Economía

Los expertos piden para España un modelo sindical menos dependiente de lo público

  • Recomiendan seguir el ejemplo de los países escandinavos
Cándido Méndez, secretario general de UGT, junto a Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO. Foto: archivo.

En contra de lo que pudiera parecer, los últimos informes publicados por la Comisión Europea evidencian que la afiliación sindical ha ido perdiendo peso en toda Europa a lo largo de los últimos veinte años y con especial fuerza desde el inicio de la crisis en 2007.

Los expertos señalan, sin embargo, que modelos como el escandinavo continúan en auge y son un ejemplo a seguir por los países mediterráneos en general, y por España en particular. Entienden que es una "transformación necesaria" para que los sindicatos españoles sean más independientes y más transparentes.

Sindicatos de servicios

Sandalio Gómez, economista del IESE Business School y titular de la Cátedra SEAT de Relaciones Laborales, explica que los escandinavos son, fundamentalmente "sindicatos de servicios", lo que implica que se financian a través de esas asistencias o actuaciones (que no son solo jurídicas) y de las cuotas a sus afiliados. Gómez pone el siguiente ejemplo: cuando un niño nace en Dinamarca se le afilia a un sindicato, porque solo así podrá tener acceso a clubes deportivos, a campamentos, cursos y a todo tipo de servicios que irán aumentando cuando crezca y por los que el sindicato irá recibiendo fondos e implicándose más en el día a día de su sociedad. En Dinamarca, la afiliación ronda el 80%.

El modelo escandinavo, presente también en Suecia o Finlandia (ver mapa) dota a sus sindicatos de una mayor independencia y de más poder económico para representar a los trabajadores. Frente a este sistema, en la Europa mediterránea prevalece el de sindicatos con una "mayor carga ideológica y por un espíritu de confrontación con el poder político", caso de España, Francia, Portugal o Italia.

El peso de la ideología

Mientras esa característica se mantenga "será muy difícil que puedan encontrar otra vía para financiarse, porque su afiliación seguirá siendo muy baja". Gómez entiende que pese a ser un tema complejo "hay que plantear esa transformación".

En España los sindicatos ganaron peso con la Transición, fue entonces cuando se situaron en el centro de todas las grandes transformaciones, empezando por la socioeconómica. Más tarde, a partir de la reconversión industrial, la afiliación empezó a caer, lo que suscitó una preocupación por su subsistencia. Esa preocupación ha generado una enorme dependencia de los fondos públicos, ya sea vía Presupuestos Generales del Estado (PGE) o vía subvenciones.

Modelos intermedios

El movimiento sindical en Alemania se concentra en torno a la Federación Alemana de Sindicato (DGB), con un total de 6,8 millones de afiliados, que hacen frente a todos los gastos derivados de sus propias actuaciones, incluyendo, por ejemplo, los de las huelgas. Los sindicalistas alemanes aportan entre 20 y 30 euros al mes en concepto de cuotas, lo que supone en torno al 1% de su salario bruto.

En el caso germano, los expertos aprecian una enorme colaboración entre sindicatos, Gobierno y empresarios, como se evidencia en las medidas pactadas de formación y control del desempleo, para que los parados se mantengan activos a la hora de buscar un empleo.

Con todo, Alemania también ha vivido su propia crisis de afiliación: en el año 1991, tras la reunificación, 12 millones de trabajadores pagaban cuota mensual al sindicato.

En España las organizaciones sindicales representan a más de 7 de cada 10 trabajadores a través de la negociación colectiva, no sólo a sus afiliados, y ésta es una de las diferencias con el modelo existente en Reino Unido (su tradición se remonta a la Revolución Industrial) donde las trade unions luchan solo por sus miembros, de ahí que el porcentaje de afiliación sindical sea más alto. Según el último informe Trade Union Membership 2011, publicado por el gobierno británico, ese año había 6,4 millones de trabajadores afiliados a un sindicato, el 26% (frente al 32,4 por ciento de 1995).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum41

ESSAU
A Favor
En Contra

Lo k hay k cambiar es este pto pais de hdpta...k la peña no paga lo k encarga..y encima se rien de los pobres hoy es el día de la pasión de CRISTO espero k ningún hdlgapta de estos ande por ninguan igleisia si les dejais entrar sereis igual de asquerosos k ellos...y si eres cura y les das una OXTIA k sepas k nosotros te daremos TRES!!!!

Puntuación -19
#1
Topo
A Favor
En Contra

El jefe de los empresarios en la carcel, sindicalistas de los ERE en la trena, los partidos politicos con mierda debajo de las alfombras, la monarquia cuestionada. Creo que ya va siendo hora que el estado se ocupe de menos cosas, todo lo que toca el estado gracias a como somos los españoles termina corrupto hasta la medula.

Y no vale hechar la culpa a los politicos, empresarios o sindicalistas, la culpa es de como somos los españoles, hay que recordar que todos estos personajes salen de la poblacion española, tenemos la picaresca y la corrupcion en nuestra forma de ser.

Cuantos parados cobrando el paro y trabajando, gente comprando medicinas con la tarjeta del abuelo, la Campanario sacando una pension de invalidez falsa a su falsa, funcionarios que no acuden a su trabajo por falsas enfermedades, un 25% de economia sumergida, empresas defraudando a hacienda y la Seguridad Social.

O nos regeneramos moralmente y no tengo ni idea de como se puede hacer, o seremos un asco de pais y ahora con la crisis ( se acabo el dinero) todo esta dando la cara.

Puntuación 95
#2
Pascual
A Favor
En Contra

El actual sistema sindical español es un fracaso total y debe dar paso a otro que garantice una mayor representatividad. EStos sindicatos vienen de otros fundados antes de la guerra civil donde llegado esta tuvieron gran participación y responsabilidad.

De la guerra civil, mejor no acordarse. Tanto la UGT como el PSOE siempre la están resucitando, porque su dogmatismo no les deja avanzar hacia otras posiciones más democráticas yu participativas.

Sóloo hacen apología del marxismo, aunque ya no se lleve por el mundo. Están en las cavernas.

ç

HACE FALTA INVENTAR OTRO TIPO DE REPRESENTACIÓN LABORAL. Por eso mucho de nosotros no nos hemos afiliado a ningún sindicato.ç

huele mal !!!!!! y, DESPUÉS de lo de los LOS LANZAS, hay que taparse la nariz. NaDA MÁS y nada menos que se ha llevado este tipo 13.millones de euros por ser sindicalista.

¿Cuantos casos como este puede haber sin que se hayan descubierto ?????

Puntuación 45
#3
YOO
A Favor
En Contra

Hacen falta unos sindicatos serios y honrados que piensen de verdad en el obrero, sin carga ideologica e independientes, no estos tragones comunistas que solo piensan en ellos, estos son peor que los politicos (que ya es decir...)

Puntuación 47
#4
Desparasitario
A Favor
En Contra

Fuera subvenciones a los sindicados.

Incompatibilidad de sus miembros a formar parte de los consejos de administración de las sociedades.

Fuera señoritos sindicalistas.

Puntuación 47
#5
Usuario validado en elEconomista.es
manf
A Favor
En Contra

Estoy muy de acuerdo con este artículo.

Por fin un argumento con condimento leches...!!!

Puntuación 20
#6
A Favor
En Contra

que casta de hdlgp 300.000 sindicalista + 500.000 politicos son los rsponsables de lo que estamos viviendo . Es imposible mantener a mas de 1.000.000 de chorizos . Esto solo se arrglara con la gillotina , pero esta vez con las cuchillas sin asfilar para que todos tengamos la oportunidad de disfrutar cargandonolos.

Puntuación 34
#7
Xavi Gil
A Favor
En Contra

A mi no me importaría pagar el 1% de mi salario bruto (15 euros) como los alemanes o incluso algo más a un sindicato o asociación si veo que sirve para algo.

Lo que no quiero es pagar a sindicatos que no me representan y que se dedican a insultar mis ideas. Pagaré lo que crea (20-30 al mes como los alemanes no me parece mal) pero a quien considere que se lo merezca.

Si queréis mi dinero, ganároslo.

Puntuación 42
#8
javier
A Favor
En Contra

antes los sindicatos tenian mucha importancia y protegian a los trabajadores pero ahora son unos busca vidas tanto en la politica como en los sindicatos los q no valen para otra cosa se dedican a este tipo de menesteres y asin nos va

Puntuación 29
#9
Juan
A Favor
En Contra

En la UGT y CCOO hay una mafia tremenda metida; ahí está gente que NO trabaja y que supuestamente defiende a los trabajadores. Menuda ironía eh? Y encima viven subvencionados de nuestros impuestos (el que quiera un sindicato que se lo pague él digo yo..) Por si no fuera poco al liberado sindical evidentemente en el trabajo no se le ve el pelo.. eso sí, cuando hay huelga viene a comerte la oreja para que la sigas y pierdas un día de sueldo. Pues conmigo que no cuenten.

Puntuación 42
#10
jesss
A Favor
En Contra

Creo que el artículo lo deja muy claro. Hay que tener empresarios como los países escandinavos y alemanes.

Capaces de llegar a acuerdos y saber que objetivo común es la población y casi en el mismo plano la empresa.

Así que, ya que el pueblo vemos que esa es la vía, vamos a traer empresarios, sindicalistas, políticos, casa real o eliminar la existente, para hacer un país moderno.

Puntuación 17
#11
la espada sindical
A Favor
En Contra

Estos sindicalistas só van a forrarse, a colocarsebien y no dar ni palo al agua. No trabajar, cobrar un montón. Estos liberados, todo el mundo lo sabe, só se dedican a sus asunto, cobfran un montón sin dar ni palo, al agua, tienen que desaparecer y cobrar sólo de las cuotas. Solo son unos voceras, bocazas, blasfemos, simpre chillando y perjurando, son una pandilla de vagos ( casi todos), parásitos. Los trabajadores no los queremos de esta calaña.

Puntuación 19
#12
marco
A Favor
En Contra

Huyyyy Epitoxo y Blasmendez se van a tener que poner a trabajar¡¡¡¡ Que notición¡¡¡¡¡

Puntuación 12
#13
Xavi Gil
A Favor
En Contra

Una vez en una empresa vi un sindicato que ofrecía militancia gracias por un tiempo para que probaras sin compromiso. Si te gustaba te quedabas y si te ibas, pero así veías si merecía la pena.

Creo que es una idea que se tendrían que pensar.

Puntuación 6
#14
Tiburones impunes
A Favor
En Contra

El problema de este país no es el gasto excesivo, sino el robo excesivo.

Puntuación 25
#15
Usuario validado en elEconomista.es
mikou
A Favor
En Contra

El sindicalismo actual ha ido degenerando. No todos los sindicatos son iguales ni todos los liberados son unos mangantes. Es cierto que hay aprovechados, y lo que hay que hacer con ellos es bien sencillo, si tienes pruebas de lo que hacen, denunciar. Lo que hay que dejar claro, es que los trabajadores necesitamos representacion, sino estariamos perdidos ante la fuerza empresarial, ya que no podemos dejar los puestos de trabajo para hacer las gestiones pertinentes. Y por ultimo, decir que el mayor sindicato, somos los trabajadores y debemos imponer el modo de trabajar de los sindicatos, exigirles que hagan lo que le mandamos y no lo que les parece, pero para ello hay que afiliarse, y en este pais una gran parte de la gente prefiere gastarselo en birras.

Puntuación 2
#16
droner
A Favor
En Contra

si les gusta el sistema escandinavo de sindicatos,y lo quieren implantar en España, primero se deben educar para aprender a no robar, allí hay conciencia aquí no...

Puntuación 13
#17
JKHAN
A Favor
En Contra

Me gusta el modelo del Reino Unido. cada sindicato que pelee exclusivamente por sus afiliados, ya verías tú que rápido se iban a acabar las gilipolleces.

Así tanto obrerete que piensa que los sindicatos son unos vendidos y bla, bla y nunca jamás mueve el culo por nada, tendría que empezar a buscarse las castañas el sólito, delante de sus jefes y empresarios, que son todos guays.

Me alegraría cantidad.

Puntuación 13
#18
experto
A Favor
En Contra

Por favor, señores de El Economista y de la prensa en general: ¿Podrían dejar ya la irritante costumbre de empezar sus artículos con "Los Expertos"? Seguimos sin saber por qué los denominan aaí, si en general son indocumentados que no tienen ni idea de lo que hablan o bien son manipuladores interesados que quieren hacerse pasar por sabios.

Puntuación 10
#19
Javier
A Favor
En Contra

Cambiar el modelo sindical,la patronal ,la financiacion a los partidos,etc.Ya que no hay cafe para todos,que empicen por ahi.Pero no solo sindicatos,de la patronal mas de lo mismo

Puntuación 14
#20
Lenin
A Favor
En Contra

Hay que cerrar los sindicatos actuales, máquinas de robar a los ciudadanos que no tienen afiliados. Y que se creen otros sostenidos por sus afiliados. Ni un euro más a esos sinverguenzas.

Puntuación 8
#21
ParaInteligentes
A Favor
En Contra

Para los que no se dejan engañar y aprecian la información contrastada, allá unos datos:

La CEOE mueve 587 millones al año y de cada diez euros que ingresa siete son de subvenciones públicas:

http://www.publico.es/dinero/340792/la-ceoe-un-gran-negocio-engrasado-con-dinero-publico

35.000 liberados patronales:

http://alterglobalizacion.wordpress.com/2012/02/19/35000-liberados-patronales-no-con-nuestro-dinero/

La patronal recibe más dinero público que los sindicatos:

http://davidvalpalao.blogspot.com.es/2012/04/la-patronal-recibe-mas-dinero-publico.html?spref=tw

Y para terminar, un análisis contrastado del modelo sindical español:

http://estudios.cnt.es/?wpdmact=process&did=MTcuaG90bGluaw==

Puntuación 8
#22
Carlos
A Favor
En Contra

Yo he sido de los que he estado toda mi vida afiliado a un sindicato (desde la transición) y ahora, en el ocaso de mi vida laboral, tras haber sido delegado sindical incluso, me he desafiliado porque era como pegarse cabezazos contra un muro.

El sindicalismo español está lleno de dirigentes que con oscurantismo y mano de hierro viven prácticamente para reproducirse a sí mismos. Por eso, al igual que sucede con los partidos, es imposible que nada pueda cambiar desde dentro y la gente lo que hace simplemente es o desafiliarse o, los jóvenes, ni afiliarse.

El sistema sindical de representación priorizando los comités frente a la sección sindical era una fórmula válida a la salida del franquismo, pero ahora ya no lo es. Lo que sucede es que la burocracia, que aún proviene de la transición, no tiene ya otra salida que aguantar dentro y para ello hay que mantener todo igual. Esto ha propiciado no sólo la “venta” del sindicalismo de clase a los Gobiernos de turno, sino las mil y una corruptelas que se observan en el día a día (el tema de los fondos de formación es escandaloso, por ejemplo). Esto ha propiciado que cuando han venido mal dadas la clase trabajadora española se ha encontrado con unos sindicatos atados de pies y manos al poder establecido y sin capacidad de respuesta creíble (paradigmático fue como movimientos alternativos como el 15-M les pilló a contrapié y, en una primera reacción, los pusieron a parir, hasta que cambiaron de táctica porque vieron que les era contraproducente).

Alegrarse por la caída del sindicalismo (como en su momento, salvando las distancias, lo fue la “caza del funcionario”) no nos beneficia a nadie: ni a los trabajadores ni siquiera a los empresarios, pero es necesario que el sindicalismo se transforme en un sindicalismo de defensa de sus afiliados en todos los aspectos en que éstos necesitan unirse; así, es increíble que hoy en día no sea el movimiento sindical (con una estructura amplísima de locales y personas por toda España) el que esté a la vanguardia de la ayuda a los más necesitados y víctimas de la crisis mediante la creación de comedores, albergues, etc. y, más allá de la circunstancia concreta de las mayores víctimas de la crisis, la creación de cooperativas de viviendas (no para lucrarse, claro, como pasó con en su día), de trabajo, etc.

Es decir, los sindicatos tienen que reivindicar y pelear por mejorar las condiciones de vida de sus afiliados, pero también dar servicios de todo tipo. Es la única forma de recuperar prestigio, porque cada vez más las banderas, pancartas, “chinos”, consigna, etc. de “plástico” no sólo no atraen, sino que repelen, porque detrás hay hipocresía, falsedad y demasiados intereses creados.

Puntuación 7
#23
Realidad
A Favor
En Contra

Necesitamos sindicatos y empresarios alemanes, noruegos, etc

Puntuación 8
#24
El crítico
A Favor
En Contra

Los dos sindicatos mayoritarios UGP-CCOO son correas de transmisión de PSOE-IU, así que cualquier persona que no les guste estos partidos políticos dificilmente se podrán afiliar a estos dos sindicatos.

Los sindicatos están para defender los derechos de los trabajadores no para hacer política.

Puntuación -1
#25