Economía

Economía.- Una de cada cuatro cajetillas de tabaco inacutadas de la luxemburguesa Landewyck son falsificaciones

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Una de cada cuatro cajetillas de tabaco incautadas de la tabaquera luxemburguesa Landewyck, propietaria de marcas como Ducal, Elixyr o Austin, son falsificaciones, segun ha informado este jueves la compañía.

Durante los meses de junio, julio y septiembre Landewyck Tobacco recibió una muestra de tres incautaciones de tabaco de contrabando practicadas en Valencia, Cádiz y Sevilla, en las que fueron intervenidas 29.000 cajetillas de Ducal.

Tras los análisis en los laboratorios de Landewyck, que estudian las dimensiones del cigarrillo, filtro, color de papel o medidas de las cajetillas, entre otros elementos, la tabaquera informó a las autoridades españolas de que las muestras eran 100% falsificaciones.

En total, más del 26% de las muestras analizadas en lo que va de año por Landewyck, provenientes de las incautaciones del contrabando, resultaron ser cajetillas falsificadas, una cifra "nada despreciable" si se tiene en cuenta que el informe Ipsos de cajetillas vacías señala a marcas como Ducal entre las de mayor cuota de tabaco ilícito en nuestro país, con un 18,1%.

El informe se basa en una encuesta de cajetillas vacías recogidas en las calles de las que se estudia si incorporan o no el timbre que acredita su legal circulación. Sin embargo, de las cajetillas ilegales, es decir, sin timbre, no se discrimina cuáles son auténticas y cuáles falsificaciones de las marcas, ha precisado la luxemburguesa.

En un mercado en el que la fabricación de tabaco falsificado está creciendo exponencialmente, con cinco fábricas intervenidas hasta ahora solo en España, al menos dos de ellas destinadas a falsificar marcas como Austin, propiedad de Landewyck, la tabaquera ha reclamado una mayor vigilancia para evitar que las cifras de contrabando se vean desvirtuadas, al no distinguir qué porcentaje de cigarrillos auténticos o falsificados están siendo introducidos de manera ilegal en el mercado.

Así, el presidente ejecutivo de Landewyck, Christian Greiveldinger, ha afirmado que las cifras aportadas por consultoras como Ipsos respecto al tabaco de contrabando que se consume en España llevan a conclusiones erróneas.

DISCREPANCIA CON CIFRA DE CONSULTORAS.

Para el máximo ejecutivo de Landewyck, las cifras de contrabando publicadas en el caso de las marcas de la compañía luxemburguesa "no tienen sentido".

Landewyck produce 400 millones de paquetes al año, unos 8.000 millones de cigarrillos. Las cifras publicadas señalan que en España aparentemente se venden ilegalmente entre 800 y 1.000 millones de cigarrillos Ducal, lo que representaría un 10% de la producción de la compañía tabaquera.

"Estamos presentes en 40 países y muestro principal mercado es Alemania, donde tenemos una cuota de mercado entre el 5 y 6%. No puede ser que una décima parte de nuestra producción se venda en España de forma ilegal, no tenemos capacidad para producir esas cantidades", ha explicado.

La tabaquera ha asegurado que su negocio está "estrictamente controlado" por la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF), puesto que sus fábricas se encuentran dentro de las fronteras de la Unión Europea, y ha señalado que, con los datos reales en la mano Landewyck Tobacco, "ni siquiera estaría en el 'top ten' de las marcas con mayor número de cajetillas de contrabando".

Landewyck Tobacco, que opera en España desde 2001 y desde hace tres años cuenta con filial propia en Madrid, fue fundada en 1847 por una familia luxemburguesa. Sus fábricas están en Luxemburgo, Alemania, Bélgica, y Hungría, y la mayor parte de sus productos se exportan a países europeos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint