Economía

PP Guipúzcoa: es momento de "contar con todos" y ganarse la "confianza" de quien no ha respaldado a la nueva Ejecutiva

Afirma que las heridas están "cerradas" y les van a servir para "aprender de errores" y mejorar el discurso de partido

BILBAO, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, ha afirmado que, tras el Congreso del partido, es el momento de "contar con todos" y de "ganarse la confianza" de quien no ha respaldado la candidatura para la nueva Ejecutiva.

En concreto, en una entrevista a ETB recogida por Europa Press, ha afirmado, respecto a que Quiroga fuera elegida como presidenta con menor porcentaje que su antecesor, que, cuando hay debate interno, se producen "opiniones contrapuestas" y hay "a algunos que les gusta más la solución y a otros a los que les gusta menos".

"Y este porcentaje, que no es bajo, aunque es más bajo que los anteriores, nos va a permitir que nadie pueda decir que es un congreso a la búlgara, a dedazo o teledirigido y, por otro lado, es un congreso que obliga a la nueva Ejecutiva, con Arantza Quiroga a la cabeza, a ganarse la confianza de ese porcentaje de gente que no ha respaldado esa candidatura", ha añadido.

Sémper ha indicado que Arantza Quiroga es una persona que "sabe leer muy bien el partido" y ahora hay que "contar con todos", que es lo "verdaderamente importante". En todo caso, ha señalado que "lo importante" es la política que desarrolla el PP vasco. "Al final, los nombres, quienes hacemos política, vamos y venimos, a veces estamos arriba, otras veces abajo, otras veces no estamos en ningún lado, pero lo importante es el proyecto político", ha agregado.

A su juicio, si el PP es capaz de que su proyecto para Euskadi "se entienda bien", se "cerrarán muchas heridas" porque el PP crecerá no solo internamente, sino también electoralmente.

"PEDIR PERDÓN"

Ante la petición de perdón de Arantza Quiroga, ha señalado que no solo la líder de partido debe pedir perdón, sino que lo deben hacer "todos". Tras indicar que los debates internos son "buenos, sanos", ha manifestado que, cuando esas discrepancias "se alargan en el tiempo", la imagen que se proyecta "no es buena". "Cuando eso sucede, no solo es responsabilidad solo de una persona, no es responsabilidad solo de Arantza Quiroga, es responsabilidad de todos, mía también", ha añadido.

Por tanto, ha señalado que ese perdón lo deben "expresar todos los que están en la dirección del PP" porque "es bueno que haya debate interno, pero no es bueno que se alargue".

"El tamaño de las heridas es el que se ha conocido, se produce cuando hay gente que es especialmente querida, que pasa a un segundo plano, pero como esa gente que es especialmente querida, en este caso, Iñaki Oyarzábal, va a seguir estando en el PP vasco y teniendo protagonismo en el PP del País Vasco, estoy convencido de que esas heridas, no solo que estén cerradas, sino que, además, nos van a servir para aprender de estos errores y mejorar nuestro discurso", ha añadido.

Sémper cree que las tensiones internas se han alargado porque hay decisiones que son "complicadas de adoptar" y hay decisiones que, "no solo se toman en base a criterios políticas, sino que hay otras personas que participan en ese debate, en base a criterios políticos, pero también en base a afectos". El dirigente del PP vasco ha señalado que siempre se producen "afinidades, cercanía a unos más que a otros" y eso, "al final, genera un debate más complicado", que provoca que "se alargue en el tiempo".

En todo caso, ha asegurado que es un tema "cerrado" con una nueva Ejecutiva, con Nerea Llanos como secretaria general del partido, que es un persona "contrastada y también querida".

Sémper ha asegurado que no han existido "injerencias" desde Madrid en lo ocurrido y la decisión ha sido adoptada "por nosotros, aquí". "Aceptamos sugerencias y, en todo caso, apoyos, pero lo que no aceptamos es que nos digan por dónde tenemos que ir", ha añadido.

Por otra parte, ha indicado que el cambio en la secretaría general del partido no va a influir en la política que va a hacer el partido en el futuro porque seguirán defendiendo el "mismo mensaje y proyecto", que ha sabido "evolucionar con la sociedad vasca" y no se ha quedado "anclado". Tras cerrarse la "etapa negra" de ETA, ahora la "gran aportación" del PP es "aportar algo en positivo" ahora que la banda armada va a ser "más pronto que tarde un recuerdo muy negro".

Sémper ha señalado que sí cambian los "perfiles" con el cambio en la secretaría general porque es un partido con "personalidades diferentes con un mismo mensaje político".

El dirigente del PP vasco ha indicado que Arantza Quiroga buscaba "un nuevo impulso" en la Ejecutiva y un "perfil diferente", que "fuera reflejo de lo que es el PP vasco, que no solo es Álava, no solo es Bizkaia y no solo es Gipuzkoa". "Es un proyecto común y ha entendido que una vizcaína, con el perfil de Nerea Llanos, era más adecuado para esta nueva etapa que va a presidir", ha agregado.

Preguntado por si la decisión de no contar con Oyarzábal puede tener que ver con un problema de confianza, ha asegurado que hay "afinidades", hay gente que "se siente más cómodo con unos que con otros" o que tiene "más cercanía" o simplemente ha creído que, para su proyecto, "le parece más oportuno" tener a Nerea Llanos, con quien ha indicado que tiene "buena sintonía".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin