Economía

Economía.- El IMF alerta de la complicación que el 'banco malo' será para todos y dificultades en la fijación de precios

Cree que lo más probable es que los grandes bancos aporten activos si los precios de traspaso se acercan al valor contable

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El Instituto de Macroeconomía y Finanzas (IMF), dirigido por David Taguas, ha advertido de la creación del 'banco malo' en España será una complicación "para todos", ya que ni los bancos con problemas, ni las entidades en buen estado, ni el Banco de España ni el Gobierno estaban "realmente interesados" en constituirlo.

"Ojalá que no suponga unos altos costes de funcionamiento y produzca las menores distorsiones posibles", señala el subdirector del IMF, Carmelo Tajadura, tras asegurar que la creación del 'banco malo' es solo una consecuencia del 'Memorandum of Understanding' (MoU) firmado con Bruselas.

Según el IMF, un 'banco malo' es útil cuando se crea en el tiempo y la forma adecuada. La primera ventaja es separar de la gestión de unos activos concretos del negocio central de una entidad financiera para evitar interferencias, aunque para eso no se necesita un macro banco malo nacional, sino que podría tener uno cada entidad.

Otra ventaja sería permitir que una serie determinada de activos dejara de contaminar balances y resultados bancarios, aunque para conseguirlo habría que haber creado el 'banco malo' en los primeros años de la crisis, no cuando los activos ya han perdido casi todo su valor como ahora, que se llegarán a traspasar con un descuento del 90%.

Además, podría llegar a ser un buen negocio si permitiera que los activos se congelaran durante años hasta que la reactivación económica permitiera la desinversión a precios más razonables, en lugar de exigir una venta rápida y forzada a precio de derribo.

"Haberlo hecho hace algún tiempo hubiera supuesto un coste para el Estado, pero quizás menor del que está asumiendo de todos modos; y con una pérdida de riqueza menor para el sector privado y, en particular, para el sector financiero", explica la institución que dirige Taguas.

Entre los principales problemas que ve el IMF en el 'banco malo' está el precio de traspaso de los activos, ya que se hará a precio de mercado en un momento en el que la demanda es "casi nula" y la oferta es "enorme", lo que hace que el precio esté "distorsionado".

FINANCIACION PRIVADA

Además, recuerda que la participación estatal debe ser inferior al 50% para que no compute como deuda y ve otro problema en la necesidad de buscar socios privados que no querrán participar voluntariamente en un negocio con pocas expectativas de rentabilidad.

La solución acordada es que sean las grandes entidades las que participen con al menos el 50% de la propiedad, aunque la disyuntiva que se ha dado en bancos como Santander, BBVA o La Caixa es que si entran y aportan activos malos quedan "estigmatizados" en los mercados, si solo aportan dinero es probable que tengan pérdidas y si se niegan a participar se les acusará de insolidarios.

Según el IMF, la opción más probable es que hayan acordado que si los precios de traspaso son muy bajos aportan dinero y si son cercanos al valor contable pueden aportar activos. Además, el Banco de España propone que el precio de traspaso sea el establecido en los decretos menos entre un 7% y un 10%, aunque Bruselas podría pedir una cifra superior.

UNA GESTION DIFICIL

Finalmente, alerta de que gestionar el 'banco malo' no será "nada fácil" por los muchos activos dispersos por la geografía nacional, las posibles quejas de discriminación entre activos de unas entidades y otras o la ausencia de un modelo definido de negocio.

"Parece bastante probable que ninguna de las partes interesadas dentro de nuestro país crea que esto vaya a ser realmente útil y, en realidad, parece que el único objetivo de todo es cumplir con la exigencia del MoU acordado con Bruselas", concluye.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin