Economía

El ministro Montoro hará su reforma fiscal al margen de los sabios

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. Foto: Archivo

El grupo de sabios entregará su propuesta de reforma fiscal al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, el próximo jueves, 6 de marzo. Fuentes próximas al Ministerio confirmaron a elEconomista que el texto se hará público, en principio, un día después, cuando se presentará además en el Consejo de Ministros.

Los expertos terminaron sus trabajos el pasado viernes, el mismo día en que concluía el plazo del Gobierno para la elaboración del citado informe. A lo largo de éste y el próximo mes Hacienda analizará el texto en profundidad, si bien Montoro ha dejado clara su intención de diseñar una reforma propia, al margen de la de los sabios.

En el Ministerio inciden en que esta reforma del modelo tributario y la del actual modelo de financiación autonómico son independientes, pese a que la primera influirá a todas luces en la segunda. De esta forma, Hacienda y las comunidades autónomas negociarán el próximo modelo entre septiembre y octubre, con el objetivo de que pueda aprobarse a final de diciembre y entre en vigor ya en enero del año que viene.

Muchos flecos

Las mismas fuentes recalcan que el grueso de la reforma tributaria está aún abierto y que los dos únicos aspectos sobre los que hay una decisión tomada son más políticos y se corresponden con los anuncios que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hizo la pasada semana durante el Debate sobre el Estado de la Nación.

Esto es, que todos los trabajadores que cobren menos de 12.000 euros al año estarán exentos de pagar el IRPF. Al mismo tiempo, Rajoy avanzó que mejorarán las deducciones fiscales para las familias, elevando los mínimos personales por hijos y por el cuidado de mayores o personas con dependencia.

No serán los únicos cambios que afecten a este tributo. Como adelantó elEconomista, el Gobierno quiere modificar de arriba a abajo el IRPF, de forma que el nuevo tributo irá más allá de eliminar el gravamen complementario, que el Ejecutivo de Rajoy aprobó a finales de 2011. Así, los cambios en esta figura serán mucho más ambiciosos, de modo que se analizarán las bases imponibles, las reducciones que existen, así como su estructura y tramos. Todo ello, teniendo bien presente el principio de suficiencia.

El Ejecutivo fía en todo momento a la recuperación económica, y a la nueva estructura fiscal, el incremento de ingresos que será necesario para compensar la merma en la recaudación que traerá consigo la rebaja del IRPF. Descarta en rotundo que vaya a aprobar una subida del IVA o a reclasificar productos.

Cristóbal Montoro tendría la intención, igualmente, de simplificar el Impuesto de Sociedades eliminando tramos y, a medida que la recuperación económica lo vaya permitiendo, de rebajar también las cotizaciones sociales a las empresas, una reivindicación que de forma insistente han venido haciendo los empresarios a lo largo de la crisis.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud