Economía

El Gobierno ve con cautela y buenas sensaciones que De Guindos presida el Eurogrupo

Madrid, 13 jul (EFE).- El Gobierno apela a la prudencia ante la posibilidad de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, logre la presidencia del Eurogrupo porque asegura que es un asunto que no está cerrado, pero admite tener "buenas sensaciones" y cree que puede haber alguna "señal" en la cumbre europea del miércoles.

Así lo han asegurado a Efe fuentes del Ejecutivo ante el Consejo Europeo que se celebrará el 16 de julio en Bruselas y en el que se pretende avanzar en las negociaciones para la designación de diversos cargos institucionales tras las elecciones al Parlamento Europeo.

No es seguro que en esa reunión se aborde el nombramiento del presidente del Eurogrupo, pero sí es previsible que sea así o que se debata sobre la conveniencia de otorgar a este cargo de un carácter permanente y que obligaría a que su titular se dedicara al mismo a tiempo completo.

En la actualidad, el presidente del Eurogrupo es el holandés Jeroen Dijsselbloem, quien compatibiliza este cargo con el de ministro de Finanzas en el Gobierno de su país y, en principio, no tendría que abandonar su responsabilidad europea hasta julio del año que viene.

Pero el relevo se podría acelerar bien por la decisión de que se ocupe a tiempo completo o porque, tal y como se baraja, Dijsselbloem pase a ser el comisario holandés en la nueva Comisión Europea presidida por Jean Claude Juncker si éste es avalado para ese cargo por parte del Parlamento Europeo el próximo martes.

En ningún momento el Gobierno ha hecho oficial la candidatura de De Guindos, pero fueron significativas las palabras del jefe el Ejecutivo, Mariano Rajoy, al término de la cumbre europea de junio en la que los líderes de la UE propusieron a Juncker para presidir la Comisión.

En la conferencia de prensa que ofreció entonces, Rajoy dijo que le gustaría que De Guindos tuviera "responsabilidades importantes" en la UE y aseguró que los líderes europeos tienen una buena opinión del ministro de Economía.

"Teniendo en cuenta la conocida prudencia del presidente del Gobierno en todas estas cuestiones, esas palabras son toda una declaración de intenciones", han señalado a Efe las fuentes del Ejecutivo.

No obstante, se han remitido también a las palabras de Rajoy en esas declaraciones a los periodistas en las que aseguró que no hay nada cerrado.

Tampoco De Guindos ha avanzado intención alguna y en todas las palabras que ha pronunciado al respecto ha rechazado entrar en especulaciones, ha remitido a Rajoy y ha subrayado que él sigue centrado en dedicar todos sus esfuerzos a su labor como ministro de Economía.

En el Gobierno se subraya que la salida de Dijsselbloem como comisario europeo y el deseo de Juncker de dar la Comisaría de Economía al representante de un país con gobierno socialdemócrata allanaría el camino de De Guindos para el Eurogrupo.

Además, se considera de gran relevancia para las opciones del ministro el hecho de que sea visto "con buenos ojos" por Alemania, tanto por parte de la canciller, Angela Merkel, como de su titular de Finanzas, Wolfgang Schauble.

Si De Guindos lograra la presidencia del Eurogrupo no significaría que tuviera que ser relevado de forma inmediata en el Gobierno, porque una de las posibilidades que se barajan es que sustituyera a Dijsselbloem si éste es nombrado comisario.

En ese caso, al igual que hace en la actualidad su homólogo holandés, compatibilizaría el cargo de ministro y el de presidente del Eurogrupo a la espera de que tomara forma que esta responsabilidad se desempeñara a tiempo completo.

A la espera de la decisión final, que el Gobierno insiste en que no esta tomada, en el Gabinete de Rajoy se considera "de justicia" que España vea aumentada su representación en los cargos institucionales de la UE tras "haber hecho los deberes" para superar la crisis económica.

Queda pendiente también saber la comisaría que le corresponderá a España en la nueva Comisión.

El candidato de Rajoy para ello sigue siendo el exministro y jefe de la delegación de los eurodiputados del PP, Miguel Arias Cañete, pese a la petición de Juncker de que cada país presente varios nombres para intentar equilibrar más la presencia de hombres y mujeres en el Gobierno comunitario.

La pretensión española es que Arias Cañete logre también una cartera del ámbito económico, y de todo ello es previsible que hablen Rajoy y Juncker el próximo miércoles en Bruselas, ya que prevén verse horas antes de la cumbre de la UE y aprovechando la reunión previa de dirigentes del Partido Popular Europeo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin