendo recortes en los servicios públicos", afeó el ministro.

Presupuestos, con consenso

Al igual que hizo la semana pasada en el Congreso, Montoro pidió el apoyo explícito de PSOE y C's para sacar adelante las cuentas de 2017. "No podemos permitirnos un año sin Presupuestos. Mandaríamos un mensaje muy confuso a Europa", advirtió, reiterando que el Gobierno sólo presentará un proyecto de Cuentas si tiene garantizada su aprobación en la Cámara. "Y también habrá que tener en cuenta los plazos; no podemos traer ese proyecto en julio, que es cuando al Senado le corresponde votar el techo de gasto del año 2018", remachó.

Las críticas se las guardó únicamente para Unidos Podemos, pues al PSOE poco o nada le afeó. De hecho, Montoro insistió en que lo que está haciendo "es parecido a lo que hicieron los socialistas". El gasto sobre PIB, de hecho, se situaba por debajo del 40% en 2007, mientras que ahora supera esa barrera. Al PSOE le dijo también el ministro que cuenta con él para la futura reforma de la financiación autonómica, que culminará este año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud