Economía

De Guindos defiende en Bruselas que todos los depósitos estén protegidos ante quiebras bancarias

  • Pide que no se limite a los de menos de 100.000 euros
El ministro de Economía, Luis de Guindos. Foto: Archivo

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha pedido hoy durante el Ecofin que "todos los depósitos estén adecuadamente protegidos" en caso de quiebra o reestructuración bancaria y ha calificado de artificial la distinción entre los superiores y los inferiores a 100.000 euros.

"Debemos concentrarnos en que todos los depósitos estén adecuadamente protegidos", ha insistido y ha ofrecido como alternativa a la participación de los "grandes depositantes" en futuros rescates como el de Chipre, que los bancos cuenten con un nivel mínimo de otros instrumentos de absorción de pérdidas, aunque para ello hay que "dar tiempo a la industria para cumplir".

Además, el ministro de Economía ha pedido una armonización máxima en el nuevo sistema "evitando la fragmentación del mercado introduciendo elementos discrecionales". "Cualquier flexibilidad sólo la puede aplicar una institución europea", ha sostenido.

Guindos ha defendido la protección de todos los depositantes durante el debate público sobre la nueva directiva de resolución bancaria, cuyo objetivo es que en el futuro sean los accionistas y los acreedores y no los contribuyentes los que paguen el coste de futuras crisis financieras.

Línea roja

Guindos ha dicho que la directiva de resolución, que a su juicio no debe entrar en vigor hasta 2018, es un "elemento esencial" de la unión bancaria, pero "no puede sustituir a los otros dos pilares": la creación de una autoridad única de resolución y de un sistema común de garantía de depósitos. Todas estas piezas deben negociarse "en paralelo".

El debate ha puesto de relieve la división entre los Veintisiete sobre cómo deben participar los depositantes con más de 100.000 euros en futuros rescates. La Comisión y el Banco Central Europeo (BCE) han pedido que se dé una "preferencia a los depositantes", pero países como Alemania, Francia, Holanda o Dinamarca han avisado de que esta solución encarecerá los costes de financiación de los bancos.

En lo que sí han coincidido todos los ministros de Economía es en que los depósitos por debajo de 100.000 euros son "sacrosantos", según ha dicho el presidente del Ecofin, Michael Noonan, y no se tocarán en ningún caso.

"Debemos intentar enviar mensaje muy claro: que los depósitos estarán adecuadamente protegidos", ha resaltado el ministro de Economía. "Si un banco sufre una fuga de los depósitos superiores a 100.000 euros, los demás también sufrirán", ha alegado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud