Economía

Vidal Armadores, investigada en la Operación Sparrow, fue condenada 7 veces por pesca ilegal tras 11 denuncias

Vidal Armadores, la compañía gallega registrada el miércoles durante horas en Ribeira (A Coruña) en el marco de la Operación Sparrow, que investiga empresas radicadas en A Coruña por su presunta vinculación con buques incluidos en la lista de pesca ilegal de la Convención para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos de la Antártida (CCRVMA), ya fue condenada en los últimos años hasta en 7 ocasiones por estas prácticas, tras recibir un total de 11 denuncias.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 (EUROPA PRESS)

Así figura en un informe elaborado por Greenpeace en el que se refleja que desde 1999 ha habido al menos 11 detenciones y 7 condenas con buques relacionados con Vidal Armadores, por lo que se le han impuesto multas internacionales que suman más de 3 millones de euros y tres barcos confiscados.

Sin embargo, Greenpeace denuncia que, "a pesar de este historial, la Unión Europea y el Gobierno español han otorgado entre 2002 y 2009 cerca de 16 millones de euros en subvenciones a las empresas de la familia Vidal".

En concreto, en los últimos meses tres barcos con bandera de Guinea Ecuatorial, el 'Songhua', el 'Kunlun' y el 'Yongding', han sido acusados y perseguidos por Nueva Zelanda por capturar ilegalmente merluza negra --que alcanza un alto precio en el mercado-- en aguas del Atlántico sur, en las inmediaciones de la Antártida. Así, se investiga si estos buques están ligados a la empresa gallega Vidal Armadores.

Según recuerda Greenpeace el 'Shongua', denominado anteriormente Paloma V, "fue arrestado por pesca ilegal en 2008, y tenía una conexión clara con Vidal Armadores, reconocida por el Gobierno que inició unas investigaciones en 2009".

El 'Yongding' ha tenido 11 nombres y ocho banderas, mientras que el 'Kunlun' ha tenido 15 nombres diferentes y ocho banderas desde que fueron incluidos en la lista negra de la CCRVMA en 2004 y 2003, respectivamente.

OPERACIÓN SPARROW

En el marco de la Operación Sparrow, iniciada hace meses, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha inspeccionado las sedes de varias empresas situadas en la provincia de A Coruña, entre las que se encuentra Vidal Armadores, por su supuesta vinculación con buques incluidos en la lista de pesca ilegal.

En esta operación los servicios de inspección pesquera están examinando "numerosa documentación física y electrónica" de estas empresas, que continuará a lo largo de los próximos días.

Los servicios de inspección pesquera han desarrollado investigaciones en estrecha colaboración con países aliados en la lucha contra la pesca ilegal, como Nueva Zelanda, así como con el apoyo de organismos internacionales como la Comisión Europea, la CCRVMA o Interpol, con el objetivo de recopilar evidencias que acrediten los presuntos vínculos.

Así, el Ministerio destaca que "se trata de un operativo sin precedentes" en la UE y que "sitúa a España, más si cabe, al frente de la lucha contra la pesca ilegal a nivel internacional".

Según la reforma de la Ley de Pesca Marítima las infracciones muy graves pueden sancionarse con multas de hasta 600.000 euros, así como con inhabilitación para el ejercicio de actividades pesqueras.

Entre las infracciones graves se encuentran: "la participación en la explotación, gestión y propiedad de buques apátridas, o buques de países terceros identificados por las organizaciones regionales de ordenación pesquera u otras organizaciones internacionales, por haber incurrido en actividades de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada o contrarias a las medidas de conservación y gestión de los recursos pesquero".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin