Economía

Rogoff: "Puede que el euro no llegue ni al final de esta década"

Kenneth Rogoff

El ex economista jefe del FMI, Kenneth Rogoff, analiza las posibilidades de supervivencia del euro en una Unión Europea como la actual. Su conclusión es clara: tiene poco futuro.

Rogoff asegura en El País que para que Europa siga teniendo una moneda única, si eso es lo que se quiere, se requeriría, como mínimo, "una confederación con más centralización de la autoridad en materia de impuestos y otras políticas que la que los líderes europeos imaginan para la eurozona".

Rogoff habla de una unión monetaria con enormes diferencias de ingresos y niveles de desarrollo y apunta que "a menos que se logre una integración política y económica más profunda, puede que el euro no llegue al final de esta década".

"El euro no prosperará sin centralización".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum32

PEPE
A Favor
En Contra

y si es Alemania la que sale del euro loque provocaria la devaluacion del eruo y aumento de las exportaciones ?

¿ Tan mala seria la idea ?

Puntuación -2
#25
pepes
A Favor
En Contra

y si es Alemania la que sale del euro lo que provocaria su devaluacion y aumento de las exportaciones, incremento del empleo y reactivacion economica?

¿ Tan mala seria la idea ?

Puntuación -1
#26
arturof
A Favor
En Contra

Aquí hay un 24 , mayllo S.U.B.N.O.R.M.A.L !!

Puntuación 1
#27
yo mismo
A Favor
En Contra

cando los ricos crean q ya han ganado bastante y los pobres sean mas pobres todavia se acabara la crisis. el mundo lo manejan los poderosos y sin escrupulos magnates, ellos haran lo q qieran porq nadie puede pararlos.... yo lo tengo asumido

Puntuación 1
#28
Uno con años
A Favor
En Contra

Estos comentarios interesados los dicen los enemigos de EUROPA,

DIVIDE Y VENCERAS y así un competidor menos.

Europa unida es una gran economía como USA, dividida no tanto.

Puntuación 0
#29
El euro, un gran burbujon, consecuencia de la liquidez, y gigantescas utilidades globales
A Favor
En Contra

Si la volatilidad de los mercados entre 2008 y 2011, dejó alguna enseñanza, esta fue que, a pesar de la atracción que produjeron las monedas asiáticas sobre los inversores, del escaso potencial de salvación del proyecto europeo y de las ganancias obtenidas por el oro durante la última década, los inversores institucionales siempre se resguardan comprando dólares.

En una nota publicada por el sitio de finanzas MarketWatch, el cronista David Callaway cuenta haber visto en Londres a un ejecutivo de ventas sénior lanzando una campaña para promover al yuan de China como moneda de reserva global. Pero desde la presentación cuenta, que el índice DXY, que mide al dólar contra una canasta de seis divisas internacionales, ha ganado 4%.

Y ahora tenemos que los pronósticos para el futuro de China se muestran menos claros para 2012 y otros mercados emergentes. Además, en Europa, siguen las turbulencias.

Los inversores siempre compran dólares, no importa el contexto. Lo hacen cuando los bancos europeos se ven débiles o incluso cuando los bancos de Estados Unidos se ven débiles. Cuando Estados Unidos perdió su calificación de deuda triple A por parte de Standard & Poor’s, el mercado dejó asentado el interés de los inversores por activos del país norteamericano. El rendimiento de los Bonos del Tesoro se mantuvo en 2% e incluso menos, y se superaron con record todas las expectativas de demanda privada (la demanda, cuadruplico la oferta), factor que sorprendió a los analistas. Por su parte, el índice DXY ha subido más de un 6% desde la reducción de la calificación a principios de agosto desmintiendo las ansiedades iniciales.

Mientras los inversores estiman que los mercados volverán a la vida a partir enero de 2014, el dólar es la única alternativa, hasta entonces. Lo que habrá que mirar con mucho cuidado será si el dólar mantendrá su fuerza cuando el miedo cese y los titulares de los diarios ya no sean tan negativos, sumado a la posibilidad de que Europa y China inicien un nuevo esfuerzo en el 2013 para hacer frente a sus problemas económicos.

Para los “ grandes bancos y los mercados globales “, es importante que los líderes europeos “salven “ a la moneda única, al menos, por uno, dos, o tres años. Lo que permitiría a la mayor cantidad de entidades financieras europeos, quebradas, o en vías de estarlo, digerir la desaparición del euro.

Pero la idea del resurgimiento del euro como una moneda de reserva fuerte ya es indefendible. En cuanto al yuan, 2013 podría darle lugar a su aparición en escena, siempre y cuando China deje de manipularlo y permita un comercio más transparente. Pero también necesita grandes reformas políticas, jurídicas y perder la dependencia del mercado estadounidense, sin el cual el milagro industrialista chino, no es viable. Por el momento, lo único que se puede hacer es sentarse y esperar.

Lo que estamos presenciando es un cambio de tendencia. No es que se prefiera al dólar como la mejor alternativa dentro de todas las opciones, sino que es la única creíble y absolutamente segura. La prolongación o el final de la crisis en Europa, y la desaceleración económica en China, determinarán en parte, la suerte de Estados Unidos: una recuperación económica rápida o recesión algo más prolongada. Asimismo, los datos del momento sugieren claramente que, Estados Unidos es el que está tirando del carro para salir del abismo económico. La conclusión es una tendencia a la compra de dólares.

Con el seguimiento de los mercados financieros, día a día, semana a semana, o incluso sólo un par de veces al mes, es fácil quedar atrapado en el fragor del momento, ya sea en las acciones tecnológicas, de ETFs de mercados emergentes, energías alternativas y más. Pero a menudo los movimientos más voluminosos se dan en períodos más amplios. De cualquier forma, miremos el ejemplo del amigo dorado: en la última década, el oro ha cuadriplicado su valor.

El cambio de tendencia sobre el dólar viene incubándose desde tiempo. Lo interesante es que, cuando esta nueva corriente se consolide, no importará quién sea el presidente en Washington o si es un año electoral o no. Los políticos estadounidenses sólo “ responden “ a las migraciones de activos globales. Ellos no las manejan, comenta Callaway en su análisis.

La era de la ingeniería financiera y la banca de inversión global, fue muy pobre para el dólar dado que hubo cosas muy interesantes para comprar. Espejismos y falsos milagros con pies de barro. Ahora que los inversores han sufrido en carne propia, o mejor dicho, han descubierto la fragilidad latente del mercado, están volviendo al confort y la seguridad de la divisa estadounidense.

Puntuación 2
#30
beltenebros
A Favor
En Contra

R.I.P Euro

Puntuación -1
#31
ROJIBLANCO
A Favor
En Contra

YO LO QUE CREO QUE YA ESTA BIEN DE QUE SAQUEIS A TODA ESTA GENTE METIENDO MIEDO LO QUE SEA SERA PERO A VER LO QUE HAY QUE EMPEZAR HACER YA ES MANDAR MENSAJES DE OPTIMISMO LA GENTE YA ESTA BASTANTE ASUSTADA VAMOS A CAMBIAR LA MANERA DE DAR INFORMACION A LA GENTE VAMOS A GENERAR OPTIMISMO METIENDO MIEDO NO PODEMOS SEGUIR Y SACANDO ARTICULOS COMO EL DEL SEÑOR ESTE O NIÑO BECERRA LO UNICO QUE HACEN ES ASUSTAR MAS A LA GENTE

Puntuación 0
#32