Economía

El Gobierno ultima los recortes bajo la amenaza del bono basura de Moody's

  • Se acaba el plazo para que la agencia revise la calificación española

La presentación de los Presupuestos para 2013 y las reformas que presentará este jueves el Gobierno español centrarán la atención del mercado. Pendientes de este anuncio y de la decisión que pueda tomar el Ejecutivo de cara a un eventual rescate, vuelven a surgir rumores sobre una rebaja de rating a España, esta vez por parte de Moody's.

Incluso con la perspectiva de la ayuda del Banco Central Europeo, si España pide el rescate, el país aún podría enfrentarse a una rebaja apuntan los inversores al Wall Street Journal. Moody's podría recortar la calificación de España hasta el nivel de bono basura este mismo viernes, una decisión que posiblemente estaría seguida por una rebaja a la banca y a varias empresas.

Así, a la incertidumbre generada por los acontecimientos de esta semana, a los que se suma la presentación del informe de Oliver Wyman sobre las necesidades de capital de la banca, también el viernes, se suma la amenaza de una posible rebaja por parte de Moody's.

El pasado mes de junio, poco después de que España anunciará un rescate de hasta 100.000 millones para la banca, la agencia de calificación rebajó la nota del país en tres escalones, hasta 'Baa3' desde 'A3', a tan sólo un paso del bono basura. Por aquel entonces, la agencia advirtió de que podría rebajar de nuevo la calificación del país en los próximos tres meses.

Aunque debía haber tomado ya una decisión, optó por aplazarla a la espera del informe sobre el sector bancario, lo que indica que podría hacer su anuncio el próximo viernes, teniendo en cuenta además todos los acontecimientos previstos para esta semana.

El plan del BCE solo compra tiempo

No hay que olvidar que Moody's piensa que el nuevo programa de compras de deuda soberana anunciado por el Banco Central Europeo (BCE) es positivo para los países en apuros de la periferia del euro, aunque sólo sirve para ganar tiempo y no resolverán por sí solas la crisis.

En su opinión, aún hay muchas incertidumbres y es necesario que los gobiernos pasen a la acción. Buena parte de su decisión dependerá de las medidas que anuncie el Gobierno este jueves.

Si España es calificada como bono basura parte de los fondos de inversión no podrá comprar bonos españoles. Muchos tratarían de vender la deuda pública que tuvieran en sus manos y renunciarían a su adquisición.

"El sentimiento puede cambiar muy rápido si el nuevo presupuesto incluye medidas estructurales, porque sería una señal de que Madrid se prepara para pedir la asistencia financiera de Bruselas", explican los analistas de Rabobank a Reuters.

Respecto a las otras dos agencias de calificación -S&P y Fitch- los analistas señalan a Reuters que en caso de que  mantengan a España dentro del grado de inversión, y que buena parte de la deuda sea propiedad de inversores nacionales, el riesgo de que se produzca una fuerte ola de ventas tras una rebaja de rating sería limitado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud