Economía

El PSOE aumentará la recaudación en 25.000 millones para dejar el déficit en el 1% en 2019

El PSOE pretende aplicar una reforma fiscal con la que conseguirá que la recaudación al final de la próxima legislatura sea 25.000 millones de euros superior a la actual (incluyendo 10.000 millones procedentes exclusivamente de la lucha contra el fraude), lo que le permitirá dejar el déficit público en el 1% en 2019 sin tener que aplicar nuevos recortes ni subir los impuestos a las clases medias y trabajadoras.

Así lo ha explicado el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, este jueves durante un acto preelectoral en Madrid en el que ha presentado el programa económico con el que concurrirá a las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, acompañado por su asesor económico, el exministro Jordi Sevilla, entre otros cargos del partido.

El líder del PSOE ha subrayado su "compromiso con la estabilidad presupuestaria" y ha asegurado que en 2019 dejará las cuentas públicas "cuadradas", con un déficit del 1%, a través de una "senda gradual y equilibrada" de consolidación que permitirá acabar con los desequilibrios "no subiendo impuestos a las clases medias sino repartiendo los ingresos de la recuperación de manera distinta".

Clave será para ello la reforma tributaria integral que planean acometer con la vista puesta en "aliviar" el esfuerzo de la mayoría y exigir más a quienes más tienen, incluyendo en esa capacidad tanto las rentas como el patrimonio y desplazando el peso de la carga fiscal de las rentas del trabajo y las cotizaciones a otro tipo de riqueza y recursos naturales finitos.

Nuevos impuestos

En concreto, se impondrá un tipo mínimo común para el Impuesto de Sucesiones y Patrimonio en todo el país y se reformará en profundidad el Impuesto de Sociedades, revisando las deducciones y exenciones. Hasta que esa reforma tome forma, se aplicará un tipo mínimo del 15% sobre el resultado contable de las grandes empresas para acercar su tributación real a la nominal.

Además, se creará un nuevo impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono (CO2), del que estarán exentas las empresas que participen en el mercado de derechos de emisiones; otro sobre las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), otro sobre las emisiones potenciales de los vehículos a motor que sustituirá a los actuales impuestos de Matriculación y Circulación; otro sobre los residuos industriales y peligrosos o tóxicos, y otro sobre los envases y bolsas. Igualmente, se revisarán los Impuestos de Hidrocarburos, Electricidad y Canon de Vertidos para convertirlos en tributos medioambientales.

En el ámbito europeo, se promoverá la aprobación del Impuesto sobre Transacciones Financieras con una base "amplia" y que incluya el mayor número posible de productos; y también se impulsará la desaparición de los paraísos fiscales. La lucha contra el fraude será una de las grandes apuestas socialistas, con el objetivo de poder incrementar la recaudación por esa vía en 10.000 millones en apenas una legislatura.

Gasto más eficiente

Por la vía del gasto, el PSOE se compromete a realizar una "auditoría para eliminar todo gasto superfluo e inercia presupuestaria" así como a incrementar la transparencia y la evaluación continua de las diferentes partidas, en las que se priorizarán los recursos para el Estado del Bienestar, sobre todo sanidad, educación y dependencia; y para luchar contra la pobreza, mediante un nuevo Ingreso Mínimo Vital y más fondos para la ayuda al desarrollo.

La tercera pata fundamental del gasto público se centrará en impulsar el crecimiento y crear empleo de más calidad, con más formación para jóvenes, inversiones en I+D y financiación para pymes y para digitalización.

Y es que el cambio de modelo productivo es uno de los 'leit motiv' de esta campaña socialista, que pretende sentar las bases de la Economía 4.0 impulsando sectores industriales de alto valor añadido, incrementando el tamaño medio de las empresas españolas mediante la eliminación de las barreras regulatorias que dificultan su crecimiento, e impulsando la digitalización de toda la sociedad para que sea más global e internacionalizada.

"En este modelo de crecimiento necesitamos un Gobierno completamente distinto, activo, dinamizador y que asuma los riesgos que el sector privado no es capaz de asumir", defiende Sánchez, que cree que algo "clave" en este camino es apoyar la financiación y los incentivos fiscales para este tipo de proyectos de I+D.

Mención aparte merece la transición energética que el PSOE se propone acometer, en aras a incrementar la independencia de España y también a luchar de forma decidida contra el cambio climático, consiguiendo un sistema "predecible, eficiente, renovable, seguro y a precios asequibles". El primer paso para conseguirlo, cree el secretario de los socialistas, es hacer una auditoría de la tarifa eléctrica y eliminar el llamado impuesto al sol introducido en el decreto de Autoconsumo.

Para contribuir a financiar todo este cambio del modelo energético, el PSOE creará un Fondo Verde que se nutrirá de parte de la recaudación del nuevo Impuesto sobre el CO2 y que subvencionará inversiones de ahorro y eficiencia energética, transporte público y un "mínimo de consumo a precio bonificado" para colectivos vulnerables; créditos para impulsar la eficiencia energética en las pymes y fomentar la rehabilitación residencial; y préstamos a bajo interés para asegurar la movilidad limpia en empresas de logística y de transporte de personas y mercancías.

"Cumpliré el programa electoral"

Sánchez ha asegurado además que cumplirá su programa porque lo considera "sobre todo y ante todo un contrato firmado con los españoles" y se ha presentado como el adalid del "cambio seguro que necesita el país" para "regenerar la vida política" y "modernizar" la economía. "Los próximos cuatro años estamos llamados a afrontar el reto de ganar el futuro", ha advertido.

En ese punto, ha defendido que su programa permitirá "crecer para repartir" mejor tanto los esfuerzos como los beneficios de la recuperación, "elevando la productividad, respetando el medio ambiente, generando cohesión social y haciendo frente al verdadero desafío de la desigualdad". Y ha argumentado que el momento actual es el "idóneo" para "fomentar la confianza apelando al futuro".

"El peor riesgo es no hacer nada, la mayor incertidumbre es aferrarse al pasado. Es momento para innovar y hacer las cosas distinto a como se han hecho siempre, para hacerlas mejor y de forma más justa. Es el momento en que ganan los que apelan al futuro y no los que generan miedo ni incertidumbres. En este punto gana quien confía en sus propias fuerzas y en las de su país", ha proclamado.

Frente a su propuesta ha situado a los conservadores, que "sólo quieren competir a fuerza de degradar las condiciones laborales y el patrimonio ecológico" y que se limitan a presentar ideas que, "aunque se vistan con ropa nueva, son soluciones del siglo XIX". "Nosotros no nos vamos a pelear con la realidad, vamos a cambiarla", ha propuesto, criticando que el Gobierno de Mariano Rajoy se haya pasado cuatro años "dedicando buena parte de sus energías y de su tiempo a buscar excusas" y a proponer una "austeridad ideológica injusta e ineficaz".

El programa no se ha hecho en dos tardes

Antes de Sánchez ha tomado la palabra Jordi Sevilla, que ha comenzado afirmando que este programa "no es cosa que se haga en dos tardes" y ha defendido que está hecho para "ganar elecciones y gobernar", porque con sus propuestas se consolidará una recuperación "cierta pero frágil" además de "claramente insuficiente".

"La esencia del programa es crecer y repartir. Socialismo de toda la vida. Con el PP crecemos para que los ricos sean más ricos; con el PSOE, creceremos para que todos sean más ricos", ha añadido.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ANDALUZ ORGULLOSO
A Favor
En Contra

MUY BIEN

SERIEDAD

COMO EN LOS EEUU, NINGUNA EMPRESA PAGA MENOS DEL 15%

QUE MENOS ¡

PEDRO, PRESIDENTE, RIVERA VICE

YO LO VEO ¡

UN GOBIERNO ESTABLE, SERIO, HONESTO Y HONRADO, REFORMANDO DE VERDAD Y QUITANDO CHUMINíS A TUTIPLEN Y LOS NACIONALISTAS SIN PODER EXTORSIONAR

Puntuación -2
#1
luas
A Favor
En Contra

Jordi Sevilla, exministro... de Zapatero.



Y 25.000 millones más de recaudación = subir impuestos.



Más empresas que se van a marchar, o sea, miseria.



¿Y lo de "inercia presupuestaria"?. Se refirará a la inercia que dejó Zapatero, porque que nos cuente los gastos nuevos firmados por el PP. ha, que no ha mencionado NI UNO.



¿Se referirá a los 600.000 funcionarios que contrató Zetaidiota I?

¿O a los contratos tipo Castor que firmó su compañero Miguel Sebastián?



Y ya la traca final: "repartiendo el dinero de la recuperación...".



Pero ¿Hay recuperación gracias al PP o no hay recuperación?



Dios mío... lo que mienten...

Puntuación 2
#2
Yo no soy tonto.
A Favor
En Contra

Pues conmigo que no cuente.

Que le suba impuestos a su padre.

Puntuación 0
#3