Economía

La portavoz de Dijsselbloem: "No dijo que Chipre sea un modelo, pero puede haber casos similares"

  • No utilizó la palabra modelo, pero no descartó que Chipre lo sea
  • Explica que cada programa está hecho "a medida" de cada país

El presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, subrayó hoy a través de su portavoz que el acuerdo de rescate a Chipre es "una solución única" y negó que vaya a ser un "patrón" para futuras intervenciones en bancos con problemas. Además, ha emitido un comunicado diciendo que en cada país se toman decisiones "a medida".

La portavoz del también ministro holandés de Finanzas salió así al paso de la polémica generada por unas declaraciones de Dijsselbloem al diario Financial Times y la agencia Reuters.

"Quiero subrayar que Dijsselbloem no dijo nada sobre patrones en la entrevista", señaló a Efe su portavoz. Destacó que, "si acaso, subrayó en su rueda de prensa ayer que era una solución única".

La portavoz insistió en que el presidente del Eurogrupo no utilizó en ningún momento la palabra "patrón" o "modelo" ("template", en inglés), pero tampoco descartó la posibilidad de que se repitan en otros casos de reestructuración bancaria las pérdidas que sufrirán accionistas, bonistas y los depósitos de más de 100.000 euros en Chipre.

Sin embargo, ambos medios de comunicación destacaron claramente que lo ocurrido con la isla mediterránea será un patrón o un modelo a seguir a partir de ahora. "Chipre será el modelo de futuros rescates", titula el FT, mientras que Reuters dice en su primer párrafo que el rescate de Chipre "supone un modelo para resolver los problemas bancarios en otros países".

Un caso "específico" con un "programa a medida"

El presidente del Eurogrupo se ha visto forzado también a emitir un comunicado en el que asegura que "los programas de ajuste macro-economico están hechos a medida de la situación del país afectado y no se utilizan modelos o patrones".

"Chipre es un caso específico con desafíos excepcionales que requería medidas de bail in (quitas en deuda sénior, accionistas y depósitos) como las que acordamos ayer", señala el exiguo comunicado.

Hasta ahora, las instituciones europeas y los gobiernos de la Eurozona han insistido en que la situación de la isla mediterránea no se puede comparar con la de ningún otro país del bloque, dado, entre otras cosas, el tamaño de su sector bancario con respecto a la economía nacional.

Las palabras de Dijsselbloem dando a entender que lo hecho en Chipre puede servir como ejemplo en otros casos generaron hoy reacciones inmediatas en los mercados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud