Economía

Economía/Fiscal.- Los españoles pagan menos impuestos que la media en Europa salvo las rentas más elevadas

BRUSELAS, 26 (EUROPA PRESS)

La carga impositiva media en España que pagan los contribuyentes por impuestos directos, impuestos indirectos y prestaciones a la seguridad social se situó en 2006 en el 36,5%, un 0.9% más del Producto Interior Bruto español en 2005 pero todavía inferior a la carga fiscal media europea que se eleva en 2006 al 39,9%, un 0,6% más que el año anterior.

Sin embargo, España aplica una tasa impositiva más elevada a las rentas más altas que la media en Europa (43% frente al 38,68%), según refleja el informe que hoy presentó la Comisión Europea sobre tendencias impositivas en la UE correspondiente al año 2008, pero con datos relativos al 2006.

El informe divide a los Estados miembros en cuatro grupos o categorías de países de acuerdo con las tendencias en las cargas fiscales que vienen aplicando en los últimos 10 años. En el primer grupo se sitúan países con cargas impositivas bajas, pero que empiezan a subirlas "considerablemente" en el último decenio, como el caso de España, Chipre y Reino Unido.

El segundo grupo de países se caracteriza por tener cargas fiscales bajas que se mantienen en un nivel "similar" hasta 2006 como ocurre en Grecia, Irlanda y Lituania, mientras que en la tercera categoría de países -el grupo más reducido que presentan tasas bajas que han permanecido por debajo del 35%--, se incluyen países como Polonia, Estonia, Luxemburgo o Eslovaquia.

En cambio, el mayor número de países comunitarios se inscribe en el cuarto grupo, caracterizado por tener cargas impositivas elevadas y con dificultades para reducirlas, como ocurre en Italia, Hungría y en los países nórdicos.

A pesar de que en el conjunto de la Unión Europea la carga impositiva permanece "relativamente alta" --12 puntos porcentuales por encima de la que se aplica en Estados Unidos o Japón-- la diferencia entre países sigue siendo "bastante grande".

La cargas impositivas más altas cabe encontrarlas en Bélgica (44,6%), Dinamarca (49,1%) y Suecia (48,9%). En el otro extremo se sitúan Rumanía (28,6%), Eslovaquia (29,3%) y Lituania (29,7%).

En 2006, la tasa de impuestos se elevó en 17 países comunitarios y, en un punto porcentual o más respecto a los valores de 2005, en siete Estados miembros: Irlanda e Italia (1,7%); Países Bajos (1.6%), Chipre y Letonia (1,1%), Lituania y Polonia (1%), lo que representa una subida "significativa".

En cambio, las cargas fiscales en otros 10 Estados miembros se han reducido en 2006 en un 0,2% del PIB como mínimo. Las bajadas más significativas se han producido en Luxemburgo y Eslovaquia (2.2%); Dinamarca (-1,6%) y República Checa (-0,8%).

En términos generales y en base a datos comparativos, el informe advierte de una tendencia alcista en la carga impositiva que vienen aplicando los Estados miembros entre 2004 y 2006. Sin embargo, entre 1999, año en que se produjo un repunte de las cargas fiscales, hasta 2004, la tendencia era más bien reduccionista.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin