Economía

El BdE propone contratar de forma "excepcional" por debajo del salario mínimo

  • Aconseja una desviación temporal de las condiciones de la negociación colectiva
  • Advierte del riesgo de que se hagan crónicos casos de paro de larga duración
  • Sobre las pensiones, sugiere acelerar el retraso en la edad de jubilación
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. Foto: Archivo

El Banco de España señala en su memoria anual correspondiente a 2012 que el riesgo de que el paro de larga duración se haga crónico es "muy preocupante" y propone explorar la posibilidad de contratar con carácter "excepcional" por debajo de salario mínimo interprofesional (SMI), actualmente de 645,30 euros al mes. Linde: recuperación moderada en 2014 que coexistirá con un alto desempleo.

Así, aunque cree que los resultados de la reforma laboral a la hora de frenar el desempleo son "esperanzadores", considera que no se han dado los pasos suficientes en materia de contratación.

"La gravedad de la situación por la que atraviesa el mercado laboral aconseja mantener y profundizar el impulso reformador mediante la adopción de medidas adicionales que promuevan la creación de empleo a corto plazo y faciliten la flexibilidad de los salarios", afirma la entidad en su informe.

Grupos específicos

En este sentido, la institución que gobierna Luis María Linde apuesta por "explorar mecanismos excepcionales para evitar que el salario mínimo actúe como una restricción para grupos específicos de trabajadores con mayores dificultades para su empleabilidad".

Además, señala que para crear empleo a corto plazo e introducir mayor flexibilidad salarial hay que explorar "nuevas fórmulas que permitan, en casos especiales, la desviación temporal respecto a las condiciones establecidas en la negociación colectiva", algo que califica de "vital" para avivar la recuperación de competitividad.

También sugiere dar "pasos adicionales" para asegurar que la reducción del alcance de las cláusulas de revisión salarial no se revierta en fases de crecimiento económico.

Paro crónico

Estas medidas, según asegura el BdE, son necesarias porque ve "muy preocupante" el riesgo de que se hagan crónicos casos de desempleo de larga duración.

En 2012 la duración media de paro se elevó hasta más de diez meses, frente a los cinco meses de 2007, mientras que la incidencia del desempleo de larga duración se situó en el 52,4% del total de desempleados, siendo "especialmente" elevada en los colectivos de mayor edad y de menor nivel de formación.

Esto ha sido así a pesar de que la reforma laboral ha facilitado un ajuste más equilibrado entre salarios y empleo ante un contexto recesivo, indica el supervisor en su memoria anual.

Además, en términos de empleo "la pauta de destrucción de puestos de trabajo ha sido muy similar a la de antes de la reforma, tanto en su magnitud como en la concentración del descenso de la ocupación de los asalariados con contratos temporales".

Tampoco hay cambios sustanciales en la contratación y, en atención a los indicadores coyunturales disponibles a comienzos de 2013, tampoco los habrá en breve. "No auguran una creación neta de empleo a corto plazo", apunta el BdE, pese a que se suavizará "ligeramente" la caída de la ocupación, añade. 

Acelerar la reforma de pensiones

En materia de pensiones, el Banco de España cree que garantizar cuanto antes la sostenibilidad del sistema aportaría gran certidumbre sobre la voluntad reformista de España, sin tener impacto sobre las condiciones laborales y sociales actuales.

Por ello, recalca que es preciso diseñar "como está previsto" en el Plan Nacional de Reformas un factor de sostenibilidad "que posibilite modificaciones automáticas de los parámetros del sistema que permitan garantizar su sostenibilidad en el medio y largo plazo".

Más aún, en línea con las recomendaciones de Bruselas, dice que "sería aconsejable anticipar la entrada en vigor del retraso en la edad de jubilación (hasta los 67 años) y del alargamiento del período de cálculo de la base reguladora (de los 15 a los 25 años)", dado que, desde la entrada en vigor de la reforma de las pensiones de 2011, "el problema se ha intensificado" y "los plazos acordados resultan muy dilatados".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud