Economía

El parlamento griego aprueba el nuevo impuesto inmobiliario

El Parlamento griego ha aprobado el nuevo impuesto inmobiliario, un gravamen polémico incluso en las propias filas de la coalición gubernamental por incluir por primera vez una tasación a los terrenos agrícolas y elevar aún más la presión fiscal.

A favor votaron 152 diputados de los dos partidos de la coalición gobernante y en contra 143 diputados de los partidos de la oposición, además del diputado Vyron Polídoras de la gubernamental Nueva Democracia, quien acto seguido fue expulsado de su grupo.

Tras esta expulsión, la coalición de Gobierno se queda con solo dos diputados por encima de la mitad de 300 escaños con que cuenta el Parlamento.

La controvertida ley unifica el impuesto sobre la propiedad inmobiliaria y una tasa "extraordinaria" sobre la vivienda, introducida en otoño de 2011 y cobrada por medio de la factura de la luz.

En un principio estaba previsto que esta tasa "extraordinaria" tuviera carácter provisional y dejara de existir a partir del próximo año.

Con el nuevo impuesto unificado, el Gobierno del conservador Andonis Samarás, en cambio, ha garantizado que la tasa provisional se convierta en permanente, aunque bajo otra denominación.

Hasta 2008, los griegos no tenían que pagar impuestos por sus propiedades inmobiliarias. A partir de ese año, el primero de la crisis económica, se introdujo una pequeña tasa a todas las viviendas.

Desde entonces hasta la entrada en vigor de esta nueva ley, el impuesto sobre los bienes inmobiliarios se ha disparado un 700%, según la Federación Panhelénica de Propietarios, que ha denunciado que esta elevada carga tributaria es una de las causantes de la fuerte caída de los valores comerciales de la vivienda.

Según un informe del banco central griego, el valor comercial de la vivienda cayó el 37,6 % desde el inicio de la crisis.

La nueva ley reduce ligeramente los impuestos de los pisos en zonas urbanas respecto a este año, pero introduce una tasación a los terrenos agrícolas.

El propietario de un piso de 90 metros cuadrados en un barrio popular de Atenas, por ejemplo, pagará 433 euros en 2014, frente a 478 euros que pagó en los últimos tres años.

El propietario de un terreno sin edificar de 500 metros cuadrados en el mismo barrio deberá pagar, en cambio, mil euros; hasta ahora este grupo no estaba sujeto a ninguna imposición.

El propietario de cinco hectáreas de tierra cultivada deberá pagar 405 euros.

La ley perjudica también a los propietarios de tierras cultivables en zonas turísticas, pues el valor objetivo de la tierra, que sirve como base de cálculo de la tasa inmobiliaria, puede ser allí diez veces más alto.

El Gobierno espera recaudar el próximo año 2.650 millones de euros con este impuesto.

La elaboración de la nueva ley ha durado casi un año, debido a las críticas desde las propias filas gubernamentales al plan del ministro de Finanzas, Yanis Sturnaras, de introducir una tasa a los terrenos agrícolas y no construidos, a cambio de una reducción en la vivienda urbana.

Su intento cosechó fuertes críticas de los diputados electos en zonas agrícolas que amenazaron con votar en contra de la ley.

Finalmente, tras un caótico debate, enmiendas de última hora y un aplazamiento de la votación del viernes a hoy, el compromiso consistió en modificar algunos aspectos concretos de legalidad controvertida y además aplicar un impuesto en las zonas rurales inferior al previsto en el primer borrador.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5

pepep
A Favor
En Contra

si viene el con¡munismo te quitaran las propiedades....

si vienen los capitalistas te follaran a impuestos.....

elije pringao....

Puntuación 14
#1
anacasto
A Favor
En Contra

Estos impuestos los tenemos nosotros hace muchisimos años

Puntuación 10
#2
Los sin tierra
A Favor
En Contra

Me parece bien que se grave la propiedad ociosa. El que no sepa qué hacer con un terreno, que lo alquile o lo venda a quien sí sepa como crear riqueza con él.

En España deberíamos hacer lo mismo y veríamos cómo muchos latifundios cambiaban de dueño o se volvían productivos, creando riqueza.

En el capitalismo, la obligación de quien tiene bienes es producir riqueza y empleo con ellos en lugar de tenerlos improductivos

Puntuación -2
#3
IBIENGAÑO
A Favor
En Contra

Dónde queda la propiedad privada....??? Acaso el IBI no es una renta que pagamos al Ayuntamiento de turno....?? Acaso no pagamos el precio de la casa cuando se compra y los respectivos impuestos de la transmisión....?? Entonces pq´hay que pagar el IBI, pq´hay q pagar una renta al Ayuntamiento de turno....q´falacia lo de la propiedad privada, acaso tiene parte en mi casa el ayuntamiento para llevarse un pellizco todos los años, sin asumir nada de riesgo....ni haber puesto nada en la compra.. pqñ debe pagarse esta renta ....?

Puntuación 7
#4
opla
A Favor
En Contra

y porqué no se quejan? se van a comer un pobre a otro, y contra los responsables nada de nada. ea, pues que sigan así, que les den.

aquí vamos por el mismísimo camino, si no peor.

Puntuación 1
#5