Economía

El Tribunal de Cuentas dice que el informe sobre contratos estatales de 2012 está "lleno de incumplimientos"

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, ha afirmado este martes que el informe sobre los contratos del sector público estatal de 2012 está "lleno de incumplimientos", como ha sucedido "tradicionalmente desde el origen de los tiempos", algo que achaca al "desfase" entre los procedimientos y las novedades legales que hay que solucionar.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, ha afirmado este martes que el informe sobre los contratos del sector público estatal de 2012 está "lleno de incumplimientos", como ha sucedido "tradicionalmente desde el origen de los tiempos", algo que achaca al "desfase" entre los procedimientos y las novedades legales que hay que solucionar.

Así lo ha señalado durante su comparecencia ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para la Relación con el Tribunal de Cuentas para presentar el 'Informe de fiscalización relativa a la contratación del sector público estatal durante el ejercicio 2012', que cubre 1.383 expedientes de contratación por valor de 2.740 millones de euros.

Según el presidente, hay un "desfase que muchas veces explica" los incumplimientos, ya que "la actualización de los procedimientos de contratación no está finamente ajustada a las novedades legales" a la vez que "las instrucciones aplicables en estos casos muchas veces no son comunes y producen incumplimientos en determinados supuestos".

No obstante, Álvarez de Miranda también ha reconocido que se dan algunas contrataciones que "se derivan de que determinados gestores públicos consideran que la legislación de contratos está hecha para no aplicarse". "Esto lo he podido oír a más de un gestor público que no tiene vergüenza en decirlo, aunque debería tenerla, pero en fin", ha apostillado.

"NUMEROSAS DEFICIENCIAS"

A renglón seguido, ha relatado las "numerosas" deficiencias detectadas en los contratos del sector público estatal firmados en el año 2012, el primero de Gobierno de Mariano Rajoy, tanto en aspectos formales de la remisión de la documentación como en la propia elaboración de los pliegos de condiciones o los contratos.

Así, ha destacado las "significativas omisiones" y "numerosas deficiencias" en el contenido de la documentación enviada al Tribunal, tanto por ser incompleta como por llegar fuera de plazo. "Son significativos especialmente los incumplimientos y demoras en el envío de comunicaciones sobre las incidencias en la ejecución de los contratos, así como sobre la finalización de los mismos", ha precisado.

Además, existe un "número significativo" de expedientes que no concretaban cómo debían acreditar su solvencia las empresas europeas no españolas, y que en la mayoría de contratos adjudicados por procedimiento abierto se observaron, "un ejercicio más", diversas incidencias que "no resultan acordes con los principios de eficiencia, economía y transparencia".

Como ejemplos, ha citado la utilización como criterio de adjudicación de las mejoras que ofertan los licitadores sin determinar previamente de forma adecuada su contenido y extensión, la falta de precisión suficiente del método de valoración de los criterios cualitativos de adjudicación, o la inclusión de límites máximos en las rebajas económicas, que "desincentivan" a las empresas a ofrecer mejores precios.

ADJUDICACIÓN Y EJECUCIÓN

Por su parte, las adjudicaciones por procedimiento negociado sin publicidad no incluían los aspectos técnicos y económicos que serían negociados, y en la mayor parte de los casos existía un acuerdo previo entre la Administración y la empresa, de modo que no estaba justificado adecuadamente el uso de este procedimiento o se había hecho de forma "excesivamente genérica".

Álvarez de Miranda ha criticado además que la mayoría de expedientes del sector público estatal en 2012 no incluía una preferencia para empresas que implementan medidas para promover la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, como estipula la ley.

Con respecto a la fase de preparación, adjudicación y formalización de los contratos, el organismo fiscalizador ha detectado un "número significativo" de expedientes en los que "no se acreditó suficientemente la necesidad de la operación, ni la insuficiencia de medios personales y materiales" para contratar con el sector privado en lugar de realizar el servicio con medios propios, ni hubo un estudio económico que comparara qué era más barato.

Además, las mesas de contratación no motivaron de forma suficiente en muchos casos la forma de aplicar los criterios de valoración, los precios del contrato se fijaron de forma deficiente y se utilizó de forma "indebida" el contrato complementario para no convocar otro concurso, aunque en este sentido el presidente ha reconocido una "significativa mejora" respecto de otros años.

"Podría ser interesante realizar un informe sobre los modificados de contratación, que ofrecería más información sobre el sector público", ha reconocido Álvarez de Miranda.

En cuanto a la fase de ejecución, ha señalado que en general se cumplieron las normas legales sobre el plazo de pago, salvo en el sector público empresarial no financiero, donde sí se detectaron "sensibles retrasos". Sin embargo, el Tribunal no recibió todas las facturas justificativas de pagos y a veces se pagó más de lo facturado.

Igualmente, se dieron casos en los que no constaba el acta formal de recepción del objeto del contrato y hubo retrasos en la ejecución de los servicios, "no constando que la entidad contratante hubiera procedido a la resolución del mismo o a la efectiva exigencia de las penalidades correspondientes".

SE HAN ABIERTO DILIGENCIAS

En su turno de réplica, el presidente del organismo fiscalizador ha señalado que se han abierto diligencias preliminares sobre algunas actividades de contratación y algunos organismos del sector público, encaminadas a "determinar las presuntas responsabilidades contables" que se podrían derivar de "operaciones irregulares" detectadas durante la fiscalización.

Además, el pasado 14 de abril se remitió a la Fiscalía Provincial de Madrid una serie de testimonios particulares sobre algunas operaciones en el ámbito de la contratación que pudieran suponer "ilícitos o irregularidades penales", si bien Álvarez de Miranda ha remitido a la Fiscalía y la Abogacía General del Estado para obtener más información al respecto.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin