Economía

CiU, PSOE, IU-ICV y PNV pactan exigir al Gobierno más recursos para políticas activas de empleo

Convergència i Unió (CiU) ha aceptado media docena de las enmiendas que PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y el PNV habían presentado a su moción sobre empleo y el Congreso votará finalmente un texto transaccionado en el que se exige al Gobierno más recursos para políticas activas de empleo y un plan de choque para reducir de forma inmediata las actuales cifras de paro.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El texto, al que ha tenido acceso Europa Press, se deriva de la interpelación a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, del pasado 22 de enero y, aunque ha sido debatido en el Pleno de este miércoles, no será votado hasta mañana, cuando recibirá el respaldo de al menos los cuatro grupos proponentes, frente al rechazo ya anunciado por el Partido Popular.

El portavoz de Empleo de CiU, Carles Campuzano, ha agradecido la disposición de las otras formaciones para acordar una moción a pesar de las discrepancias que mantienen en asuntos como la reforma laboral (que los nacionalistas catalanes apoyaron), y ha criticado que el PP "pretenda mantener la misma política que no está sirviendo y que condena a un escenario tan lejano de recuperación del empleo que es socialmente injusto".

"La perspectiva de haber salido de la recesión no nos puede hacer olvidar que continuamos en crisis, y que con un crecimiento económico tan débil e incierto se necesita una activa política económica y de empleo orientada a reducir el paro y a crear puestos de trabajo, no en el medio y largo plazo, sino en el tiempo más breve posible. Y eso exige un compromiso más rotundo, claro e inequívoco del Gobierno, y una política distinta", ha añadido el diputado catalán.

MEDIDAS CONCRETAS

Por eso, en el texto se recogen nueve medidas concretas, que pasan por recuperar el diálogo social, incrementar los recursos de las políticas activas de empleo, vincularlas con las políticas pasivas, permitir programas autonómicos de fomento del empleo que tengan en cuenta las condiciones de cada región y aprobar "con la mayor celeridad posible" un plan de choque que haga especial hincapié en sectores como el industrial, el turismo, los servicios a las personas, la educación, la sanidad o las energías renovables, entre otros.

Además, se plantea la necesidad de reforzar la política de formación profesional, implementar "con la mayor rapidez y agilidad" la Garantía Juvenil, intentar que los fondos europeos se reciban por adelantado o que lo anticipe el Gobierno, distribuir el dinero de forma "equitativa" entre las comunidades autónomas, promover una política para hacer emerger el empleo sumergido, y revocar las últimas reformas sobre cotizaciones que "tienden a encarecer el coste de la contratación, singularmente para autónomos y pymes".

"Deberían empezar a pensar que, quedándose tan solos siempre en la Cámara, el problema quizás no lo tienen ustedes sino el conjunto de la sociedad. No se puede afrontar esta crisis desde la soledad más absoluta", ha añadido Campuzano.

NO ESCUCHAN NI REACCIONAN

La diputada socialista Pilar Lucio cree que es "urgente" tomar medidas para fomentar la creación de empleo, y ha criticado a un Gobierno que "no escucha ni reacciona ante el paro que se encontró al inicio de legislatura ni tampoco ahora que se ha destruido más empleo todavía". "El Gobierno sólo difunde datos positivos que encierran un fondo de precariedad generalizada y una amenaza de mayor vulnerabilidad para los trabajadores", ha añadido.

Por eso, ha aplaudido las medidas "imprescindibles" que recoge la moción y ha valorado que CiU, que apoyó la reforma laboral 'popular', plantee iniciativas para mejorar la situación. "Instamos al Gobierno a que, al menos, deje de tomar medidas que causan más paro y que recurran al diálogo social verdadero y no al que han inventado de hacer consultas y luego tomar las decisiones que les da la gana. Reaccionen de una vez porque ni España ni los parados pueden esperar. Somos muchos, hagan caso de lo que les proponemos entre todos", ha añadido.

Joan Coscubiela, de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), cree que las propuestas de la moción son "en general aceptables" a pesar de que "no van al fondo del problema que, desgraciadamente, es la política económica del Gobierno", que en su "empecinamiento del ajuste dure" no reconoce que la austeridad "impide" la recuperación y la creación de empleo, además de provocar una mayor precarización.

El portavoz de Empleo del PNV, Emilio Olabarria, ha defendido el conjunto de la propuesta, argumentando que "aunque antes se creía que la mejor política de empleo es la que no existe ahora se sabe que hay que hacer planes específicos" para facilitar la recuperación del trabajo para muchos colectivos. "Ya va siendo hora de articular un buen plan de choque en coordinación con las comunidades autónomas", ha añadido.

Además, ha instado a los 'populares' a "tomar medidas tangibles" y no sólo referirse a "peligros hipotéticos, especulativos o eventuales". "Ustedes no saben si tienen razón o les falta sobre que han evitado el rescate, pero ante la ausencia de balances concretos porque no pueden presentar ninguno es lo único que 'venden'. ¿Cómo saben que la economía española habría sido fatalmente rescatada si no gobernaran ustedes?", ha añadido.

DISCREPANCIA "IRREDUCTIBLE"

El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha comenzado criticando la "euforia como mínima prematura" del Gobierno sobre los datos del paro, recordando que en 2013 "se siguió destruyendo empleo" y además aumentó la precariedad. Por ello, coincide con los grupos proponentes en sus propuestas, que son "acertadas en general".

No obstante, "estando de acuerdo en el 90% sensato de las propuestas, hay un núcleo de desacuerdo irreductible con un giro particularista por temas competenciales" en relación con los programas autonómicos que se piden para adaptarse a las comunidades. "Nosotros queremos programas adaptados a las personas, no a los territorios", ha añadido.

COMO EL BOLERO DE RAVEL

Finalmente, la portavoz de Empleo del PP, Carmen Álvarez-Arenas, se ha quejado de que la oposición "repite y repite a ver si convierte su discurso en realidad", como si del bolero de Ravel se tratara, y ha criticado que "aunque los datos cambian y generan esperanzas en el presente y en el futuro inmediato" el resto de partidos "mantienen un mantra" y "no son capaces de evolucionar".

Y es que, según ha dicho, las últimas cifras de paro o de afiliación a la Seguridad Social son "insuficientes pero esperanzadoras", por lo que sería pertinente un "reconocimiento" al Gobierno por sus logros. "Los datos cantan, lo demás son demagogias y frases hechas que no conducen a ninguna parte", ha añadido.

"Ustedes siguen empeñados en cambiar un rumbo que lleva a una meta clara: el crecimiento económico y la creación de empleo. Y lo quieren cambiar por un rumbo que nos llevó al desastre que encontramos en 2011, y a eso no estamos dispuestos. El Grupo Popular apoya al presidente Mariano Rajoy para que mantenga este rumbo con firmeza y con mano tendida a quienes quieran sumarse a él", ha añadido.

Con respecto al contenido de la moción, Álvarez-Arenas ha reconocido que "nadie se puede oponer" al texto porque "habla de cosas muy razonables" pero a renglón seguido ha insistido en que las propuestas están "muy alejadas de la realidad de lo que se está haciendo".

Por eso, ha defendido las enmiendas presentadas por el PP que, "respetando el espíritu" de la moción de CiU, proponían algunas precisiones como instar al Gobierno a "mantener" el diálogo social, a "optimizar" los recursos de Políticas Activas de Empleo o a "continuar adoptando medidas de apoyo a la creación de empleo" en función de las necesidades del mercado de trabajo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint