Economía

España se aleja de su objetivo sobre tasa de empleo para 2020, según Eurostat

Bruselas, 19 may (EFE).- España se aleja desde 2008 de su objetivo sobre tasa de empleo para 2020 en lo que se refiere a la población activa de entre 20 y 64 años, informó hoy la oficina estadística comunitaria Eurostat.

España cerró 2013 con una tasa de empleo del 58,2 %, la tercera más baja de la Unión Europea (UE) junto con la de Grecia (53,2 %) y la de Croacia (53,9 %), de acuerdo con la última encuesta sobre la fuerza laboral de la agencia europea con sede en Luxemburgo.

El objetivo de España en la estrategia Europa 2020 es llegar a una tasa de empleo del 74,0 % en los próximos seis años.

La tasa de empleo de España iba subiendo continuamente desde 2002, cuando alcanzó el 62,8 %, y llego a su máximo en 2007 con un 69,5 %, previo a la crisis.

En 2008 empezó a bajar, descendió ese año al 68,3 %, si bien la mayor disminución se dio en 2009, cuando la tasa de empleo ya solo era del 62,5 %, inferior incluso al nivel de 2002.

A nivel comunitario, la tasa de empleo de la población entre 20 y 64 años bajó al 68,3 % el año pasado, tras aumentar constantemente desde el 66,7 % en 2002 hasta el 70,3 % en 2008.

A partir de ese año, coincidiendo con la crisis financiera, cayó al 68,9 % y desde entonces ha continuado bajando.

El objetivo del conjunto de los Veintiocho para 2020 es conseguir una tasa de empleo de al menos el 75 %.

A nivel comunitario solo Alemania y Malta alcanzaron en 2013, e incluso superaron, sus respectivos objetivos de Europa 2020 (un 77,0 % en el caso alemán y un 62,9 % en el maltés).

El año pasado las tasas más altas para la población entre 20 y 64 años se registraron en Suecia (79,8 %), Alemania (77,1 %), Holanda (76,5 %), Dinamarca (75,6 %), Austria (75,5 %), el Reino Unido (74,9 %), Estonia y Finlandia (ambos un 73,3 %).

La evolución de la tasa de empleo ha sido diferente durante la última década en la UE, pero se pueden distinguir cinco grupos, según Eurostat.

Doce Estados miembros (Bulgaria, Dinamarca, Irlanda, Grecia, España, Croacia, Italia, Chipre, Holanda, Eslovenia, Eslovaquia y Finlandia) mostraron la misma evolución de la media de los Veintiocho, es decir sus tasas aumentaron hasta 2008 aproximadamente y después disminuyeron.

En nueve países comunitarios (República Checa, Estonia, Francia, Letonia, Lituania, Hungría, Rumanía, Suecia y el Reino Unido) la tasa de empleo subió hasta más o menos 2008 y después cayó para volver a recuperarse total o parcialmente.

En cuatro naciones (Bélgica, Luxemburgo, Austria y Polonia) la tasa subió hasta 2008 y permaneció estable.

En Portugal ha habido una caída prácticamente continua desde el comienzo del periodo de análisis (2002), mientras que Alemania y Malta mostraron un incremento casi continuo durante toda la década.

La divergencia en la tasa de empleo en los Estados miembros ha aumentado después de la crisis financiera, concluye Eurostat, que afirma que la diferencia entre el porcentaje mas alto y el más bajo fue de 19,4 puntos porcentuales en 2010 y ahora es de 26,6.

Por otro lado, para el grupo de población entre 55 y 64 años, el patrón en la UE es bastante diferente, dado que las tasa ha aumentado constantemente desde el 38,1 % registrado en 2002 hasta el 50,1 % en 2013, de acuerdo con la encuesta comunitaria.

España, que en este caso no tiene una de las tasas de empleo más bajas de la UE, partió de un 39,7 % en 2002, alcanzó el mayor porcentaje en 2008 con un 45,6 % y actualmente se sitúa en el 43,4 %.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin