Economía

Cien economistas liberales españoles presentan medidas "urgentes" para salir de la crisis

Juan Ramón Rallo

Cerca de un centenar de economistas españoles han firmado el Manifiesto de Ávila con medidas "urgentes" que, a su juicio, se deben tomar para salir de la "gran recesión" en la que se encuentra el país.

El manifiesto, leído por Vicente Enciso, gerente de la Universidad Católica de Ávila (UCAV), institución que organiza el I Congreso Economía y Libertad, en el que se ha redactado este documento, achaca la crisis a las "rigideces" entre los diferentes mercados y a la organización territorial de España.

Por ello, aboga por disminuir de forma "considerable" el peso y las competencias del Estado y de las demás Administraciones Públicas, dando entrada al mercado en la provisión y producción de bienes y servicios de bienestar social.

Vincular la reactivación a una disminución de la presión fiscal y "aligerar" y "agilizar" el contexto normativo para facilitar la toma de decisiones de los agentes económicos son también medidas que han incluido en el Manifiesto, junto con la restauración de la unidad de mercado.

El Manifiesto pide la "reforma urgente" de la organización territorial para controlar el gasto y evitar la multiplicación de organismos, así como liberar y flexibilizar los mercados de bienes y servicios y de todos los factores productivos.

Reformar la legislación de las universidades, dando entrada a criterios de mercado; reforzar la separación de poderes y convocar un foro de intercambio de ideas para desarrollar todos estos aspectos.

El documento ha sido firmado, entre otros, por los economistas Juan Velarde, Francisco Cabrillo, Vicente Boceta, Francisco Capella, Raquel Merino, Juan Ramón Rallo, Dalmacio Negro, Philipp Bagus y José Juan Franch.

En declaraciones a los medios, Dalmacio Negro, profesor emérito de la Universidad CEU-San Pablo, ha llamado la atención sobre el origen de la crisis actual y la "inexistencia" de líderes en el conjunto de Europa.

"Es una crisis terminal del Estado y el final de una época histórica", ha subrayado, añadiendo que el problema de España es "más grave", porque se basa en la Constitución de 1978 y "tiene que desaparecer", mientras economías como China u otros países emergentes "se comerán el terreno", al contar con "clases medias independientes", que "son la base de la democracia".

Juan Ramón Rallo, director del Instituto Juan de Mariana, coorganizador del congreso, ha criticado las medidas tomadas por los últimos gobiernos españoles, "verdaderamente nefastos", porque "se han limitado a expoliar a la sociedad subiéndole los impuestos", y ha abogado por sanear la banca y liberalizar la economía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud