Economía

Batalla por la austeridad: un error de Excel desmonta la estrategia de la UE

  • Sale a la luz una serie de fallos de un trabajo de dos prestigiosos economistas
  • Políticos de la UE y EEUU se apoyaban en ellos para impulsar sus reformas
  • Ambos sobreestimaron la importancia de la deuda sobre el crecimiento

¿Ha ido Europa demasiado lejos con la austeridad? Sus más acérrimos defensores insisten en que es la única receta posible para dejar atrás la crisis de deuda. Pero la estrategia europea puede ser equivocada. Y todo por un error de cálculo. Cuidado con el Excel: el 88% de las hojas de cálculo contiene errores.

En 2010, los prestigiosos economistas de Harvard Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff publicaron Growth in a Time of Debt, una investigación que concluía que el crecimiento del Producto Interior Bruto de cualquier país comienza a disminuir una vez su ratio de deuda respecto al PIB alcanza el 90%. Este trabajo ha sido citado con excesiva frecuencia por políticos de EEUU y la Unión Europea y usado como arma para justificar las reformas contra la crisis de deuda.

Ahora, un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de Massachussets ha echado por tierra esos cálculos. Aseguran que la tasa media de crecimiento real para los países con una deuda pública como porcentaje del PIB de más del 90% "es en realidad un 2,2% y no -0,1% como publicaba la investigación de Reinhart y Rogoff".

Los analistas de la Universidad de Massachussets Thomas Herndon, Michael Ash y Robert Pollin atribuyen a "una codificación errónea y a la exclusión selectiva de datos disponibles" la relación que establecieron Reinhart y Rogoff entre deuda pública y crecimiento de PIB.

Los errores

Herndon, Ash y Pollin intentaron reproducir los resultados de Reinhart y Rogoff pero no lo lograron. Más tarde, consiguieron las hojas de cálculo usadas por ambos y fue entonces cuando se dieron cuenta de sus errores. Por ejemplo, Reinhart y Rogoff utilizaron una ponderación errónea, dando más peso a países con un nivel de deuda elevado por factores temporales que a aquellos con un nivel de deuda elevada de forma permanente.

Además, excluyeron periodos de crecimiento de países con un ratio deuda/pib superior al 90% y, lo más destacado, fallaron al aplicar una fórmula de Excel concreta.

Al solventar todos estos fallos se llega a la conclusión de que la tasa media de crecimiento real para los países con una deuda pública como porcentaje del PIB de más del 90% es en realidad un 2,2%.

Tanto Reinhart como Rogoff han admitido sus errores, pero en su defensa alegan que siempre hablaron de asociación de datos, pero nunca de causalidad e insisten en su interpretación original: la capacidad de crecer disminuye cuando la deuda aumenta.

La misma conclusión a la que han llegado Herndon, Ash y Pollin: un país crece más rápido cuanto menor es su deuda pública. En concreto un 4,2% cuando el desequilibrio es inferior al 30%; un 3,1% cuando se mueve entre el 30 y el 60% del PIB; un 2,4% cuando es de entre el 90 y el 120% y del 1,6% cuando supera el 120% del PIB.

Pollin explica en declaraciones a Reuters que el objetivo de su trabajo no es demostrar que los niveles de deuda pública no importan. Al contrario, es contrarrestar la idea de que hay una especie de regla general -el umbral del 90% de Reinhart y Rogoff.

Sin duda, el trabajo de Reinhart y Rogoff ha sido muy influyente en el debate sobre la austeridad de los últimos años. Precisamente este próximo viernes los ministros de Economía y Finanzas del Grupo de los 20 (G-20) se darán cita en Washington para plantearse una nueva meta: reducir su deuda pública por debajo del 90% del PIB más allá de 2016.

Por su parte, el pasado mes de febrero, el vicepresidente de la Comisión Europa, Olli Rehn, expresó su preocupación por los niveles de endeudamiento en la Unión Europea, haciendo referencia a la "seria investigación académica" que apunta al umbral del 90% como causa de un crecimiento lento.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud