Economía

CEOE retrasa a 2016 la creación de empleo neto en la economía española

  • El crecimiento potencial del PIB nacional tampoco será positivo hasta ese año
Juan Rosell, presidente de la CEOE. Foto: archivo

Tres años todavía de condena y cinco más de purgatorio. Esa es el destino que vaticina la patronal CEOE para la economía española que no va recuperar su crecimiento potencial positivo ni creará empleo neto hasta 2016 y que tendrá que esperar a 2020 para recuperar los niveles anteriores a la crisis.

Así de dramática y así de clara es la exposición que hace la organización empresarial española dentro de sus Observaciones al Programa Nacional de Reformas 2012, en las que asegura que el crecimiento potencial de la economía española no será positivo hasta 2016 " y será del 1,2 por ciento de media en el periodo 2016-2020, muy por debajo de la anterior etapa de expansión, que estuvo en torno al 2,7 por ciento.

Esto es, que tendremos que esperar todavía más de tres años para alcanzar nuestra capacidad de crecimiento potencial o, como dice la CEOE, que "la economía española se enfrenta a un ciclo económico de recuperación lenta y prolongada en el tiempo, pero menos intenso en crecimiento".

En este sentido, la patronal alerta de que "la contribución del factor trabajo va ser negativa hasta 2015 y será cero desde 2016 a 2020 en media, a pesar de los efectos beneficiosos de la reforma laboral". La CEOE califica de "prudente y coherente" el escenario macroeconómico presentado en el Programa de Estabilidad, aunque matiza que las previsiones para el periodo 2013-2015 "pueden estar levemente sesgadas al alza", si no se cumple el objetivo de déficit público del 5,3 por ciento, comprometido con Bruselas en 2012.

Más impuestos

En consecuencia, añade el informe, "el ajuste fiscal debería ser mayor en los años posteriores", lo que impediría alcanzar la senda de recuperación prevista, "con el impacto negativo que tendría en la prima de riesgo y en la creación de empleo". Un exceso de optimismo el que advierte CEOE , especialmente en las previsiones de ingresos del Gobierno, que se verán afectadas negativamente por el deterioro de la demanda interna, la caída del empleo, la contención salarial, la menor actividad empresarial y la reducción de las bases imponibles.

Todo un conjunto de factores que pueden obligar al Ejecutivo de Rajoy a "adoptar medidas adicionales de subidas de impuestos a las ya adelantadas para tratar de contener el déficit público".

En el capítulo relativo a la reforma del sistema financiero, la organización empresarial hace una valoración global positiva de las medidas del Gobierno, aunque critica la "falta de determinación de las autoridades monetarias para sanear algunas instituciones financieras".

Recuerda también que "las nuevas exigencias de saneamiento tendrán un impacto restrictivo a corto y medio plazo sobre el crédito al sector privado, debido a la presión para alcanzar los objetivos de cobertura de riesgo".

El informe de la patronal insiste en su propuesta de reforma del sistema de pensiones para revisar los parámetros de cotización y de pensión percibida en función de la evolución de la esperanza de vida. Y, en el ámbito del mercado de trabajo, echa en falta algunas medidas adicionales en materia de intermediación, empleabilidad, reducción de la dualidad, flexibilidad interna y absentismo.

Asimismo, y dentro de una valoración global "positiva del esfuerzo reformador del Gobierno", CEOE muestra también sus divergencias en ámbitos como educación, sanidad o justicia, donde las medidas, dice, "son de carácter presupuestario, destinadas a limitar la demanda y al ahorro de costes, pero no son reformas estructurales en sí mismas, que impliquen un cambio de modelo en la gestión de los recursos o de su propio funcionamiento.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud