Economía

España suma 1,7 millones de trabajadores afectados por ERE desde hace cinco años

De Guindos

Los empleados implicados en expedientes de regulación de empleo crecieron un 45,8% en 2012.

Desde el inicio de la crisis alrededor de 180.000 empresas han tenido que cerrar sus puertas en España, la mayoría pymes. Sin embargo, la situación para muchas de las que han conseguido sobrevivir no es fácil, ya que se han visto obligadas a intentar ajustar sus balances con fuertes recortes de plantilla.

De hecho, desde 2008 y hasta noviembre de 2012, un total de 1,7 millones de personas se han visto afectadas por expedientes de regulación de empleo (ERE), según las estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Desde 2002, este tipo de reestructuración afectaba cada año a una media de 66.386 trabajadores, sin embargo en 2008 esta cifra se duplicó hasta los 148.088 empleados. Sin duda, lo peor estaba por llegar, ya que en 2009 el número de expedientes creció un 204,22 por ciento respecto al año anterior. Aun así, la cifra que le coronó como el año negro de las regulaciones de empleo, fue el número de afectados. 549.282 personas, el más alto hasta la fecha.

Desde este año fatídico para la industria española, la tendencia fue a la baja, así el número de trabajadores que se veían implicados en un expediente de regulación rondaba cada año los 300.000. Pero cuando parecía que ya habíamos tocado fondo, las cifras de 2012 volvieron a incrementarse. Concretamente, el número de empleados afectados creció un 45,8 por ciento el año pasado, hasta los 406.810 afectados.

Teniendo en cuenta la magnitud de estas cifras es fácil adivinar que muy pocos sectores han logrado desvincularse de esta tendencia que desde hace algunos años se ha implantado en la industria española.

Renovables en el punto de mira

El sector de las energías verdes sufrió a principio del año pasado un duro revés con la aprobación de un decreto del Gobierno que trajo consigo graves consecuencias para la mayoría de los fabricantes españoles de módulos fotovoltaicos.

Desde que entró en vigor en enero de 2012 el Real Decreto Ley que suspendía temporalmente las ayudas a las renovables, seis empresas del sector anunciaron la necesidad de recurrir a un expediente de regulación de empleo en tan sólo dos meses, por lo que en ese tiempo se vieron afectados 1.600 trabajadores.

La tendencia ha continuado en la misma línea, sin ir mas lejos actualmente Isofotón, que se encuentra en preconcurso de acreedores, ha puesto en marcha un plan para recortar más de la mitad de su plantilla, unos 380 empleados. La respuesta del comité de empresa ha sido contundente. No comprende que el grupo realice una "inversión de 200 millones de dólares (unos 150 millones de euros) en Honduras para generar allí huertos solares", por eso convocarán a los empleados a secundar paros todos los viernes hasta el 29 de marzo.

El ladrillo, por los suelos

La explosión de la burbuja inmobiliaria ha llevado a la quiebra a muchas empresas del sector de la construcción, mientras que otras intentan adaptarse al desplome de la demanda de cemento en España.

Así, Cemex presentó en noviembre del año pasado un ERE que afectó al 16 por ciento de su plantilla, unos 280 trabajadores. Este recorte que se quedó corto para la cementera, ya que en enero comunicó un nuevo proceso de despido colectivo que afectará a un máximo de 156 empleados. En la misma línea, Cementos Cosmos, comunicó hace menos de una semana que ha presentado un expediente de regulación de empleo que afectará a un total de 66 trabajadores de sus plantas de Lugo y León.

Por otro lado, la empresa pública Infraestructures.cat, que engloba a la antigua Gisa, presentará un ERE para despedir a 100 de sus 211 empleados, un 47 por ciento de la plantilla, según aseguraron a Efe fuentes del departamento de Economía de la Generalitat, del que depende esta empresa pública. Estas fuentes justifican el ajuste por la drástica caída (del 90 por ciento en los tres últimos años) de la obra pública.

La banca nacionalizada

El sector financiero engloba alguno de los ERE más voluminosos de los últimos meses, como es el caso de Bankia, que el pasado viernes firmó un acuerdo de expediente de regulación de empleo que afectará a 4.500 trabajadores. Este y otros expedientes, como el de Banco de Valencia o Novagalicia, llegan de la mano del préstamo de 36.965 millones concedido por la Comisión Europea a las entidades bancarias nacionalizadas.

Estas ayudas han llegado al sector con ciertas condiciones, como la obligatoriedad de reducir en más de un 60 por ciento sus balances, por lo que tendrán que hacer frente a una oleada de cierres de oficinas, además de los despidos.

Las condiciones impuestas por Bruselas han provocado el rechazo inminente de los trabajadores y los sindicatos, que prevén la eliminación de unos 20.000 puestos de trabajo en la banca en los próximos meses.

Medios de comunicación

El sector de los medios de comunicación ha sido otro de los grandes perjudicados por el aluvión de despidos. La caída de la inversión publicitaria no sólo ha llevado al cierre a decenas de medios, sino que también ha hecho mella en los balances de los gigantes del sector, como Prisa, Vocento o Unidad Editorial, que a lo largo del último año han realizado fuertes recortes de personal.

Hasta el momento, Telemadrid destaca sobre el resto del sector, con un recorte que se lleva por delante al 69 por ciento de los redactores. Concretamente, el Expediente de Regulación de Empleo afecta a 861 trabajadores, de un total de 1.170.

RTVV protagonizó otro de los ERE más polémicos en este sector, aprobando uno que afecta a 843 trabajadores de Canal 9. Estos se suman a los ya afectados por el expediente en Ràdio 9 y el Ente el pasado mes de diciembre.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Topo
A Favor
En Contra

Pues me parece normal, la economia habia crecido una barbaridad al calor del credito facil y abundante, cuando la cosa se tuerce y el credito se detiene, los agentes economicos descubren que estan entrampados hasta las cejas, asi que todos deciden reducir su deuda a la vez. ¿Solucion?, el estado se entrampa a lo bestia para hacer de contrapeso economico "politicas keynesianas de gasto".

¿resultado?, la actividad no deja de descender por que los agentes economicos, trabajadores y empresas estan devolviendo sus deudas, asi que dejan de consumir, con el resultado de una destrucion de empleo enorme. Y el estado que no entendio el problema alla por el 2009, resulta que ahora tiene que reducir su gasto y su deuda igual que los ciudadanos, asi que ahora toca miles de despidos en el sector publico.

La cosa es simple sobraban trabajadores y empresas de sectores que ya no hacian falta "ladrillo" y habia que reconducir a toda esta gente hacia sectores que si se necesitan. Cuantas mas trabas buracraticas a ese transito, mas lenta es la salida de la crisis.

Y en esas estamos.

Puntuación 4
#1
anonimo
A Favor
En Contra

Pero es que hay empresas con muchisimo trabajo y hacen eres, por ejemplo, nosotros tenemos que trabajar mas horas por exceso de trabajo y en lugar de pagar nos dan dias de fiesta y ere de semanas entre meses pero los demás dias a destajo, estamos viviendo una injusticia.( no digo el nombre de la empresa por las posibles represalias ya que estamos amenazados con el despido). Creo que deberian investigar TODOS los eres por el bien de la gente ¡ que no hay derecho!

Puntuación 3
#2
Sorp
A Favor
En Contra

La Mayoría de estos ERE (s), afectan a personas mayores de 45 años, es el exterminio laboral que han permitido hacer los grandisimos (¿....?), golfos, sinvergüenzas y embusteros de políticuchos que tenemos. Nos están arruinando la vida y nos harán comer mierda en nuestra vejez, son unos malnacidos, ojala se pudieran el 95% en las cárceles, jamás pagarán por el daño que están haciendo a la población.

GOLFOS ASQUEROSOS EMBUSTEROS ES LOS QUE TENEMOS EN SU MAYORÍA EN NUESTRA POLITICA. Esta basura hay que barrerla y tirarla al retrete.

Puntuación 1
#3
Dako
A Favor
En Contra

Cuando se ejerce en el poder, se debe tener amplitud de miras. Se sabía por anticipado que el boom llegaría a su fin. Lo que no se sabía era cuando, que dependía de la capacidad brutal de endeudamiento.

El Estado tuvo una oportunidad única de ingresos y se dedicaron a facilitar la exportaciones de empresas, en vez de facilitarles su estancia aquí, les facilitaban el camino en otros países y todos se dedicaron a ésto con ahínco. Y así ocurrió, que en unos cuantos años, se dedicaron tanto, que desmantelaron las empresas de aquí. Todos buscaban la mano de obra barata. Pero hay otras formas de facilitar que las empresas se queden, que no se basan en la mano de obra barata, que a lo largo del tiempo termina siendo miseria para todos. Si el Estado que en esos años recaudaba mucho por la construcción, se hubiera dedicado a rebajar impuestos a ciertas empresas que sabes que siempre se necesitan, éstas no se hubieran marchado y estarían aquí. Pero el Estado se gastaba lo que no tenía y mucho más, endeudándose por nosotros sin preguntarnos. No faltaba de nada en aquél derroche monstruoso. Con los aeropuertos fue un yo más y se sabía por anticipado que muchas obras no eran rentables. No gastaron de forma eficaz, tiraron el dinero que era de todos por la ventana y sin pensar en el futuro. Sin planificar a más largo plazo.

Si facilitaban la salida de muchas empresas a otros países, como hicieron, el día que no quedara construcción y sus derivados no quedaría trabajo para muchas personas, con los problemas que conlleva. Todos sabemos que hay productos que se consumen porque son necesarios y si el Estado hubiera rebajado los impuestos de ciertos sectores en época de bonanza de la construcción, en vez de facilitar su salida, todo hubiera sido diferente. ¿Falla la construcción?. Porque todo tiene su punto máximo. No pasa nada, tenemos otros sectores, tenemos fábricas, no necesitamos importar tanto porque no solo es la mano de obra barata, es que importar sale más caro que si lo tenemos aquí.

Pero toda la política económica se dirigió a la construcción y/o a sectores que se colapsaban, algunos de ellos nada rentables.

Pero en éste país los gobernantes siempre han pensado en el hoy o en el mañana no rentable. Y ese hoy se produce porque el amigo de turno tiene una empresa de...y encargo chorradas que no sirven para nada, excepto para beneficiar a unos cuantos, pero sin miras al beneficio del conjunto del país.

En fin, lo que quiero trasladar, es que sí se pudo hacer las cosas de otra forma y no se hizo o se hizo mal y hay que aprender de los errores. Aunque ahora ya es tarde, y ellos nunca lo pagan, todos los errores los paga la población. No creo que nuestros políticos entiendan que pudieron hacer las cosas mucho mejor y con miras al futuro, pero no proporcionando mano de obra barata en otros países, Fue un tremendo error y no creo que ni entiendan que se pudo hacer mucho mejor.

Puntuación 0
#4