Economía

Reunión urgente del Gobierno: propondrá periodos de carencia para evitar desahucios

  • La propuesta será llevada el lunes a la reunión entre Gobierno y oposición
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Foto: Archivo.

Mariano Rajoy adelantó este martes que su Ejecutivo tomaría medidas para mejorar el sistema de ejecuciones hipotecarias y frenar la escalada de desahucios, pero ante los últimos acontecimientos han decidido acelerar la agenda. Tras el suicidio de una mujer en Barakaldo, han convocado una reunión con carácter urgente para hoy para analizar la cuestión.

Así lo se lo han comunicado fuentes del Gobierno a Efe, que informa de que en dicho encuentro participarán representantes de los ministerios de Presidencia y Economía "para ultimar de manera inmediata una propuesta de periodos de carencia" que liberen del desahucio a las familias en peores condiciones económicas.

Según han reconocido las citadas fuentes, la preocupante situación existente con el tema de los desahucios se ha considerado urgente avanzar en una propuesta relativa a esos periodos de carencia.

Fuentes gubernamentales han explicado a Europa Press que esta propuesta será llevada el lunes a la reunión que mantendrán los expertos del Gobierno y los del PSOE dentro del equipo de trabajo creado para solucionar este problema social.

La decisión llega el mismo día en el que ha tenido lugar una nueva tragedia. Una mujer se ha suicidado esta mañana en Barakaldo cuando iba a ser desahuciada de su vivienda, según han informado fuentes de la Policía vasca. Según confirmaron fuentes de la Policía vasca a Europa Press, la mujer, de 53 años de edad, se arrojó desde la ventana de su piso y falleció en el acto.

La crisis en España, donde el desempleo ya afecta a un 25 por ciento de la población activa, está poniendo de relieve profundos dramas sociales como los de las familias que son desahuciadas de sus hogares por no poder pagar el crédito a los bancos.

La actual ley hipotecaria en España no contempla de forma general que la entrega de la vivienda sea suficiente para saldar la deuda hipotecaria adquirida con el banco, con lo que los desahuciados están obligados a continuar pagando su crédito.

En este sentido, y para tratar de paliar los efectos de una normativa que está causando estragos en muchas familias, los dos principales partidos españoles, el gobernante Partido Popular y el Partido Socialista, han comenzado a mantener reuniones sobre una posible reforma.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud