Economía

(Amp) Marineros gallegos del 'Playa de Bakio' piden vigilancia de varios gobiernos en el caladero del secuestro

Niegan saber nada sobre el posible pago de un rescate y confirman que volverán a trabajar "porque hay que comer"

Niegan saber nada sobre el posible pago de un rescate y confirman que volverán a trabajar "porque hay que comer"

VIGO, 20 (EUROPA PRESS)

Los marineros gallegos del atunero 'Playa de Bakio' que fueron secuestrados por piratas somalíes el pasado mes de abril en aguas del Índico pidieron hoy la presencia de buques militares de varios gobiernos para proteger a los pesqueros que faenan en ese caladero, al tiempo que recordaron que "no sólo hay españoles, sino también rusos o franceses".

Así lo manifestó hoy tras prestar declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu el patrón del atunero, Amadeo Álvarez, quien señaló que ese caladero "es muy grande y la Armada española no podría vigilarlo sola". "Se podría hacer algo más de lo que se hace, porque somos muchos los que trabajamos ahí", añadió.

Del mismo modo se pronunciaron otros de sus compañeros que también declararon hoy en Vigo y mostraron su escepticismo sobre la posibilidad de que la investigación abierta sirva para detener a los secuestradores del 'Playa de Bakio'.

Así, el contramaestre, Ángel Fernández, reconoció que "es muy difícil que los atrapen" y señaló que, en esa zona de África --por Somalia--, hay muchos nómadas pastores que se desplazan de un campamento a otro y "se pueden camuflar entre ellos".

El engrasador del pesquero, Jesús Albar, incidió en que "lo primero que hay que hacer es poner allí más barcos militares de vigilancia", en referencia a la presencia de las armadas de varios países. No obstante, puntualizó que "si los pillan vendrán otros porque allí es todo una piratada".

VOLVER A FAENAR.

El capitán del barco, que fue el más optimista al considerar que "los acabarán pillando porque están cayendo muchos barcos", reconoció que el secuestro fue una "experiencia muy traumática y una pesadilla muy dura" para los tripulantes, algunos de cuales tuvieron que recibir tratamiento médico por ello, pero apuntó que volverán a faenar porque lo ocurrido "no puede impedir que se vuelva al trabajo".

A este respecto, Ángel Fernández aseguró que la tripulación "no tiene miedo pero lo que pasó está ahí" y no descarta que "vuelva a ocurrir a éste o a otros barcos". Sin embargo, coincidió con sus compañeros en que "hay que volver a trabajar si se quiere comer". "Hay que pagar la hipoteca", recordó el engrasador Jesús Albar, quien reconoció que su familia no quiere que vuelva a pescar en esa zona.

DECLARACIONES.

Los ocho marineros gallegos del Playa de Bakio, de un total de 26 tripulantes (13 africanos y 13 españoles), declararon hoy en Vigo durante tres horas, antes el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que se desplazó expresamente a la ciudad olívica para escuchar sus testimonios, al igual que ya hizo en Bilbao el pasado 13 de junio con los otros cinco marineros españoles de este atunero (del País Vasco).

Según explicaron, la mayor parte de las preguntas del juez fueron encaminadas a conocer las circunstancias del secuestro, el momento en que fueron apresados por los piratas somalíes, qué tipo de trato les dispensaron durante los seis días que estuvieron secuestrados en el barco o los daños que les causaron.

En todo caso, aclararon que no sabían nada acerca del supuesto pago de un rescate de 1,2 millones de dólares, confirmado por las autoridades de Somalia. "No podíamos comunicarnos con nuestras familias, no sabíamos nada, ¿cómo íbamos a conocer nada del rescate", afirmó Ángel Fernández.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint