Economía

Escándalo en Wall Street: Los periodistas de Bloomberg News espiaban a Goldman Sachs y otros bancos a través de sus terminales

¿Tiene un terminal de Bloomberg?, si la respuesta es afirmativa, hasta no hace mucho podría haber sido víctima de espionaje. Un escándalo de gran calado en el mundo financiero ha dejado a muchos sin habla. Mark Decambre del New York Post publicaba hoy una noticia bomba: Los periodistas de Bloomberg News utilizaron información privada de las terminales de Bloomberg para espiar a los empleados de Goldman Sachs.

"En vista de la preocupación [de Goldman], así como un aumento de la sensibilidad general al acceso de los datos, hemos decidido negar el acceso a los periodistas a cierta información", dijo Bloomberg en un comunicado emitido por correo electrónico.

Aunque Bloomberg ha desactivado el acceso a periodistas a la información privada de los grandes bancos que utilizan sus terminales, el daño ya está hecho - y parece que cada minuto que pasa, el caso empeora. Al igual que muchas otras empresas que puebla Wall Street, Goldman paga Bloomberg millones de dólares al año para comprar miles de cuentas de terminales Bloomberg para sus empleados.

El problema de esta historia está en que los periodistas de Bloomberg News que tienen acceso a estos sistemas privados pueden ver cuando los clientes están conectas o inactivos y que funciones de búsqueda que utilizan.

La historia publicada en el New York Post reveló que, en una impactante violación de la confianza, los periodistas en Bloomberg News utilizaron esta información privada para espiar la actividad de los socios individuales de Goldman y utilizarla para noticias publicadas posteriormente por la agencia de noticias Bloomberg.

Según dos fuentes, los reporteros de Bloomberg también usaron secretamente información de clientes privados que usan terminales de la casa para cubrir de primera mano la pérdida originada por la "ballena londinense" en JP Morgan el año pasado.

Cabe recordar que los periodistas de Bloomberg fueron los primeros en dar la noticia de que un equipo de traders en la mesa de inversión de JP Morgan en Londres había hecho una apuesta enorme en derivados de crédito - una apuesta tan grande que estaba causando distorsiones en el mercado.

Además, Bloomberg también fue la primera agencia de noticias en dar el nombre del operador responsable de esta apuesta: Bruno Iksil, conocido como la "ballena londinense".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud