Economía

Las hipotecas firmadas entre 1998 y 2007 podrían subir hasta 2.500 euros

Las familias y empresas que son titulares de una hipoteca firmada entre 1998 y 2007 podrían ver incrementada su factura anual hasta en 2.500 euros si los tipos de interés hipotecarios llegan al máximo alcanzado desde el nacimiento de la moneda única europea, es decir, el 6,390 por ciento. Así lo asegura la Asociación Hipotecaria Española (AHE) en un informe publicado hoy.

La AHE señala que el coste medio de amortización actual de la deuda hipotecaria para un préstamo medio contratado a partir de 1998 es superior al coste inicial en el momento de la firma. Además aclara que las hipotecas contratadas antes de 1998 seguirán manteniendo unos "costes brutos" inferiores a los del primer año de vigencia, que pueden oscilar entre los 280 y los 3.400 euros menos.

Incrementos de hasta el 35%

Por el contrario, para los préstamos contratados entre 1998 y 2007 el coste actual de amortización será superior al coste inicial del momento de la firma de la hipoteca, con variaciones anuales que pueden superar los 2.500 euros.

En concreto, los que suscribieron una hipoteca entre 1998 y 2002 experimentarán incrementos "poco significativos", pero los compradores de años más recientes pueden llegar a soportar incrementos de hasta el 35 por ciento.

La AHE señala que este incremento responde al efecto de las subidas de los tipos de interés y pese a que el importe medio de los préstamos hipotecarios, es el 3,5 por ciento inferior a la media de 2007.

"Tensiones actuales"

En el primer trimestre del año, la cuota media había experimentado un descenso del 2,4 por ciento respecto al mismo periodo de 2007, por la reducción del importe medio del préstamo.

Según la AHE, si se mantienen las "tensiones actuales" de los mercados existe un "riesgo evidente de rebasar el nivel de cuotas estimado para el escenario de riesgo a medio y largo plazo".

La AHE calcula que el titular de una hipoteca media, que en 2008 es de 143.730 euros a 27 años de plazo -según el Instituto Nacional de Estadística-, pagará alrededor de 10.000 euros, pero corre el riesgo de que, a medio o largo plazo, su cuota anual se incremente hasta en 2.500 euros.

La asociación que preside Gregorio Mayayo indica que el seguimiento de los índices de referencia permitirá determinar si el riesgo se mantiene en los "máximos observados" o, por el contrario, se deberá adaptar "el escenario de riesgo a la nueva coyuntura del mercado".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud