Economía

Repsol estima una producción de 500.000 barriles de petróleo al día en 2016

- Brufau dice que el dividendo de la empresa podría “decrecer” en los próximos años

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, indicó hoy que la producción de hidrocarburos de la compañía crecerá a una tasa anual media del 7%, hasta alcanzar los 500.000 barriles de petróleo al día en 2016, y que Repsol contará con inversiones de 19.100 millones de euros, aunque indicó que el dividendo de la empresa podría “decrecer” en los próximos años.

Estos son algunos de los objetivos recogidos en el Plan Estratégico 2012-2016 de la compañía, presentado hoy por su presidente y que contempla un programa de inversiones de más de 19.000 millones, que será autofinanciado con la generación de caja de la compañía y “desinversiones selectivas” en activos no estratégicos.

La estrategia de crecimiento pasará por “convertir a Repsol en una gran petrolera”, por lo que Brufau señaló que su crecimiento estará focalizado en el ‘upstream’, tanto en producción como en reservas, con una “influencia en países más estables superior a las que teníamos antes”.

Asimismo, señaló que la producción de Repsol registrará una tasa de crecimiento anual superior al 7% hasta 2016, con una producción de 500.000 barriles de petróleo al día.

En el campo de ‘downstream’, (refino, marketing, química y GLP), "los activos han llegado a su nivel de madurez”, explicó Brufau, por lo que las inversiones “ya no son necesarias” y hora lo preciso es buscar que sean “mucho más eficientes”, a través de su transformación a un “negocio generador de caja”.

En este sentido, destacó las ampliaciones de las refinerías de Cartagena y Bilbao, y la reducción de las inversiones en el área de un 50%, hasta un promedio de 700 millones al año, lo que permitirá aumentar el margen de refino unos 3 dólares por barril en 2016 y elevar la capacidad de refino.

En lo que se refiere a la exploración, Brufau anunció que se invertirán unos 6.600 millones de euros al año, que reportarán alrededor de 200.000 barriles, y que la petrolera se centrará en algunos de sus mayores éxitos exploratorios obtenidos en países como Brasil, Estados Unidos, Rusia, España, Venezuela, Perú, Bolivia y Argentina. Por contra, Brufau indicó que Repsol abandonará su actividad en Cuba tras no haber encontrado hidrocarburos.

La petrolera repartirá un dividendo de 1,16 euros por acción anuales en los próximos años, aunque podría llegar a reducirse en los próximos años, y se llevará a cabo una reducción su ‘pay out’ hasta el 40% para hacer frente al pago de su deudas, y las inversiones serán de 3.800 millones de euros anuales.

Sobre el gas natural licuado (GNL), dijo esperar que el negocio genere en el nuevo periodo un 2,7% más que entre los años 2008 y 2011 y “continuar con las sinergias con Gas Natural Fenosa”.

La deuda neta del grupo es de 11.300 millones de euros, algo que “ni es mucho ni es poco”, apuntó Brufau, quien explicó que se reducirá a “casi” cero sólo gestionando el balance, convirtiendo la deuda subordinada de 3.000 millones en capital, con la venta de un activo por 2.300 millones, con otros 2.000 millones de YPF “que ya son de la Kirchner” y con “desinversiones selectivas”.

EXPROPIACIÓN

El presidente de Repsol se refirió también a la expropiación de YPF, su filial argentina expropiada por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Respecto a esta cuestión, Brufau aseguró que la compañía hará “todo lo posible” para “recuperar el valor de nuestros activos en Argentina” a través de una “actitud jurídica y de diálogo”.

Brufau dudó de que el grupo Petersen pueda devolver los préstamos con los que compró un 25% de la petrolera argentina y consideró que los litigios no se resolverán hasta dentro de “tres o cuatro años”.

Asimismo, se refirió a algunas situaciones a las que la compañía ha tenido que enfrentarse durante los últimos años, como “el fin de la edad de oro del refino”, el accidente de Fukushima, la volatilidad del petróleo y la expropiación de YPF.

La compañía, que ha renovado su identidad corporativa excluyendo ya a YPF, cuenta con una nueva estructura organizativa por la que se concentrará la gestión de los negocios en la Dirección General de Negocios (COO), a cargo de Nemesio Fernández-Cuesta.

(SERVIMEDIA)

29-MAY-12

SMV/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin